up

JOSÉ MORENO SOLANO: “No debemos creer en todo lo que dicen las redes sociales”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1223

  comentarios   

  • El periodista y asesor de Imagen de ENSA exhorta a la población y, especialmente a los comunicadores, a contrastar siempre la información.

Natural de Pucalá, José Moreno Solano es un periodista de larga trayectoria en Lambayeque. El hoy asesor de Imagen Institucional de ENSA recuerda que inició su actividad laboral en 1977, cuando accedió a la convocatoria para un nuevo diario que en aquel entonces se publicaba, llamado ‘La nueva opinión’. Señala que en total se seleccionaron a ocho jóvenes, que en aquel entonces estaban ávidos de dar sus primeros pasos en el periodismo. “Allí nació el trajinar periodístico de quien les habla”, comenta.

Posteriormente, ingresó a trabajar en la revista ‘Chispazo’, junto a periodistas de la talla de Óscar Capuñay, Hugo Ignacio Burga, Claudio Baquedano, Rosa Chambergo Montejo, entre otros, quienes se encontraban bajo la dirección de José Ramírez Ruiz.

Señala que luego en enero de 1982 dio el salto a Radio Delcar, donde condujo un noticiero a la 1:00 de la tarde, de nombre ‘Síntesis’, el cual tuvo mucha sintonía y competía con otro espacio llamado ‘Al rojo vivo’. “Quien ganaba era el público porque había una competencia muy sana entre ambos noticieros”, recuerda.

Señala que el dueño de Radio Delcar, Ricardo Montjoy D´Izalla, tuvo en aquel entonces la iniciativa de adquirir equipos inalámbricos (walkie talkie), los cuales fueron los primeros en llegar al Perú. Indica que a la semana Radio Programas del Perú también adquirió sus propios walkie talkie, pero ya Chiclayo y Radio Delcar había marcado la pauta como los pioneros.

Cambios

Apunta que en 1988 ingresó a trabajar en la Oficina de Relaciones Públicas de la Municipalidad Provincial de Chiclayo, durante el gobierno edil de Julio Fernández de la Oliva. Señala que de aquella época recuerda la transición de la información física a los disquetes, lo cual sirvió para ayudar a quienes trabajaban en las redacciones de los diarios a agilizar la información.

“Antes todo era en físico, te pedían que lleves la nota de prensa con las respectivas fotos. Luego vino el disquete con lo cual se hizo el proceso más rápido. Trabajar en una municipalidad es bastante complejo desde todo punto de vista, pues abarca la problemática de diversos sectores, cuya probación requiere de la atención por parte de las autoridades”, anota.

Señala que otro cambio radical fue el tránsito de las grandes grabadoras a los dispositivos móviles, pasando por los MP3.

Apunta que luego de su paso por la MPCH alquiló un espacio en Radio Chiclayo, donde condujo un noticiero informativo que iba a de 7:00 a  8:00 de la mañana, y luego tuvo una corta experiencia en la Oficina de Relaciones Pública de la Universidad Particular de Chiclayo. Después de ello llegó a la Municipalidad Distrital de La Victoria, durante el gobierno edil del alcalde Segundo Cerdán Guevara.

ENSA

“Después de renunciar a la Municipalidad de La Victoria realicé actividades independientes. Conduje programas de radio, televisión y, posteriormente, un amigo comunicador me dijo que había sido contratado para cubrir una vacante en ENSA del colega José Baxter González, quien había salido de vacaciones por dos o tres meses. Este amigo me dijo que necesitaba una persona que lo apoyara allí. Fui el 14 de enero del 2009, me presentaron a los respectivos funcionarios de la época, llegamos a un acuerdo, y comencé a laborar a partir del día siguiente”, manifiesta.

Señala que a lo largo de su estancia en ENSA ha aprendido que lo más importante es escuchar los reclamos de los usuarios, para quienes los miembros del equipo de Imagen deben estar dispuestos a brindarles toda la información que requieran, en aras de solucionar la problemática relacionada al servicio eléctrico.

