Semanario Expresión up

COLEGIO SAN AGUSTÍN: FORMANDO LÍDERES CON CONCIENCIA ECOLÓGICA

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 959

  comentarios   

En el marco de las Bodas de Oro del Colegio San Agustín se presentó el proyecto denominado “2R: Reducir y Rehusar 2016”, actividad realizada por el Día del Planeta, la cual estuvo a cargo del coordinador general Miguel Delgado Leyva, profesor de Ciencias Experimentales de la institución. Los estudiantes realizaron diversas presentaciones artísticas, tecnológicas y teóricas sobre la importancia de cuidar el medioambiente.

 

Desde el 2013, el Colegio San Agustín fomenta el cuidado medio ambiental del planeta entre el alumnado, los docentes y padres de familia. Por ello, cada año se realiza un proyecto con enfoques diversos. El proyecto eco-agustino de este año está dirigido a la reducción del consumo y contaminación de residuos, y el rehusar las materias para crear nuevos objetos.

 

“Está vinculado al cuidado medioambiental, sin embargo la característica resaltante del reducir y rehusar es la sostenibilidad en el tiempo. Está enfocado para cada uno de los integrantes que conforman la familia agustina, en el que se busca la toma de conciencia en favor a la tierra, generando así líderes activos”, explica Miguel Delgado.

 

Los objetivos principales del proyecto son inicialmente generar una cultura ecológica y la conciencia del cuidado del medio ambiente desde el alumnado hacia el exterior. La aplicación de las 2R: rehusar y reducir, son las herramientas claves del proyecto, ya que “gracias a estas se contrastaría la contribución de la contaminación del planeta”.

 

“Hay cosas que no se pueden tener ya en uso, pero tienen una cualidad que es el reutilizarlas. Al rehusar los objetos se produce la segunda causa, que es el reducir, y en este caso se reduciría la compra excesiva de las cosas y, por ende, la contaminación. El reducir abarca la participación de todas las personas, ya sea en alto o menor grado, que fomentaría la contribución al cuidado de los ecosistemas”, comenta.

 

Delgado Leyva considera que toda institución orientada hacia cualquier actividad debe tomar en cuenta los mecanismos para el cuidado del planeta, señalando que a través del reciclaje, el reutilizar y reducir, son las herramientas que todos deben emplear para generar así una conciencia ecológica a nivel local y nacional.

 

“El trabajo de tomar conciencia no es sencillo, porque puede quedar primeramente como algo teórico, pero lo que deseamos es que se concrete en la práctica. Queremos prolongar la vida del planeta, y para salvaguardarla necesitamos que cada uno, iniciando como ciudad, empecemos a cuidar de nuestro ambiente, para poder ser así ejemplo. La meta se cumplirá cuando todos los entes participantes tomen conciencia de lo que es el cuidado del planeta. Es un tema que no solamente se debe impulsar desde un colegio, también deben tomar conciencia y participación las empresas y el Estado, para lograr así la conciencia ecológica de país”, indica.

 

ECO-AGUSTINOS

Cada año se establecen nuevos objetivos y una visión de resultados a largo plazo en los proyectos eco-agustinos para crear a fondo una cultura medio ambiental sólida. La misión de este año, no ha sido plasmarla a través de trabajos experimentales, sino del fortalecimiento del pensamiento ecológico con la presentación de trabajos y exposiciones sobre la importancia de las 2R.

 

“Queremos establecer un mensaje en la persona para que se aplique a lo largo de los años. No buscamos que sea aprendido solo por el Día de la Tierra y que ahí quede todo, lo esencial es formar líderes ecológicos en la ciudad, que promuevan actividades en que se empleen las 2R, y así cuidar nuestro planeta de manera responsable”, advierte.

 

Los trabajos expuestos han sido realizados por los alumnos desde el segundo grado de primaria hasta el quinto de secundaria, los cuales transmiten el mensaje del rehusar y reducir. A través de la creatividad, cada aula realizó una presentación diversa sobre cómo es posible aplicar las 2R en la vida cotidiana. Asimismo, diversas exposiciones sobre el cuidado medioambiental y también cómo utilizar elementos reciclados como apoyo de estudio en las exposiciones de diferentes materias.

 

“Los objetivos plasmados en el proyecto eco-agustino, realizado por los docentes y alumnos, se basan en promover la cultura ecológica como un deber, donde todos deben participar activamente. Asimismo, el Colegio San Agustín quiere fortalecerse como un ambiente institucional agradable al planeta, formando la conciencia crítica y reflexiva en un clima de fe y tecnológico. Se busca el cambio de la mentalidad actual, que es de producción y consumo, por una de fines de carácter humano, enfocada en la conservación y cuidado”, expone.

