up

JOIS MANTILLA CARBAJAL: “Hay rumores de un probable asilo político para la señora Fujimori”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1208

  comentarios   

  • Reconocido periodista analiza el escenario post electoral en el país.

Jois Mantilla Carbajal es periodista, productor, realizador de audiovisuales y consultor, con una amplia experiencia en medios nacionales e internacionales, y en esta ocasión analiza para Expresión el momento político nacional, incluidos los posibles escenarios una vez que los organismos electorales proclamen a quien resulte gane la presidencia del país.

¿Qué opinión le merece el comportamiento de los actores políticos de Fuerza Popular y Perú Libre, tras las votaciones de la segunda vuelta presidencial?

Lamentable, porque lejos de generar la tranquilidad que la mayoría de la población esperaría, lo único que se está haciendo hasta el momento es extender la incertidumbre. Evidentemente hubo irregularidades que no faltan en ningún proceso electoral. Al principio la candidatura de la señora Keiko Fujimori hablaba de fraude en mesa, ha ido bajando y moderando un poco el tono y ahora habla de irregularidades. Que han sido numerosas, eso sí es evidente.

De ambos lados han impugnado actas y mesas de votación, evidentemente mucho más del lado de la señora Fujimori. Esa actitud de impugnar e impugnar parece que fuera parte de una estrategia para extender la definición de la elección. Ahora están pidiendo la auditoría del software que usa la ONPE, se habla de personajes oscuros que habrían operado con Perú Libre para copar las mesas de votación y eso lo que hace es enturbiar y enrarecer el aire, en épocas en las que vivimos no solo una crisis sanitaria, sino también una crisis económica sin igual en las últimas décadas, producto de malas decisiones del gobierno anterior.

La situación está muy complicada y parece que no se va a tranquilizar. Yo pienso que se va a agudizar un poco más. Se están movilizando algunos grupos rumbo a la capital para reforzar las expresiones callejeras de Perú Libre y por el lado de la señora Fujimori están aumentando las demandas para tratar que el Jurado Nacional de Elecciones acepte los pedidos de nulidad de actas. Esta situación es muy compleja, con un pronóstico reservado.

Julio César Castiglioni, abogado de Fuerza Popular, ha dicho a Expresión que lo sucedido es un fraude electoral. ¿Cree que este haya existido en lo real, considerando que para que un fraude se configure debe haber el concurso de todo el aparato electoral para favorecer a un determinado candidato antes, durante y después de las votaciones, tal como sucedió en el 2000?

No creo que las tres entidades: RENIEC, ONPE y Jurado Nacional de Elecciones hayan participado de un plan, pero sí existen evidencias y reportes de Puno, Junín, Apurímac y otros lugares en los que no pudo haber personeros de Fuerza Popular porque eran amedrentados y amenazados por seguidores de Perú Libre.

También es cierto que Fuerza Popular no ha tenido capacidad para poner personeros en las mesas.

¿Y por qué no se denunció eso el día de la elección? ¿Existen denuncias ante los jurados especiales, la ONPE, la Defensoría del Pueblo, las fiscalías o la Policía Nacional?

Lo que ha pasado no ha sido una decisión de partido, sino de algunos malos elementos de Perú Libre que ha impedido que los personeros de Fuerza Popular si quiera se presenten en los centros de votación.

No hay manera de probar lo que ha pasado, porque es poner la palabra de una persona contra la de otra, es como pedir coima con factura.

Esas expresiones, repito, no ha sido a nivel de partido, sino de algunos seguidores de Perú Libre que lamentablemente han manchado el proceso de alguna forma.

¿Lo sucedido justifica pedidos como el del excongresista Víctor Andrés García Belaunde para que se anulen las elecciones y se convoque a un nuevo proceso?