“Las necesidades de antes y las de ahora son las mismas, la gente quiere ser escuchada, que sus autoridades los atiendan y entiendan. Para eso estamos nosotros, los encargados de las oficinas de comunicaciones y relaciones públicas, para ser ese nexo entre los funcionarios que buscan ser escuchados y las dependencias donde estamos laborando”, sostiene.

Veracidad

Por otro lado, subraya que hoy la información es mucho más fluida, pero también existe el riesgo de encontrar cada vez más falsas noticias, lo cual exige al público a seleccionar cuál es el medio que brinda una información real, precisa y seria.

“El problema está en que hoy no se contrasta la información. Nosotros no decimos que no se publique, pero si la información se contrastara sería más real y precisa. Si se da una información falsa, se origina todo un problema. Desinformas a tu grupo y lógicamente vas perdiendo credibilidad. Eso te va a quitar peso, seguridad y credibilidad entre tu público objetivo y tú”, aconseja.

Señala que desde ENSA lo que se hace con cada usuario que sube a redes sociales una información inexacta es comunicarse directamente con él, a fin de orientarlo y tratar de solucionarle su problema.

“Últimamente hubo una publicación en la que mencionaban que la empresa no cobraba lo justo a una entidad comercial, pero cuando se realizó la verificación de los datos, esto no era real, pues esa entidad comercial tiene varios locales y en uno de esos el medidor estaba cancelado, es decir, simplemente pagaba el costo fijo, que es el mínimo. Si se le da de baja a ese medidor no tiene consumo. Por eso, no hay que creer todo lo que se dice en redes sociales”, asegura.

Pandemia y jóvenes

Por otro lado, indica que la pandemia pro el COVID-19 obligó a los periodistas a adaptarse al entorno virtual, a fin de no quedar relegado. Por ello menciona como importante la capacitación constante, así como la especialización en el uso de recursos tecnológicos.

En ese sentido, resalta que los docentes en las universidades deben ser más exigentes con los estudiantes, pues las futuras generaciones de comunicadores marcarán la pauta en la construcción de ciudadanía.

“A los jóvenes les digo que si les gusta el periodismo deben saber que esta es una verdadera pasión. Aquí no hay sábados, domingo, feriados ni ocho horas al día. Es un trabajo que muchas veces implica dejar las actividades familiares para cumplir con brindar una información real, oportuna, precisa, clara y precisa. Si les gusta el periodismo, en buena hora. Capacítense, prepárense y tengan ponderación para preguntar en el momento oportuno. Yo lo aprendí de los periodistas que tenían años de trajín y para mí era importante ver cómo se expresaban”, resalta.

Añade que los periodistas de antaño guardaban un comportamiento correcto y hacían preguntas de alto calibre a las autoridades, mostrando siempre respeto y mesura. Aclara que eran preguntas bien definidas, pero sin llegar a ningún tipo de insulto.

“La experiencia me ha enseñado que el periodismo es una muy buena profesión, que el periodista siempre va a ser periodista aquí y en cualquier lugar. Esa experiencia te permite conocer los problemas de tu comunidad y cumplir con la tarea fundamental de orientar, guiar e informar a la población en la elección de autoridades, a fin de que elijan a personas capaces, honestar, transparentes y que quieran trabajar por sacar adelante a su jurisdicción”, asevera.

Leer más


ZULIANA LAINEZ: “La prensa siempre será crítica del poder de turno”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1223

  comentarios   

  • La presidente de la Asociación Nacional de Periodistas – ANP, reflexiona sobre la importancia del periodismo en la construcción de la democracia.

El último fin de semana se realizaron las elecciones al interior de la Asociación Nacional de Periodistas - ANP, siendo elegida como presidente Zuliana Lainez Otero, quien es la primera mujer en asumir este cargo en los 93 años de vida institucional que tiene el gremio. Al respecto, señala que hoy la ANP renueva su compromiso de seguir en la defensa de los hombres y mujeres de prensa, así como en la consecución de mejores condiciones laborales, tanto en Lima como en el interior del país.

