Semanario Expresión up

A PROPÓSITO DE LO QUE SUCEDE: QUEMA DE PASTIZALES Y BOSQUES

Escribe: James Rojas Bazán (*)
Edición N° 989

  comentarios   

Desde tiempos ancestrales, en las zonas altoandinas de nuestro país, se ha generalizado la mala costumbre de quemar los pastizales con la finalidad de “atraer la lluvia”, lo cual es una práctica muy peligrosa, que generalmente se intensifican cuando hay escasez de lluvias, o lo que se denomina el verano para la zona de sierra.

 

Esta práctica la realizan generalmente los campesinos, con la finalidad de renovar los pastizales, también es producida por la deforestación y quema de los bosques, para incorporar nuevas áreas de tierras a la agricultura, estos son los causantes de grandes incendios, y como dijimos, lo más lamentable y triste es que se queman los pastizales para “atraer la lluvia”, lo cual es un mito que debe ser erradicado por completo a lo largo y ancho de nuestro país, ya que por ser una mala práctica que se realiza sin ningún control, y  sin tener las mínimas medidas de seguridad, y lo que es peor sin considerar que al producirse la quema de los cerros y bosques, el movimiento ascendente del calor y el humo origina corrientes de aire que incrementan el viento y se aviva el fuego por los movimientos convectivos de la atmósfera.

 

El fuego, es el elemento natural más común de la naturaleza, por lo tanto el mal uso que se hace de él en el sector rural trae consecuencias devastadoras para el ser humano y para el medio ambiente, ya que una vez originado y salido de control, los costos económicos para la recuperación de las áreas afectadas son muy altos, y el tiempo que se requiere es largo.

 

DAÑO AL ECOSISTEMA

Uno de los principales problemas que se originan, es el daño al ecosistema, la degradación de los suelos, el exterminio de la micro fauna y la biodiversidad del suelo,  y además a todo ello  se suma la generación de humo que contamina el aire por la emisión de gases de efecto invernadero. 

 

También se crea un desbalance ecológico que destruye el habitad de los animales. El humo afecta a las comunidades aledañas y las rutas de comunicación;  la quemazón de los pastizales también produce grandes cantidades de ceniza, que son las originarias de fuertes daños a la salud. En resumen los incendios contaminan el agua, el suelo y el aire, afectan la flora y la fauna silvestre.

La Organización Mundial de Alimento y Agricultura  - FAO, de las Naciones Unidas, publicó un comunicado el 31 de mayo de 2007, en el cual se informó a todos los países del mundo que los incendios forestales consumen cada año unas cinco mil 130 millones de toneladas de biomasa y libera tres mil 430 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera, que junto a las emisiones humanas, causan el efecto de invernadero y el cambio climático.

 

La FAO advirtió que el cambio climático aumentará la incidencia y la gravedad de los incendios en zonas como Norteamérica y el mediterráneo, regiones en las que el aire es cada vez más caliente y la disminución de la lluvia en verano provocará un aumento de los fuegos.

 

Las campañas de concientización y educación deben centrarse en las personas, "que son la causa principal de los incendios", indicó el jefe del Servicio de Desarrollo de Recursos Forestales de la FAO, Peter Holmgren. A la fecha estos datos deben ser mucho mayores.

 

INCENDIOS FORESTALES

Según publicaciones e informaciones de los medios de comunicación masiva del país, son diez las regiones donde se han producido incendios forestales solamente la última semana: Los departamentos afectados por el fuego son La Libertad, Pasco, Lambayeque, Áncash, Tumbes, Piura, Ayacucho, Lima, Huancavelica y Cajamarca.  Estos devastadores incendios, ya han cobrado y seguirán cobrando vidas humanas, se ha destruido miles de hectáreas de pastizales y bosques, inclusive de zonas declaradas reservas naturales y zonas arqueológicas.

 

Los esfuerzos que vienen desplegando Defensa Civil, las rondas campesinas, autoridades locales, en varios casos son insuficientes, por las limitaciones de implementación existente en las zonas donde son provocados estos siniestros. Es se suma urgencia que las Regiones, los Municipios, el sector educación, la policía, el Ministerio Publico, Ministerio de Agricultura, Ministerio del Medio Ambiente, la Defensoría del Medio Ambiente, ONGs, Colegios profesionales, y la población en general se tome conciencia para educar y prevenir estos desastres, en una primera instancia y porque no para sancionar a los responsables de este terrible daño ecológico.

 

La educación y concientización del campesinado, es de vital importancia y se les debe enseñar, que esta práctica, en lugar de ayudarlos, los está llevando cada vez más a la pobreza y la miseria, ya que la quema de pastizales y bosques, origina los siguientes daños: Contaminación del suelo, del aire y del agua; afecta a las plantas, los animales, y especialmente al ser humano; elimina millones de microorganismos benéficos, tales como hongos, algas, bacterias, protozoarios y vertebrados del suelo, en los cuales se incluyen ácaros, lapas, caracoles, centípedos, arañas, nematodos, gusanos y hormigas. Todos ellos llevan a cabo procesos físicos y biológicos necesarios para un ecosistema saludable, incluyendo el reciclaje de nutrimentos, la remoción de desperdicios, se afecta la estructura del suelo y la retención de la humedad. Los fuegos de pastos o de los bosques causan daños severos, además de un desbalance al ecosistema, que en muchas ocasiones el sistema puede tomar varios años en recuperarse. El fuego, origina efectos negativos sobre vida silvestre. Además, tiene efectos negativos sobre los suelos: Cambia el pH de la superficie del suelo hasta un 0.4-0.5, los convierte  en suelos sumamente ácido, limitando la disposición de los nutrientes para las plantas, produce la esterilización del suelo, no permite la infiltración de agua al subsuelo, por lo tanto se incrementa la escorrentía superficial, que causa la erosión y el transporte de sedimentos. Reducción de la humedad. Y si ya no hay cubierta vegetal,  aumenta la radiación solar y la exposición al viento· Muerte de microorganismos beneficiosos. Disminución del potencial de producción y productividad de los cultivos. Incrementa los índices de pobreza del campesinado.

 

(*) Ingeniero Agrícola. 

Deja tu Comentario