Semanario Expresión up

WALTER ALVA ALVA: IMPULSOR DE LA ARQUEOLOGÍA MODERNA EN EL PERÚ

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 974

  comentarios   

Desde su trabajo como supervisor de los monumentos arqueológicos de Lambayeque, iniciado en 1975, hasta hoy, como director del Museo Tumbas Reales de Sipán, el arqueólogo Walter Alva Alva, se mantiene como uno de los referentes más importantes en el estudio de la cultura mochica, por lo que ha sido reconocido por el Estado Peruano y la comunidad científica internacional.

 

Nacido en la provincia de Contumazá, Cajamarca, Alva Alva estudió Arqueología en la Universidad Nacional de Trujillo, asumiendo en 1977 el cargo de director del Museo Nacional Brüning de Lambayeque, siendo uno de los principales defensores del patrimonio histórico local y tenaz luchador contra el huaqueo y saqueo de sitios arqueológicos.

 

En ese contexto, en 1987, junto a un equipo de arqueólogos y estudiantes, con el apoyo de la Policía Nacional, se enfrentó a los profanadores de Huaca Rajada, monumento ubicado en jurisdicción de Zaña, lo que permitió el inicio de trabajos de investigación que dieron como resultado el hallazgo de la tumba del Señor de Sipán, en julio de ese año, descubrimiento que alcanzó resonancia mundial debido a que por primera en la historia de la arqueología peruana se encontraba el contexto funerario completo de un gobernante del antiguo Perú.

 

ANTES DE SIPÁN

Walter Alva había sido becado en 1976 por la Fundación Ford para Investigaciones Arqueológicas; en 1979 por el Servicio de Intercambio Académico Alemán, y entre 1983 y 1984 por el Instituto Arqueológico Alemán, lo que le permitió tener conocimientos avanzados en el proceso de excavación, organización e interpretación de los hallazgos de Sipán, que han dado al país una teoría concreta sobre la estratificación social de la civilización mochica y la importancia político, religiosa y militar que tuvo hace más de mil 750 años el personaje de la tumba de Huaca Rajada.

 

Antes del descubrimiento que marcó su carrera como arqueólogo y revolucionó el ejercicio de esta profesión por la aplicación de una metodología científica de avanzada en el país, Alva Alva fue comisario peruano en la exposición “Perú a través de los milenios”, desarrollada en Alemania en 1983, y comisario para la exposición en el Museo del Hombre, en París.

 

Ha trabajado en diversos proyectos arqueológicos como el realizado en la costa norte del Perú por la Universidad de Austin – Texas, en las excavaciones en el complejo de Salidas de Chao, financiado por la Universidad Católica del Perú y como responsable estudios en los valles de Jequetepeque y Zaña, auspiciados por la Fundación Ford.

 

También ha tenido participación como responsable del proyecto arqueológico de Udima – Cajamarca y en el registro de geoglifos del valle de Zaña; en el proyecto Morro de Eten, en el proyecto Batán Grande – La Leche, con la Universidad de Princenton – Estados Unidos, así como en las investigaciones de los Murales de Úcupe, y en Purulén.

 

Recientemente su trabajo como investigador ha estado vinculado a proyectos como el del complejo Ventarrón – Collud – Zarpán; Sipán (temporada 2007), El Chorro – Pomalca, Cerro Corbacho – La Otra Banda, Poro Poro – Udima, Congona – Cañaris, y otros más.

 

PROMOTOR CULTURAL

Luego de la recuperación y restauración de las piezas halladas en Huaca Rajada, en las tumbas del Señor de Sipán, el Viejo Señor y el Sacerdote, que retornaron al Perú en marzo de 1993, Walter Alva fue cocurador y coordinador de la Exposición Internacional “Tumbas Reales de Sipán”, realizada en New York, Los Ángeles, Houston, Detroit y Washigton, cuyos fondos sirvieron para concretar en la construcción del museo del mismo nombre en la ciudad de Lambayeque.

 

La exposición también llegó al Salón de Arte y Exposiciones de Bonn – Alemania entre el 2000 y el 2001. Al año siguiente asumió la dirección del Museo Tumbas Reales de Sipán, cargo que desempeña hasta hoy.

En el 2006 fue cocurador y coordinador de la Exposición Internacional “El Señor de Sipán: Misterio y esplendor de una cultura preinca”, realizada en el Museo Arqueológico de Alicante – España, y de la Exposición Internacional “Los Tesoros del Señor de Sipán”, en la Pinacoteca de Sao Paulo – Brasil, en el 2007.

 

Tiempo después, en el 2008, el Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo – PNUD lo invitó a formar parte de su Consejo Consultivo, y en el 2011 fue elegido miembro de la Comisión Consultiva Nacional del Ministerio de Cultura. Este año, Walter Alva fue incorporado como miembro honorario del Instituto de Estudios Andinos, con sede en Estados Unidos, y elegido como primer vicepresidente de la Cámara de Comercio y Producción de Lambayeque.

 

RECONOCIMIENTOS

Alva Alva ostenta una serie de premios y distinciones por su proficua labor como arqueólogo e investigador. Recientemente recibió el grado de Doctor Honoris Causa de la Universidad Señor de Sipán, título que también le han conferido las universidades Alas Peruana, de Piura, San Martín de Porras, Nacional de Trujillo, Federico Villarreal, San Luis Gonzaga de Ica y Particular de Chiclayo.

 

Es, además, Profesor Honorario de las universidades San Cristóbal de Huamanga, Hermilio Valdizán de Huánuco, Católica Santa María de Arequipa y Pedro Ruiz Gallo de Lambayeque. También Investigador Asociado del Museo Natural de Historia de los Estados Unidos.

 

Tiene distinciones de la Fundación Clover y la Universidad de Piura, del Ministerio de Cultura; de las municipalidades de Lambayeque, Chiclayo, Trujillo Huánuco y de Santiago de Surco; Las Palmas Magisteriales en el grado de Amauta; de los gobiernos regionales de Lambayeque y Cajamarca; la Medalla de Honor del Congreso de la República; la Cruz Peruana al Mérito Militar en el grado de Comendador y la Orden del Sol del Perú en el grado de Gran Oficial. A esto se suman los reconocimientos internacionales y sus membresías.

 

Alva Alva ha publicado libros, artículos científicos y participado como productor y asesor de diversos documentales relacionados a la cultura mochica y el descubrimiento del Señor de Sipán. 

Deja tu Comentario