“La ANP es la matriz histórica de la prensa peruana, no solo por sus luchas, conquistas e historia, sino por lo añejo de su nacimiento. Es una institución fundada en 1928 por hombres como José Carlos Mariátegui y Luis Alberto Sánchez. Creo que una organización fundada por ellos tiene bastante claro que su ADN recae en el movimiento de trabajadores”, sostiene.

Visión

Lainez Otero señala que la ANP no es un gremio que esté en una competencia cuantitativa por obtener más afiliados, sino que se centra en incorporar a periodistas, tanto de carrera como prácticos, que realicen un buen ejercicio de las labores de prensa y que aspiren a sostener una conducta ética intachable.

“A los presidentes de base les decimos que no somos una organización que se fije como meta incorporar a 200 o 300 agremiados, no. Nosotros ponemos mucho más el acento en lo cualitativo. Queremos buenos periodistas, gente que esté haciendo buen periodismo y que con su actividad prestigien al gremio. De los 22 cargos nacionales que tenemos, 16 vienen de las regiones. Y tenemos un buró con equidad de género: tres hombres y tres mujeres”, indica.

Políticas

Señala que actualmente la ANP tiene 11 mil 335 agremiados, de los cuales siete mil 200 tienen la condición de afiliados plenos, es decir, cuentan con su carnet del año. Sin embargo, la pandemia también ha causado bajas, pues de los 199 periodistas que han fallecido, 30 han sido dirigentes de la ANP. 

Lainez Otero destaca que desde hace 15 años la ANP realiza cada 8 de marzo encuentros nacionales de mujeres periodistas, lo cual ha permitido que muchas de ellas se empoderen en sus propias bases.

“Es un honor ser la primera mujer presidente en 93 años de vida gremial. Pretendo que conmigo se abra el camino a que muchas más compañeras se afilien. En la ANP nunca hemos sido de focalizar una política para un sector específico, pero desde hace 15 años, por ejemplo, se constituyó en el gremio la Secretaría de Género, con la cual hemos trabajado en temas de equidad”, sostiene.

Apunta que los periodistas deben dar el ejemplo en la lucha contra todo tipo de violencia y por ello en el último plenario se aprobó una moción de apoyo para que el Perú ratifique el Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo – OIT, respecto a la violencia y acoso. Sobre el particular, señala que la gestión anterior trabajó en un protocolo contra el acoso en reuniones gremiales a nivel nacional.

Precarización del sector 

En tanto, resalta que una de las mayores preocupaciones de la ANP es el nivel de precarización en el que trabajan los periodistas, el cual se agravó durante la etapa más crítica de la pandemia, sobre todo al interior del país.

“El 70 % de nuestra membresía corresponde a periodistas que vienen de las regiones. Las condiciones de trabajo y el impacto de la prensa concentrada en detrimento de los medios a nivel regional pasan por temas de publicidad, pero no se agosta allí.

Sobre el proyecto de ley planteado por la bancada Perú Libre, que busca “declarar de necesidad e interés nacional la justa y equitativa distribución del espectro electromagnético y radioeléctrico”, destaca que esta iniciativa ha sido ampliamente debatida en el último plenario, pues hubo posiciones a favor como en contra. Fruto de la discusión se arribó al acuerdo de que la intención es positiva, pero el mecanismo no es el más adecuado.

“La ANP no es una institución que a lo largo de su historia haya ido al compás de lo que marca el gran empresariado mediático nacional. Y el proyecto no es ni tan malo como lo pintan los que están en contra ni tan bueno como lo pintan los que lo presentan. Nos parece importante poner estos temas en debate, pues la ANP es de las primeras organizaciones que siempre ha dicho que el otorgamiento de licencias para el usufructo del espectro radioeléctrico debe revisarse, ya que el modelo que tenemos no garantiza el mayor ejercicio de la libertad de expresión”, menciona.