Lo he escuchado. Muy pocas elecciones en el país han tenido resultados tan ajustados como este. A diferencia de otras elecciones en las que los márgenes han sido mayores, en esta ocasión es necesario prestarle atención hasta al último voto y eso obliga a denunciar todas las irregularidades.

El cuestionamiento a las firmas de los miembros de mesa, por ejemplo, puede resultar exagerado, porque hay personas que no están acostumbradas a firmar, y por ello la firma que aparece en el DNI es distinta a la que han consignado en las actas. Sin embargo, existen sí otros hechos que se deben investigar. En mi opinión, lo que le corresponde al Jurado Nacional de Elecciones es atender todas y cada una de las observaciones y los pedidos de nulidad.

Recordarán que después de la primera vuelta, Rafael López Aliaga denunció fraude, pero como ya todos estábamos concentrados en la segunda vuelta no se le hizo caso. El problema con él es que siendo un poco deslenguado su reclamo no parecía tan serio.

Ahora bien, ¿una nueva elección en la que también se elija a los congresistas? ¿Y qué hacemos con los que ya recibieron credenciales? No tengo la respuesta a lo que ha planteado García Belaunde, por eso mejor enfatizo en estas interrogantes.

Para algunos analistas lo que el fujimorismo estaría buscando es generar dos escenarios: uno que propicie un golpe de Estado contra Pedro Castillo, una vez que asuma el gobierno de ser proclamado ganador de las elecciones, y otro en el que Keiko Fujimori se considere una perseguida política y pida asilo en alguna embajada para sustraerse de la acción de la justicia respecto al pedido de prisión por 30 años que pesa en su contra. ¿Coincide con estas hipótesis?

Ninguno de los escenarios me sorprendería. Conozco de rumores sobre un par de embajadas que estarían siendo tentadas para un probable asilo político de la señora Fujimori. Son dos embajadas de países latinoamericanos.

Con un escenario, como el que tiene la señora al frente, con la justicia respirándole en la nuca, con la posibilidad de no estirar más su investigación cinco años si es que no gana las elecciones, sin la posibilidad de revertir el resultado de las votaciones, es probable que esté barajando otras opciones. Con la pericia que tiene ella postulando tres veces a la presidencia, es posible ese escenario.

Sería muy irresponsable que todo el reclamo que está haciendo tenga solo fines personales. La inestabilidad que hay en el país al no definirse un presidente hace que los especuladores eleven el precio del dólar, que las cosas empiecen a subir y con ello se afecte todos los índices de precios, desde el combustible hasta el pan.

Llamar a un golpe de estado por parte los militares, creo que no tendría mucho éxito. Por la información que tengo, no existe el interés de meter las botas militares en el terreno político, los militares están sujetos a cumplir con su mandato, no son deliberantes de acuerdo a la constitución. Sin embargo, tenemos el antecedente de 1962, cuando la elección se definía por muy pocos votos y los militares dieron un golpe para convocar a nuevas elecciones.

Lo más probable es que por el lado de la señora Fujimori se estiren los reclamos, mientras que por el lado del señor Castillo se harán todos los esfuerzos para forzar una proclamación de parte del Jurado Nacional de Elecciones.

Leer más


JORGE DEL CASTILLO: “Hubo una trampa sistemática en muchas mesas de votación”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1208

  comentarios   

  • El excongresista aprista pide que se haga una auditoría electoral.

Aunque no se atreve a calificar de fraude lo ocurrido en la segunda vuelta presidencial, el excongresista y ex secretario general del Partido Aprista Peruano, Jorge del Castillo Gálvez, asegura que sí existió una trampa sistemática en muchas mesas de votación, sobre todo en los lugares más alejados del país, donde Fuerza Popular no pudo colocar suficientes personeros.

“Lo que ha habido es una trampa sistemática en muchas mesas de votación. En los lugares alejados del país, en los que no ha habido personeros, ya sea por descuido o lejanía, allí han ‘blanqueado’ a Keiko Fujimori. No tuvo votos en las mesas donde sí tuvo en la primera vuelta o no hubo votos blancos, donde ante sí. Parece que todos se los han adjudicado a Pedro Castillo. Eso es trampa”, afirma.

