Semanario Expresión up

INDECI: CUATRO DISTRITOS NO CUENTAN CON PLAN DE CONTINGENCIA ANTE EL FEN

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 947

  comentarios   

A pesar de la disminución del riesgo de un Fenómeno El Niño de magnitud extraordinaria, las autoridades distritales, provinciales, regionales y del gobierno central continúan desarrollando actividades de prevención ante esta alteración climática. Por otro lado, se especula también una sequía en el norte de país, perjudicando a los agricultores, quienes no podrán desarrollar sus cosechas adecuadamente. Agustín Basauri Arámbulo, jefe de la oficina regional del Instituto Nacional de Defensa Civil – INDECI, regresa a Chiclayo con la finalidad de afrontar la problemática de los próximos meses.

 

“Asumí el cargo el primero de enero de este año. Soy chiclayano de nacimiento y hasta el 2012 estuve como director regional del INDECI, luego he trabajado en el Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres – CENEPRED”, comenta.

 

Agustín Basauri llegó a la ciudad por una coordinación del jefe institucional del INDECI, quien le solicitó asumir el cargo en un período donde podría presentarse con mayor gravedad o no el Fenómeno El Niño – FEN.

 

Trabajos de prevención

Refiere que el Sistema Nacional de Gestión de Riesgo y Desastres le otorga competencias al Instituto Nacional de Defensa Civil en tres procesos: preparación, respuesta y rehabilitación.

“Nos da competencias normativas y en algunos casos exclusivas de conducción, básicamente los responsables de la implementación de la gestión de riesgo son los municipios distritales y provinciales, así como el gobierno regional”, explica el jefe regional del INDECI.

 

Es por esta razón que la institución ha realizado un diagnóstico situacional de las diferentes dependencias de toda la región. “Hemos observado un gran avance en el trabajo de preparación ante el FEN, liderado por el gobierno regional a través del Centro de Operaciones de Emergencias Regional – COER, con ayuda del ingeniero Carlos Balarezo, quien ha participado en esta integración y preparación ante el peligro eminente que es el FEN”, manifiesta.

 

Se determinó la realización de actividades con las entidades del gobierno nacional. “Cuando se estaba gestando el FEN a mediados del 2015 se le entregó dinero al Ministerio de Agricultura y Riego – MINAGRI, para que a través del Programa Subsectorial de Irrigación – PSI, entrara a realizar actividades de descolmatación, limpieza y encauzamiento en los ríos de la región. Ese es el escenario en el que se ha trabajado”, describe Agustín Basauri.

 

Se ha invertido en las cuencas de la región Lambayeque un aproximado de 81 millones de soles para obras de estas características, pero aun así es insuficiente según el jefe regional del INDECI, puesto que existen más puntos que deben de ser descolmatados y limpiados porque “el período de ejecución ha sido corto y el presupuesto insuficiente para tanta demanda”.

 

Este déficit se centra básicamente en la cuenca del Taymi Antiguo, de La Leche y en el Zaña, que se encuentran pendientes de ejecución. “Ahora tenemos otra gran posibilidad, porque a través de un convenio de cooperación interinstitucional con el Gobierno Regional de Lambayeque – GRL, el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento está brindando maquinaria pesada para el trabajo en ciudades”, sostiene Basauri Arámbulo.

 

LO QUE SE TIENE Y LO QUE FALTA

En Lambayeque existen 35 plataformas de Defensa Civil de nivel distrital, tres a nivel provincial y una regional. De las 39, cuatro de ellas no cuentan con planes de contingencia ante el FEN, pero todas sí tienen grupos de trabajo y plataformas de Defensa Civil; el problema principal es la operatividad de estas, ya que a pesar de contar con profesionales designados, roles y competencias, muy pocas se mantienen operativas (realizan reuniones continuas), o no cuentan con planes o actividades que les permita coordinar y articular.

 

“Cuando hemos asumido el cargo identificamos esta problemática y estamos en plena intervención de 16 municipalidades que son las que tienen antecedentes de El Niño y que necesitan entrar en operatividad. Las hemos dividido en municipalidades de la cuenca el Taymi, La Leche, el Zaña y el Chancay; estamos en el proceso de implementación”, enumera.

 

Este programa inició el 18 de enero y se llevará a cabo la quincena de febrero, se encuentran incluidos los distritos de Pueblo Nuevo, Mesones Muro, Picsi, Ferreñafe, Jayanca, Pacora, Íllimo, Mórrope, Lambayeque, Oyotún, Nueva Arica, Úcupe, Monsefú, La Victoria, José Leonardo Ortiz y Chiclayo. “También vamos a coordinar acciones para un simulacro regional que nos permita ver cómo es que podemos ver el tema del emplazamiento y distribución de equipos de primera respuesta ante el FEN”, agrega el jefe regional del INDECI.