 

2R: REHUSAR Y REDUCIR

En las actividades realizadas por el Día del Planeta se presentó una obra teatral que escenificó la destrucción del planeta, la cual tuvo como mensaje el no esperar a que seres de otros planetas invadan la Tierra para generar una conciencia de cambio. Los alumnos personificaron a la naturaleza y la acción excesiva del hombre en sus actividades económicas, plasmando la destrucción del planeta en manos de la humanidad, siendo esta la única responsable y capaz de realizar el cambio.

 

Asimismo, se recitó un poema en inglés sobre la importancia del reciclaje, idioma extranjero enseñado tanto al nivel primario y secundario, el cual tiene un grado de importancia para la formación del estudiante en el colegio, titulado ‘Let’s Recycle’, que significa ‘Vamos a reciclar’. Además, el coro tomó participación en las presentaciones cantando ‘Soy parte de las 2R’, canción ganadora del concurso interno por el Día del Planeta.

 

En la presentación de trabajos se mostró la creación de fólderes realizados por el aula del quinto de primaria, cuyos alumnos utilizaron diversos materiales reusables para la elaboración de estos. La característica resaltante de la exposición del trabajo fue el pensamiento empresarial del alumnado, que había calculado los gastos y ganancias del producto en una situación de venta, teniendo como resultados una ganancia mucho mayor que los gastos.

 

Asimismo, se encontraba el aula del segundo de secundaria, quienes habían construido un robot reciclador a partir de las piezas mecánicas del taller de robótica del colegio. El robot estaba equipado de dos sensores, ultrasonido y luz y color, los cuales le permitía identificar los espacios, a través de la propagación de ondas, para arrojar la basura. De esta manera, el robot trabajaba mecánicamente llevando y dejando los residuos en su lugar.

 

El trabajo del aula de segundo de primaria fue la creación de un camión reciclador de basura con las piezas de lego, en tanto los alumnos explicaron que la ciudad y las personas debían tener el compromiso con estos vehículos que ayudan al cuidado medioambiental. Además, los alumnos del tercero de secundaria elaboraron artículos de opinión sobre la contaminación actual del planeta y la importancia de las 2R en el idioma inglés, creando sus afiches con materiales reciclables como CD, tapas de botellas, recortes de periódicos, etc.

 

Las exposiciones en los cursos demandan creatividad y habilidad, es por ello que el aula del cuarto de secundaria explicó el tema de la Primera Guerra Mundial y los aviones y buques de batalla con elementos reciclables. Desde un panel marítimo hasta los primeros hidroaviones utilizados en la guerra, fueron elementos que ayudaban a realizar una exposición diferente y audaz a través de las 2R. También se realizó la presentación en inglés sobre el Fenómeno El Niño – FEN, con la que se buscó, de manera creativa, a través de un juego, mostrar cuánto sabían los asistentes del fenómeno natural y de sus causas como también sus consecuencias y prevención.

 

Por último, los alumnos del quinto de secundaria  fomentaron el conocimiento del proyecto Chiclayo Limpio, impulsado por la municipalidad y la cooperación suiza. Ellos consideran que la falta de conocimiento sobre el proyecto en la ciudad y la poca motivación juvenil en la participación de sus actividades, impiden que Chiclayo sea un lugar amigable con el medio ambiente.

 

Los alumnos del quinto de secundaria indican que a través de las 2R se reduciría el principal problema de la ciudad, que es la acumulación de basura en las calles, siendo una de las actividades de aporte para el proyecto Chiclayo Limpio. Reusando y reduciendo el consumo excesivo de productos, el alumnado agustino señala que la ciudad se convertiría en el ejemplo del norte y del país en conciencia ecológica.

 

“Todo esto es parte de nuestro día a día y no podemos ser observadores pasivos de la destrucción de nuestro hogar, por ello es momento de actuar. Si tú reciclas, separas la basura, cuidas el uso del agua, respetas tu ambiente y procuras generar menos desperdicios, estás colaborando en grande y, sobretodo, das el ejemplo. Buena parte de nuestro desarrollo personal implica conectarnos con el mundo que vivimos. Cuidar el medio ambiente significa ser mejor persona y respetar la generosidad del universo, por lo que el propósito es no quedarse quieto ante la pasividad del resto. Tenemos las capacidades para realizar acciones que generen el cambio”, concluye Delgado Leyva, agregando que la meta es Chiclayo se convierta en un conservador activo, hasta lograr el cambio real en nuestro planeta.

Deja tu Comentario