Indica que también puede considerarse como trampa el que se haya impugnado sin justificación aparente votos que le eran favorables a Keiko Fujimori, tal como se demostró después en las audiencias públicas de los Jurados Electorales Especiales.

“Hay que esperar lo que dictamine el Jurado Nacional de Elecciones sobre los pedidos de nulidad de 800 actas. Se estima que esto tomará un par de semanas e incluso 20 días. ¿Esto nos podría llevar a la nulidad completa de las elecciones? No me atrevería a decir una cosa así, aunque se han escuchado algunas voces en ese sentido”, sostiene.

Auditoría

Jorge del Castillo señala que una alternativa para conocer con precisión la voluntad popular es la que sugirió el expresidente de Colombia Andrés Pastrana, que consiste en desarrollar una auditoría electoral, tal como ocurrió el 2019 en Bolivia, cuando la Organización de los Estados Americanos – OEA, auditó los comicios generales que dieron como ganador a Evo Morales en su cuarta reelección.

“En Bolivia, la OEA demostró que hubo fraude, lo que significó la caída de Evo Morales. Esta auditoría no es novedosa, es un procedimiento usual que se utiliza en casos de gran discusión. Podemos pedirle a la OEA que lo haga, pero también hay otras organizaciones como el Instituto Internacional para la Democracia y Asistencia Electoral – IDEA Internacional”, asevera.

Apunta que esto ayudaría a que el mandatario que salga elegido tenga gobernabilidad, pues sin un nivel de entendimiento mínimo será imposible consensuar. Refiere que la opción política que pierda sentirá que le han robado la elección y se convertirá en una oposición sistemática, si es que no se revisa voto por voto el escrutinio de la segunda vuelta.

Ejecutivo

Por otro lado, Del Castillo Gálvez cuestiona que el presidente Francisco Sagasti haya llamado a los miembros del entorno cercano de Keiko Fujimori y Pedro Castillo, cuando lo que debió hacer es convocar a ambos candidatos para pedirles que serenen los ánimos y esperen el resultado final.

“En lugar de eso, el presidente Sagasti optó por un camino indirecto que no sé si ha sido mal interpretado, pero lo concreto es que no logró el objetivo de generar consenso” subraya.

De igual forma, critica que el Ministerio de Defesa haya decidido iniciar un proceso legal contra 64 ex altos mandos de las Fuerzas Armadas, quienes suscribieron un pronunciamiento en el cual advirtieron “dudas razonables sobre la manipulación de la documentación electoral”.

“Este comunicado lo han firmado 64 generales, tenientes generales y vicealmirantes, pero ahora resulta que la ministra de Defensa (Nuria Esparch) los amenaza con enjuiciarlos. Me parece una tontería sin sentido, que demuestra la insensatez con la que alguna gente maneja la política”, asevera.

No obstante, resalta como positivo que la Cancillería haya emitido una nota de protesta, dirigida a los embajadores de Bolivia y Nicaragua, rechazando que los mandatarios de ambos países hayan reconocido a Pedro Castillo como presidente electo, cuando este aún no ha sido proclamado por las instituciones del sistema electoral.

Visión de país

Por otro lado, menciona que el tema de fondo en esta elección ha sido la permanencia en democracia, sobre la base de la economía social de mercado, que le ha permitido al Perú crecer en los últimos 20 años.

“No creo que el modelo haya fracasado, lo que pasa es que el crecimiento ha sido insuficiente, dado el atraso histórico de la nación, pero el Perú avanzó en las últimas dos décadas, por supuesto, lo que pasa es que hemos caído a causa de la pandemia, que es un fenómeno internacional. Eso no quiere decir que no valga lo que hemos avanzando en reducción de la pobreza, del analfabetismo, de la anemia infantil, en el acceso a los servicios básicos, etcétera. Yo defiendo el desarrollo de un sistema que ha sido bueno para el país”, argumenta.