Señala que la conclusión a la que se arribó en el último plenario fue conformar un grupo de trabajo en la ANP, a fin de generar propuestas que coadyuven a mejorar este proyecto, que -menciona- representa una oportunidad para terminar con la pugna entre la gran prensa de Lima y la del interior del país.

“Hay un problema de fondo que es la distribución de licencias para el uso del espectro radioeléctrico, además del abandono histórico en el que vive buena parte de la prensa regional por los criterios de distribución de la publicidad oficial. Lo que la ANP quiere es asumir una postura propositiva desde los periodistas locales y medios regionales para sumar a una discusión que ya está puesta en la mesa”, sostiene.

Pedro Castillo y la prensa

Por otro lado, refiere que desde la asunción de Pedro Castillo Terrones como mandatario la ANP ha tenido que pronunciarse en cuatro ocasiones por vulneraciones al trabajo de la prensa. Recuerda el caso de Tiffany Tipiani, reportera de TV Perú que fue agredida por un agente de seguridad del presidente; y el de Hellen Meniz, periodista de RPP, que sufrió lo mismo a manos de un integrante del equipo de prensa del dignatario.

Asimismo, cuestiona que se esté volviendo una práctica recurrente que el gobierno limite el acceso de la prensa a las actividades oficiales, permitiendo que esta se enlace a las transmisiones únicamente a través de la señal oficial del canal del Estado.

“Desde la toma de juramento de los ministros ya saltaban los primeros problemas como la negativa del acceso a la prensa, No diré que es una situación totalmente infrecuente, pues en anteriores mandatos nos han pedido que nos colguemos de la imagen de TV Perú, pero lo peligroso es que esta situación se ha hecho reiterativa. Ya no es una situación aislada”, comenta.

Indica que la nueva directiva de la ANP realizará las gestiones para sostener una reunión con el presidente Pedro Castillo, a fin de hacerle conocer todas las mociones aprobadas en el último plenario.

“Queremos señalarle a viva voz al presidente las observaciones registradas por nuestra Oficina de Derechos Humanos, pero también queremos invitarlo a reflexionar, pues la mejor garantía para la libertad de expresión no empieza y termina con la suscripción de documentos como la Declaración de Chapultepec o la de Salta. Nosotros queremos invocarle que dé una mirada hacia la Declaración de Principios de la Corte Interamericana de Derechos Humanos”, afirma.

De igual forma, indica que en esta reunión le harán llegar las necesitades de los periodistas regionales, en base al informe elaborado por la Oficina de Derechos Humanos de la ANP.

“La prensa siempre va a ser crítica. Si un gobierno piensa que tendrá prensa que solamente aplauda lo bueno, demuestra que hay una ceguera desde la conducción del país. La prensa es crítica, fiscaliza, ese es su papel. Lo que no puede ser es obstruccionista, porque eso sí significa convertirte en un actor político en un momento en el que la prensa lo que tiene que hacer es defender garantías y libertades, que permitan que tengamos una mejor democracia, que es para lo que todos trabajamos.

Leer más


DIÓGENES SAAVEDRA: “El comunicador debe tener como principio básico la transparencia”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1223

  comentarios   

  • El periodista y jefe de Imagen de la Gerencia Regional de Educación destaca que el ciudadano elige libremente en base a la información que se le brinda.

Desde hace 19 años, Diógenes Saavedra Vallejos trabaja en el sector Educación. Su aprendizaje ha estado ligado siempre a marchas y protestas, propias de un sector tan convulsionado como este. Recuerda que su “bautizo”, como él lo llama, fue una toma de local de la entonces Dirección Regional de Educación, que ocurrió apenas tres meses después de haber ingresado a trabajar.

“Ingresé en junio a trabajar y en septiembre u octubre hubo una toma de local, pero no fue una intervención sindicalista como las que hay ahora. Recuerdo que el patio de la institución estuvo lleno con 600 maestros gritándole corrupto al director regional de entonces y a solo un metro estaban todos los agentes de seguridad. Yo escuchaba esos gritos desenfrenados y recuerdo que incluso un colega periodista me pidió si le podía tomar una foto al director. Yo estaba nervioso. Una cosa es trabajar en un escritorio y otra estar dentro del conflicto”, menciona.

