Semanario Expresión up

MALDITA DULZURA: LA TIENDA VIRTUAL DE ACCESORIOS DE EXCLUSIVIDAD FEMENINA

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 980

  comentarios   

La necesidad y los altos precios para adquirir accesorios femeninos fueron la motivación para Vanessa Sánchez Martínez para que iniciar su propia tienda virtual hace dos años. La emprendedora planea aumentar la gama de productos, así como registrar la marca para un proyecto que traería la apertura de tiendas físicas.

 

El 26 de agosto la tienda virtual de accesorios Maldita Dulzura cumplió dos años en el mercado brindando una diferente gama de artículos femeninos.

 

Vía Facebook o Wasap (por su adecuación al castellano), su creadora Vanessa Sánchez, estudiante de Psicología, es contactada por gran cantidad de mujeres chiclayanas que han encontrado en la tienda una oferta económica y accesible a este tipo de productos.

 

UNA NUEVA OPCIÓN

Desde las épocas del colegio, Vanessa Sánchez siempre tuvo la atracción a las ventas. La emprendedora afirma que vendía a sus compañeras unas pulseras que ella misma fabricaba para así ganar su propio dinero.

 

“Maldita Dulzura nació con la idea inicial de comprar accesorios para mí, es decir, yo los compraba en tiendas como Do iT, pero los precios acá no son muy accesibles y algo elevados”, cuenta.

 

Vanessa Sánchez buscó la forma de obtener estos productos a un precio mucho más reducido y consiguió, por recomendación de amistades, a un proveedor de Hong Kong que actualmente le envía los productos directo a su casa.

 

Los accesorios que la joven estudiante adquiría eran del agrado de muchas de sus amigas en la universidad y decide, apoyada con el éxito y facilidad de contacto en las redes sociales, crear un espacio virtual para mostrar los productos que importaba.

 

Actualmente, Maldita Dulzura tiene más de siete mil 300 seguidores en Facebook y más de mil 600 en Instragram.

 

CRECIMIENTO

A raíz de Maldita Dulzura, su fundadora ha iniciado cursos de administración con la intención de hacer crecer su negocio.

 

“Creo que una gran ayuda ha sido el hecho de salir en la televisión. La gente no confía comprar por Internet al desconfiar de las fotos o de la persona que lo entrega. El hecho que ya te vean en la televisión y vean los productos te hace más confiable y que puedan acceder más rápido”, afirma.

 

La dinámica de la Maldita Dulzura consiste en pactar una hora con el posible comprador para que pueda probarse y ver el producto antes de adquirirlo. Con el paso del tiempo, Vanessa Sánchez ha logrado organizar un mostrador amplio en su casa donde exhibe todo lo que está disponible.

 

“No atiendo todo el día, la visita es previa cita. Me dicen a qué hora pueden venir y se prueban los accesorios. Algunas veces vienen por un collar y se terminan llevando dos o tres”, expresa.

 

Asimismo, la creadora afirma que evita en lo posible importar el mismo diseño en un producto. “Trato que los productos sean exclusivos y no se repitan. Vendo máximo dos productos del mismo diseño. Puedo decir que los productos son inéditos y nadie más los vende en la ciudad”, afirma.

 

PRODUCTOS

Desde 20 soles se pueden adquirir productos como collares, pulseras, maquillaje, pestañas, bolsos y accesorios de Hello Kitty. Además, aproximadamente cada dos semanas se va renovando el stock.

 

“Traten de cuidarlos del agua y de los perfumes, porque son fantasía y no van a durar toda la vida. Entonces, yo les digo cómo tienen que cuidarlos, separarlos con los pañitos y que no rocen mucho”, recomienda.

 

En dos años de experiencia Vanessa Sánchez asegura que las mujeres chiclayanas tienen diferentes gustos, desde los collares más grandes hasta los más pequeños y delicados.

 

“Siempre recomiendo que entre sus accesorios deben tener básico un dorado. Además, trato de traer colores por temporadas, quizá en invierno colores más oscuros, ahora con la primavera serán más claros como color pastel o verde”, manifiesta.

 

Por otro lado, las ganancias por producto vendido oscila entre el 30 y 50 % del precio original. “Trato de ponerle precios accesibles. Yo he comparado precios en Lima y, por ejemplo, si yo vendo un collar a 25 soles, allá lo venden a 70 u 80”, asegura.

 

NUEVOS PLANES

Vanessa Sánchez está próxima a registrar su marca ante el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual – INDECOPI, con la finalidad de formalizarse y dar pie a futuros proyectos como la creación de tiendas físicas por departamento.

 

“Estoy pensando en poner un local y tener sucursales no solo aquí en Chiclayo, sino, en Piura o Trujillo también. He propuesto lograrlo en un plazo máximo de dos años”, asegura.

 

Además, Maldita Dulzura también piensa en complementar su gama de productos con ropa y calzado.

“De repente si vienes por accesorio, terminas también llevándote unos zapatos. Además, quiero que la ropa que venda sea de fiestas, pues a las mujeres no nos gusta repetir los vestidos. Nosotras las vamos renovando constantemente para ir a una discoteca, esto sería una de las posibilidades para vender”, indica.

 

+ NOTICIAS:

  • Pueden comunicarse con Vanessa Sánchez al 970388578.
  • Además, pueden encontrar la tienda en Facebook como Maldita Dulzura y en Instagram como @malditadulzura_store.

Deja tu Comentario