Leer más


PROMOTOR Y FUNDADOR: Nelson Espinoza: 36 años al servicio de la UDCH

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1208

  comentarios   

  • El profesor cesante está convencido de que la universidad conseguirá el licenciamiento.

Si hay alguien que conoce a la Universidad Particular de Chiclayo – UDCH, desde su gestación es Nelson Espinoza Guerrero. A sus 75 años, el catedrático, quien hoy tiene la condición de docente ordinario principal cesante, recuerda que fue un 3 de julio de 1983 cuando fue elegido por unanimidad como presidente de la Asociación Civil Educativa del Norte – ACEN, con el objetivo de cristalizar la creación de la Universidad Particular de Chiclayo.

Apunta que le tomó dos años a su gestión adecuar el proyecto de creación de la universidad a la Ley N° 23733, antigua Ley Universitaria, después de lo cual empezó la lucha por lograr su aprobación en el Congreso, lo cual ocurrió el 15 de diciembre de 1984, tras haber sido aprobado primero en la Cámara de Diputados, observado por la de Senadores y devuelto a la cámara baja.  Él considera que aquella fecha ocurrió un milagro, pues aquel día se debatía la Ley de Presupuesto y no había cabida para ingresar otros proyectos.

“El presidente de la Cámara de Diputados me había dicho el día anterior que era imposible que mi proyecto ingresara. Le pedí que me diera una alternativa y me dijo que si antes de las 12:00 se aprobaba la Ley de Presupuesto podían hacerlo ingresar. Y así fue, todas las fuerzas políticas me apoyaron. Un cuarto para las 12:00 el presidente del Senado Manuel Ulloa suspendió la sesión por problemas internos y dio por aprobado el presupuesto funcional. Se levantó la sesión y en 15 minutos sacamos la aprobación por insistencia y se creó la universidad”, recuerda.

Crecimiento

Señala que después debió hacer gestiones para que el proyecto se apruebe, pues había sido observado por el entonces ministro de Educación André Cardo Franco. Resalta que conversó con el presidente Fernando Belaúnde Terry, quien le aseguró que en mérito a su perseverancia lo ayudaría. Si bien no firmó la ley, esperó que pasara el plazo de 15 días y habló con Manuel Ulloa, quien era presidente de la Comisión Permanente del Congreso, para que él firme y promulgue la Ley N° 24086, mediante la cual se creó la universidad el 11 de enero de 1985.

"Allí empezó otra etapa, la de organización y funcionamiento de la universidad, que también fue difícil, porque no teníamos los recursos económicos. La promotora me eligió para presidir la comisión organizadora. Creamos el centro preuniversitario, que por entonces no existía ni en la Universidad Pedro Ruiz Gallo. Gracias a este conseguimos 900 alumnos y así empezamos clases el 29 de octubre de 1985 con las facultades de arquitectura y obstetricia”, detalla.

Menciona que dos años después, en 1987, se ampliaron las escuelas profesionales de tecnología médica, educación inicial y educación secundaria. Posteriormente, se construyó el local de la urbanización Miraflores y el de la calle Juan Manuel Iturregui. En total, Espinoza Guerrero dirigió las riendas de la UDCH como rector desde el 16 de febrero de 1985 hasta el 4 de junio de 1992, dejándola ya institucionalizada, con la autorización definitiva de funcionamiento.

Otras universidades

Tras perder por un voto la elección para reelegirse como rector, Espinoza Guerrero inició otra etapa en su vida. La Asamblea Nacional de Rectores – ANR, le propuso ir a Huancayo para presidir la comisión reorganizadora de la Universidad Privada Los Andes de Huancayo, cuya autorización definitiva la consiguió 11 meses después. Indica que hoy la citada casa superior de estudios cuenta con 17 edificios propios y ha logrado el licenciamiento institucional.

