Semanario Expresión up

FRENTE DE DESASTRES NATURALES: AVANZA DESARROLLO DE CAPACIDADES EN EL VALLE LA LECHE

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1085

  comentarios   

La Mancomunidad del Valle La Leche ejecuta con apoyo de la cooperación europea el proyecto de desarrollo de capacidades frente a fenómenos naturales, iniciativa que beneficia a los municipios y la sociedad civil de Mochumí, Túcume, Íllimo, Pacora, Jayanca y Mórrope.

 

Wendy Paredes Castañeda, gerente general de la mancomunidad, comenta que para desarrollar el proyecto la Unión Europea aporta el 90 % de los recursos y las seis municipalidades beneficiarias el 10 %, restante. Además, reciben apoyo de la ONG SIDAR Antonio Raimondi.

 

La iniciativa busca desarrollar un mejor trabajo en cuanto a planificación territorial, pero con un enfoque de gestión de riesgo, considerando que estos seis distritos  ubicados en la parte baja del Valle La Leche de por sí son vulnerables geográficamente, sumado a la vulnerabilidad poblacional e institucional.

 

TRABAJO CONJUNTO

Wendy Paredes sostiene que con el desarrollo de capacidades se apunta a desempeñar un mejor trabajo junto a la sociedad civil, a fin que esta acompañe en el proceso, esté debidamente informada y sea parte de la toma de decisiones.

 

“En el Valle La Leche es necesario tener conocimiento y un manejo integral de la cuenca que nace en la parte alta de Pítipo, pero que se extiende a lo largo de estos seis distritos y afecta a las poblaciones de Íllimo y Pacora, principalmente, cuando se desborda el río La Leche”, dice.

 

Uno de los componentes más importantes del proyecto es la planificación territorial, trabajo que el Gobierno Regional de Lambayeque ya ha iniciado a través del proceso de ordenamiento y zonificación. Sin embargo, la mancomunidad apuesta por un enfoque de toda la cuencas del Valle La Leche, por ello se prevé un Plan de Gestión de Riesgos y un compendio cartográfico, que será una herramienta útil para las municipalidades y todas las instituciones en caso ocurra una emergencia.

 

“Una de las deficiencias con los distritos es que planifican de manera aislada su desarrollo. Incluso las municipalidades no cuentan con un Plan de Desarrollo Urbano, entonces también vamos a contribuir con un proceso de asistencia técnica a estas seis municipalidades para no esperar a que vengan consultores de fuera y hagan el documento”, expresa.

 

LOGROS

La mancomunidad inició en el año 1998 cuando ocurrió el Fenómeno de El Niño, pero se formalizó en el 2008 y a partir de ahí desarrollaron un plan concertado que arribó en una serie de proyectos.

 

En el Valle La Leche se gestó la partida para el proyecto La Calzada, que sirvió de insumo para los primeros estudios. Lograron también que se deje sin efecto el cobro del peaje a la carretera Panamericana Norte antigua tras las lluvias e inundaciones del año pasado, debido al estado ruinoso de la vía.

 

“Logramos el financiamiento a través del FONIPREL no solo para estudios de La Calzada, sino también para elaborar los estudios de limpieza pública y manejo de residuos sólidos y ese es uno de los grandes proyectos que trabajamos con el Ministerio de Economía”, indica.

 

Paralelo a eso trabajan el proyecto de la Vía de Evitamiento que va desde Mochumí hasta Jayanca, el cual está aprobado a nivel de perfil y se espera se pueda asignar los recursos para la formulación del expediente definitivo y su ejecución.

 

“Como mancomunidad conformada por distritos dependemos mucho de la provincia. No puede haber un Plan de Desarrollo sin la aprobación de la Municipalidad Provincial de Lambayeque y en este caso Lambayeque no cuenta con un Plan de Desarrollo Urbano, entonces tendría la provincial primero que aprobar el suyo para después los distritos seguir el mismo camino”, menciona.

 

Agrega que con la llegada de Alexander Rodríguez Alvarado, acalde de Mochumí y presidente de la mancomunidad, a la alcaldía provincial desde enero del 2019 se tendrá una ventaja para viabilizar la iniciativa. Además, con la Unión Europea se trabajará una programación multianual de inversión junto a los funcionarios con el objetivo de unir esfuerzos.

 

“Uno de los temas que nos preocupa es el del agua potable contaminada con arsénico en Mórrope y ahora en Pacora, y otros proyectos que están dentro del Plan de Reconstrucción de Lambayeque pero que tienen un retraso alarmante”, asegura.

 

“La mancomunidad es una unidad ejecutora que trabaja proyectos interdistritales. Es más fácil que seis vayamos a hacer una gestión porque así tenemos más ventaja en comparación a que cada distrito vaya independientemente”, finaliza. 

Deja tu Comentario