 

A través del Gobierno Regional de Lambayeque se coordina el alcance de los planes de contingencia que permitan el diagnóstico del territorio para ver qué acciones se pueden realizar y coordinar con las entidades. Si una municipalidad no cuenta con su plan de contingencia no afrontará una emergencia de la forma más adecuada, haciendo que niveles superiores (provincial y regional), asuman responsabilidades que debieron ser atendidas por el distrito, según considera Agustín Basauri.

 

Los cuatro distritos que no cuentan con plan de contingencia son Monsefú, Picsi, Nueva Arica y Pátapo. “Hemos solicitado a los distritos tomar acciones de manera inmediata, actualicen sus documentos y presenten la información a fin de reforzar su capacidad de respuesta pensando en la rehabilitación”, señala.

 

El escenario cambió en el último trimestre del 2015 con la reducción de los indicadores sobre el FEN, pasando del nivel extraordinario al moderado, lo cual generaría lluvias puntualizadas que generarán inundaciones y desbordes en algunos puntos focalizados. “Estamos incidiendo mucho en que se mantenga la operatividad de las plataformas, que se coordinen las acciones de respuesta con el gobierno regional y con nosotros para dar una respuesta adecuada en el menor tiempo posible”, expone el representante del INDECI.

 

Trabajan a la par con el PSI, el Proyecto Especial Olmos – Tinajones – PEOT, Provías Nacional y Departamental, el Obispado de Chiclayo (a través de Cáritas) y el Ministerio de Defensa (conformado por el ejército, la fuerza aérea, la marina y la policía).

 

“Hemos tenido una reunión el último lunes donde se les ha informado del estado situacional de la región frente al FEN y ellos nos han comentado que están disponiendo de un batallón de oficiales del ejército que cuenta con conocimientos en ingeniería, específicamente en transportes, para que refuercen el aspecto de la transitabilidad, abastecimiento, traslado y ayuda humanitaria”, indica Agustín Basauri.

 

Actualmente se cuenta con un lote de 60 unidades de maquinaria pesada (pertenecientes al Ministerio de Vivienda y al gobierno regional), según informa Basauri Arámbulo. “Podemos indicar la presencia de cargadores frontales, excavadoras, volquetes, torres de iluminación para trabajar por las noches, camas bajas para transportar la maquinaria, plantas de tratamiento y cisternas de agua, cisternas para el combustible, compresoras, grupos electrógenos, cortadoras de concreto, rodillos, cargadores, mini cargadores y toda una maquinaria fuerte que se encuentra a custodia del gobierno regional, pero a disposición de trabajos de preparación y de respuesta, dependiendo del caso, en coordinación con las municipalidades”, detalla.

 

Independientemente el INDECI cuenta con 15 mil botellones de diez litros de agua cada uno para atender a los damnificados. Asimismo, se está coordinando con el gobierno regional para identificar los sectores y las entidades que pudieran desarrollar algunas actividades de descolmatación, encimado y otras que reduzcan vulnerabilidades.

 

ALERTAS Y TRABAJO CONTINUO

En relación a las probabilidades de presentarse una sequía en el norte del país, el jefe regional de INDECI recomienda tener en cuenta los antecedentes de El Niño de los años 82 – 83 y 97 – 98.

“En el primero hubo déficit de precipitación pluvial que generó una sequía y luego se presentó la demasía de las lluvias, mientras que en el segundo las lluvias intensas predominaron el escenario. Ambos escenarios son normales y podrían presentarse, estamos a la espera de cómo se comporte el clima en vista del inicio de febrero, cuando inician las lluvias, estabilizando el tema agrario”, manifiesta.

 

Independientemente de ello el MINAGRI implementa un plan de contingencia en once departamentos del centro y sur del país donde la situación es peor que en el norte. “Si a finales de febrero no mejora el clima ni se incrementan las lluvias y escasea el recurso hídrico, las autoridades seguramente elaborarán un plan para solucionar esta problemática”, agrega Basauri Arámbulo.

 

En relación al trabajo de emergencias sísmicas, el jefe del INDECI considera que este es más complicado a comparación con la prevención frente al FEN. “Para mala suerte la población de la región no cuenta con experiencia alguna de un sismo significativo, por ende lo vemos lejano y no hay la sensibilidad ante esta clase de eventos y la respuesta que se debe tener”, alerta Agustín Basauri.

 

Por esta razón, señala, es importante el trabajo continuo tanto en escuelas como universidades para que dentro de cinco a diez años se puedan ver resultados significativos en la formación de una cultura antisísmica. “Tenemos que lograr la participación de la población en esta clase de eventos”, culmina el representante del INDECI.

Deja tu Comentario