“A mí me la entregaron esa universidad prácticamente para cerrarla y allí la tienen. Después pasó un par de meses y la Asamblea Nacional de Rectores, que me creía bombero para apagar incendios, me llamó para ir a Iquitos a levantar otra universidad. Allí sí me demoré tres años y tres meses, pero también logré que tenga su autorización definitiva de funcionamiento”, precisa.

Procesos judiciales

Sin embargo, la relación de Espinoza Guerrero con la UDCH también ha tenido altibajos, pues ha sido sujeto de siete separaciones, por obra del exrector Alberto Ortiz Prieto. Cuenta que los continuos procesos judiciales para lograr su reposición le ocasionaron un severo perjuicio económico, pero hoy, con la gestión de Danilo Escoba Gutiérrez, ha podido recuperar poco a poco sus remuneraciones devengadas.

“He sido sujeto de siete separaciones de la universidad de forma casi permanente, yo ingresaba y el extinto rector me volvía a sacar. No entendía eso realmente (…)  A ese señor yo le di trabajo. Como cristiano católico no le guardo rencor, lo he perdonado. Yo estuve a punto de perder mi casa, tuve que vender mi carro, ya que el Poder Judicial es un poco lento y la última separación fue de dos años”, asevera.

Legado

Espinoza Guerrero asegura que hoy las primeras promociones que salieron de arquitectura y obstetricia están ubicadas en los mejores puestos de trabajo, tanto a nivel nacional como internacional. Apunta que estos profesionales están bastante preocupados por la obtención del licenciamiento de la universidad. Sobre el particular, Espinoza Guerrero se muestra confiado en que lograrán la ampliación de dos años para el cese de la universidad.

“Creo que los tiempos han cambiado, la SUNEDU nos está mirando con ojos diferentes a los de antes, de cuando estaba el extinto rector, en cuya gestión hubo todo un enfrentamiento vicioso que generó la denegatoria del licenciamiento, pero ahora estamos en otra gestión y queremos sacar esto adelante”, sostiene.

+ NOTICIAS:

  • El 18 de junio, el Consejo Universitario de la UDCH realizará una ceremonia de investidura en la cual se le otorgará a Nelson Espinoza Guerrero la distinción honorífica de profesor emérito.

Leer más


JULIO CÉSAR CASTIGLIONI: “Existe medio millón de votos en disputa”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1208

  comentarios   

  • El asesor legal de Fuerza Popular asegura que agotarán la vía jurisdiccional.

Al 100 % de actas contabilizadas, la diferencia que separa a Pedro Castillo de Keiko Fujimori es de apenas 44 mil 58 votos. Con el pasar de los días, la brecha inicial de 70 mil votos que hubo al culminar el procesamiento de las actas ha ido disminuyendo, debido a la labor de los Jurados Electorales Especiales, que han resuelto las actas observadas por los personeros de las agrupaciones políticas que disputaron la segunda vuelta. Según señala Julio César Castiglioni Ghiglino, asesor legal de Fuerza Popular, aún hay medio millón de votos en disputa.

Esto se debe a que hay un promedio de mil actas que fueron observadas por el sistema de cómputo de la Oficina Nacional de Procesos Electorales – ONPE, las cuales vienen siendo resueltas paulatinamente por el Jurado Nacional de Elecciones - JNE. A estas se suma el pedido de Fuerza Popular de anular 802 mesas de sufragio por presuntas irregularidades.

“Existe medio millón de votos en disputa, que son los que manifestó Keiko Fujimori en conferencia de prensa. El Jurado Nacional de Elecciones ya empezó a ver las actas observadas por el sistema, que son mil, y están en la obligación de también ver las que hemos ingresado nosotros”, comentó.