Hoy, 19 años después, Diógenes Saavedra indica que ya se encuentra curtido en estos temas. Resalta que ya no se alarma cuando existe una amenaza de protesta, marcha o toma de local, pues la experiencia como jefe de Imagen en el sector Educación le ha permitido sobrellevar mejor estos temas.

“En el 2002, cuando entré a trabajar, las denuncias eran mucho más que las de ahora. Probablemente había diez veces más y estoy siendo generoso con la comparación. Por ejemplo, a los docentes contratados no se les pagaba como ahora. Ellos entraban a trabajar en abril y cobraban en diciembre, para mí era una tremenda injusticia que eso ocurriera. Los profesores nombrados tenían otro tipo de remuneración, era muy baja, no con una escala como existe ahora”, sostiene.

Trayectoria

Diógenes Saavedra recuerda que uno de sus primeros maestros en el periodismo fue Hubert Limo Mendoza, con quien trabajó en la desparecida Radio Heroica. Cuenta que con él aprendió cómo cubrir una información noticiosa y cómo contrastarla. Además, aprendió a trabajar con responsabilidad, pues debía cumplir con un determinado número de comisiones al día.

“Del maestro Hubert Limo puedo recordar muchos aspectos. Primero, la responsabilidad en la información. Siempre nos recalcaba que seamos muy responsables en nuestro trabajo periodístico, que las entrevistas realmente se den de una manera imparcial, sin tener ningún grado de acercamiento o ese tipo de relaciones que a veces no son muy adecuadas entre entrevistado y entrevistador, que lejos de ayudar a realizar un trabajo verdaderamente periodístico, genera que se tergiverse”, anota.

Añade que Limo Mendoza le incentivó el gusto por la locución, pues tenía una voz imponente para la narración. Precisamente, Diógenes Saavedra luego condujo sus propios programas en Radio Beijing, junto a otros destacados periodistas.

“Luego también me ha gustado mucho el reporterismo televisivo. Tuve la oportunidad de estar un tiempo en el canal del Estado y después en Cable Canal, que quedaba en la Avenida Salaverry. También tuve la oportunidad de ir a trabajar a Radio Santa Mónica, en Chota, por una convocatoria que se hizo”, precisa.

Instituciones públicas

Comenta que su primer acercamiento con las instituciones públicas se dio por un breve período en la Municipalidad Provincial de Chiclayo. Allí trabajó en el área de Relaciones Públicas. Era el gobierno edil de Miguel Ángel Bartra.

Ya en el 2002 ingresó a trabajar en la entonces Dirección Regional de Educación, que por entonces era liderada por Francisco Villanueva Chávez.

“En aquel entonces no existía el gobierno regional como lo conocemos ahora, sino que todas las decisiones venían desde el gobierno central. Yo no conocía absolutamente a nadie, porque no ingresé por un tema político. No soy afiliado a ningún partido ni simpatizo por afinidad de ideas. Es complicado empezar así, porque tienes que ir aprendiendo día a día. Encuentras cosas positivas, pero también negativas que no te gustaría pasar, sobre todo cuando tienes una formación periodística en la que te han inculcado hablar con veracidad y transparencia”, asevera.

Señala que por breves períodos también fue destacado al Gobierno Regional de Lambayeque: en el 2006 y entre el 2009 y 2010.

Una de las experiencias que recuerda ocurrió en una de las tantas protestas con las que tuvo que lidiar. Señala que, estando en la oficina de la dirección, un día recibió una llamada de uno de los agentes de la Policía que custodiaban la sede, quien le alertó de que necesitaban refuerzos, pues se acercaba la protesta de los maestros. Comenta que él cortó la llamada pensando que era una broma, pero luego se enteró que había sido un error de comunicación.

