Semanario Expresión up

CECILIA FERRÉ CALDERÓN: ONCE AÑOS DANDO SALUD A TRAVÉS DE LA NUTRICIÓN

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 934

  comentarios   

Cecilia Ferré Calderón, es nutricionista y propietaria del centro nutricional Nutrice. Ella tomó la decisión de estudiar nutrición debido a su preocupación constante por la salud de las personas. “Me pareció una carrera con una perspectiva a futuro buena, y me permite ayudar a que las personas lleven una buena alimentación”, asegura.

 

Tiene 21 años como nutricionista graduada de la Universidad de Chiclayo y 11 dedicados a Nutrice. Por su experiencia, Ferré Córdova puede asegurar que ha visto cambios beneficiosos en la salud y autoestima de los pacientes que llegan a su consultorio por ayuda.

 

Ostenta una maestría en Gerencia de Servicios de Salud, y postgrados en Auditoría Médica y Obesidad Infantil. Además de tener su empresa, Cecilia Ferré ejerce como jefa del Servicio de Nutrición de las Fuerzas Armadas Región Norte y como directora de la revista y boletín Nutrice.

 

En junio de este año, recibió otro postgrado en Alimentación Fisiológica por la Universidad de Aconcagua, en Argentina. Del mismo modo, en julio adquirió la Certificación en Flores de Bach por el Bach Center Institute of England.

 

NUTRICE

“Nutrice nació hace 11 años como parte de un sueño de mejorar la calidad de vida de las personas por medio de una atención personalizada, basada en el concepto de que cada individuo es un mundo y merece una atención nutricional de acuerdo a sus necesidades”, explica.

 

Esta empresa nutricional comenzó a brindar sus servicios un 4 de diciembre del 2004. Asimismo, Nutrice también brinda su servicio de asesoramiento nutricional a empresas, instituciones, colegios y universidades a través de evoluciones y diagnósticos, talleres y charlas sobre educación nutricional.

 

“Con cariño y esfuerzo concretamos la meta de quienes llegan a nosotros, todo gracias al trabajo y la capacitación nacional e internacional, tratando de mejorar cada día y de brindar lo mejor”, comenta Ferré Calderón.

 

Dentro de los servicios que se ofrecen en Nutrice están el tratamiento para obesidad y sobrepeso con metodología de coaching y alimentación fisiológica; el tratamiento nutricional en enfermedades crónicas degenerativas (cáncer, colesterol alto, triglicéridos altos, hipertensión, diabetes, gota, gastritis, hígado graso, enfermedades hepáticas); dietas especiales por edades: niños, jóvenes, adulto joven y adulto mayor; regímenes saludables familiares; loncheras escolares y asesoría en menús balanceados.

 

Por otro lado, también ofrece talleres de autoestima y crecimiento personal con el método “Sana tu vida”, asesoría nutricional a domicilio y servicio especial con personal training, talleres de alimentación fisiológica y terapia de flores bach, estas últimas conocidas por ayudar en tratamientos de diversas situaciones emocionales como miedos, soledad, estrés y obsesiones.

 

“Este año agradeceré a Dios por seguir dándome la sabiduría de poder ayudar a mis pacientes dándoles lo mejor. Para el aniversario de este año tendremos una celebración entre todos los que formamos parte de Nutrice”, expresa.

 

ALIMENTACIÓN SALUDABLE

La alimentación es importante desde que la persona es un bebé. Según explica Cecilia Ferré, si se lleva una buena nutrición desde el embarazo el recién nacido contará con mejores perspectivas de salud. “Debemos educar a nuestro niños y padres de familia en tener una alimentación balanceada, para así tener un sociedad con menos enfermedades crónicas degenerativas”, señala.

 

“Los regímenes nutricionales se deben adecuar al estilo de vida de cada persona teniendo en cuenta su edad, estado físico y salud. No hay regímenes que sean generales y aplicables para todos”, explica Cecilia Ferré.

 

Sin embargo, añade que lo que sí se dan son algunas recomendaciones como tomar ocho vasos de agua al día, limitar la ingesta de sal, moderar a no más de dos copas de alcohol durante la semana (de preferencia debe ser vino tinto seco), consumir pescado tres veces a la semana y dar prioridad a las carnes blancas en vez de las rojas.

 

Igualmente, deben utilizarse productos lácteos y realizar ejercicios por lo menos tres días a la semana durante 45 minutos. “Si uno quiere estar saludable, además de una buena alimentación y la actividad física, que son la dupla perfecta para llevar un buen estilo de vida, también debe meditar, realizar caminatas diarias y vivir en paz”, recomienda.

 

Aunque existan distintas dietas que se impongan por moda o temporadas del año, la Cecilia Ferré afirma que lo importante no está solo en la pérdida de peso gracias a una dieta, si no en la enseñanza al individuo de comer sano e ir adquiriendo nuevo hábitos alimentarios que brinden un cambio en su vida.

 

Hay un método que se acomoda a esto de enseñar a los pacientes nuevos hábitos y es la alimentación fisiológica, una técnica que consiste en mostrar las claves para emprender una reeducación alimentaria definitiva, debido a que brinda las herramientas adecuadas para no solo perder peso, sino mantenerlo.

 

“La alimentación fisiológica es una método muy bueno que aprendí en Argentina y ahora lo enseño en talleres para que las personas sepan comer solo por hambre estomacal y no solo por ganas o ansiedad”, indica Cecilia Ferré.

 

El término metabolismo está muy relacionado con la pérdida de peso, este es el conjunto de cambios físicos y químicos que se producen dentro del cuerpo humano para obtener energía. Estos permiten la síntesis de nuevos materiales como tejidos corporales y hormonales.

Un buen metabolismo permite funcionar, crecer y desarrollarse correctamente si realiza todas las funciones del organismo. La nutricionista asegura que el ejercicio y la alimentación saludable son claves para llevar un buen metabolismo. “Los excesos de carbohidratos enlentecen el metabolismo, por ello definitivamente deben retirarse las bebidas carbonatadas y la comida chatarra de la dieta”, explica.

 

Por otro lado, el sobrepeso no es el único problema con el que debe luchar la sociedad, pues existen otros tipos de trastornos alimenticios relacionados con la pérdida de peso, y que atacan comúnmente en la adolescencia.

 

Estos trastornos como la anorexia, la bulimia y la vigorexia, entre otras enfermedades, afectan principalmente la percepción física que tiene el paciente que sufre de estas enfermedades, proyectando así una imagen errónea de su cuerpo, creando un sobrepeso que no existe.

 

Mucho de estos trastornos alimenticios, se deben a la baja autoestima de la persona que se ve influenciada por factores como la moda y la cultura. Entre otros factores están los psicológicos, como la depresión y ansiedad.

 

“Esta clase de trastornos deben ser tratados por un equipo médico multidisciplinario, que cuente con un nutricionista, psicólogo y psiquiatra. De acuerdo al avance del paciente se va definiendo que es lo que se le dará, pero lo básico es enseñarle a comer y a perder el miedo a engordar cuando se come saludablemente”, expone.

 

Cecilia Ferré Córdova tiene muchos proyectos que irá desarrollando poco a poco. Por ahora ya ha logrado algunos como realizar cursos en el extranjero, por ejemplo. Su consultorio, Nutrice, continúa creciendo y ella asegura que seguirá brindando el mejor servicio personalizado todos sus pacientes.

 

Deja tu Comentario