Plazos

Asimismo, Castiglioni Ghiglino cuestiona que el JNE haya establecido como fecha límite para presentar la solicitud de nulidad de las mesas de sufragio el miércoles 9 hasta las 8:00 de la noche, toda vez que la Resolución N° 0086-2018-JNE no precisa una hora límite. Indica que solo un promedio de 200 pedidos se ingresó antes de la hora en mención.

Al respecto, el segundo artículo de la citada resolución establece que los pedidos de nulidad de las mesas de sufragio deben realizarse dentro del plazo de tres días calendarios contados a partir del día siguiente de la fecha de la elección.

“Yo le pregunto con todo respeto al presidente del Jurado Nacional de Elecciones (Jorge Luis Salas Arenas) ¿en qué parte de la Resolución N° 0086-2018-JNE se habla de que debe ser hasta las 8:00 de la noche? El numeral dos solo establece que los pedidos de nulidad sean en un plazo de tres días hábiles después de la elección. Él no puede cambiar las reglas de juego a su antojo. Si hablamos de días, el día termina a las 11:59 de la noche”, menciona.

Señala que hay algunos Jurados Electorales Especiales que sí han admitido el pedido de nulidad de las mesas de sufragio, pese a que este ha sido después de las 8:00 de la noche, ya que han ponderado el principio de la presunción en la administración de justicia, el derecho a participar en los procesos electorales y a elegir y ser elegidos.

“El presidente del Jurado Nacional de Elecciones, con el aprecio que le tengo, no puede decirnos en una conferencia de prensa de manera unilateral que los pedidos de nulidad se ingresan solo hasta las 8:00 de la noche. Eso lo vamos a pelear con mucha tranquilidad”, define.

Nulidad

Sobre la improcedencia de los pedidos de nulidad por no adjuntar la tasa correspondiente (mil 100 soles), señala que sí se ha cumplido con el requisito, pero por cuestiones propias del sistema del JNE no figura el pago.

“El sistema nos decía que solamente pongamos el número de la tasa, sin embargo, algunos Jurados Electorales Especiales han resuelto que no se presentó la tasa, porque esta entró después. Están atrasados. Sí hay un par de casos donde ha habido un error a la hora de poner el número de la tasa, pero eso es algo subsanable porque el pago sí existe”, refiere.

Asegura que si a pesar de lo descrito el JNE no admitiese los pedidos de nulidad o los declarase improcedentes, Fuerza Popular aceptaría la decisión del órgano electoral, pero se quedarían con la certeza de que les han robado la elección. 

“Si en primera instancia nos deniegan el pedido, apelaremos a segunda instancia. Agotaremos la vía jurisdiccional, pero en ningún momento hemos planteado acudir a organismos internacionales o al Poder Judicial, eso ya sería descabellado. Como abogado litigante permanente en el Jurado Nacional de Elecciones daré la batalla en cada una de las actas que me toque informar. Estamos acompañados de varios colegas que apoyan esta causa”, revela.

Fraude

Por otro lado, el especialista desliza la posibilidad de que haya ocurrido un fraude desde la primera vuelta, pues en su opinión es estadísticamente improbable que un candidato (Pedro Castillo) haya pasado en tres semanas del 2 % de intención de voto al cerca del 20 % como registró al final la ONPE.

Recordó que el excandidato de Renovación Popular, Rafael López Aliaga, denunció un supuesto fraude en la primera vuelta y pidió un nuevo conteo de votos, el cual le fue denegado. A su juicio, esa solicitud no la debió hacer ante el JNE, sino ante la ONPE, y solo en caso de que este pedido le hubiera sido rechazado, recién acudir al JNE.

En tanto, no descarta que se puedan convocar a nuevas elecciones, debido a lo que considera como “severas evidencias de fraude”

+NOTICIAS:

  • Según el ritmo con que viene trabajado el JNE, el abogado estima que aproximadamente en dos semanas se podrían tener los resultados oficiales de la segunda vuelta.

Leer más