“Antes teníamos teléfonos internos con números cortos como 105, 103. Ese día marchaban los sindicalistas y el agente de seguridad le pidió a una practicante que llame al 105, pero ella entendió mal y pensó que se refería al número interno, cuando en realidad lo que le pedía el agente era que marque a Radio Patrulla. El policía me confundió con un superior suyo y por eso me pedía que mande refuerzos”, evoca.

Resalta que el sector Educación siempre tiene demandas justas por parte de maestros, pensionistas y administrativos. El tiempo y la experiencia le han ayudado a entender sus requerimientos.

Aprendizaje

En base a su experiencia, afirma que los comunicadores en las instituciones públicas no deben maquillar las situaciones que pasan a la interna, pues la verdad tarde o temprano sale a la luz y al final el impacto es aún mayor.

“Pretender maquillar un hecho es prácticamente ponerse la soga al cuello, pues al final la verdad dañará no solo la imagen de la institución, sino de quien la lidera. Hay que tratar las cosas de manera directa. Si existen errores, debemos reconocerlos. Es un principio básico de toda organización”, anota.

Refiere que es importante que los jefes de Imagen de las instituciones conozcan de la labor periodística en campo y mejor aún si la han ejercido, pues eso les ayuda a entender el accionar de los periodistas en la búsqueda de la información.

“Entiendo la labor de los periodistas porque también lo soy. Uno puede ser responsable con sus funciones y punto, pero cuando además ha salido a la calle comprende que el periodismo es de minutos, de instantes, rápido. Si una noticia ocurre hoy no te voy a dar la información mañana o pasado, tiene que ser en este momento, más aún en estos tiempos de digitalización, en que la información fluye más rápido. Cuando uno sabe esto entiende al colega que lo llama”, manifiesta.

Asimismo, resalta que hoy los comunicadores deben luchar contra las noticias falsas que se difunden por redes sociales y que generan desinformación en la población.

“El profesional en comunicaciones debe básicamente regirse a un principio que es la transparencia. Todos los días estamos elaborando mensajes, ya sea en texto, fotos, audiovisuales, por lo que es importante hablar con la verdad, decir las cosas como son. El comunicador debe darle información al ciudadano para que él mismo se gobierne y pueda tomar una decisión libremente”, afirma.

Leer más


MABEL CÁCERES: “No se puede permitir el uso de recursos estatales para financiar medios afines al gobierno”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1223

  comentarios   

Mabel Cáceres es directora de El Búho, de Arequipa, medio que inició con una edición semanal impresa y que hoy se ha convertido en referente de la comunicación digital en el sur del país. Además, es coordinadora de la Red de Medios Digitales del Perú, esfuerzo conjunto que busca equilibrar los contenidos noticiosos que se difunden desde Lima y que no necesariamente recogen el sentir de las regiones.

¿Cómo ves el desarrollo del periodismo regional en la coyuntura actual, considerando que la emergencia sanitaria y la crisis económica ha afectado en gran medida a los medios independientes?

Estamos en un momento crucial en la historia del país y del periodismo, porque se juntan varias cosas: la crisis por la pandemia, que es inédita y ha cambiado la historia personal de cada habitante en el planeta, la historia de las ciudades y de los países. Es un momento en el que se pueden producir algunos golpes de timón o quiebres de algunas tendencias y la comunicación es uno de esos campos.

La pandemia, si bien ha traído muchas dificultades y ha propiciado el cierre de algunos medios, también, como toda crisis, ofrece oportunidades únicas e interesantes.

Lo otro que marca este proceso histórico, a propósito de la crisis política, son las elecciones generales de este año y las que vienen en el 2022. El discurso político tendrá que modificarse a partir de la realidad post pandemia. Estamos tocando fondo en el tema político y hay una oportunidad de surgir como ocurre cuando se toca fondo.

Políticamente el país tiene una oportunidad que implica grandes desafíos y los medios de comunicación, muy en especial los medios regionales, tenemos que estar a la altura de ellos.

¿La crisis sanitaria ha acercado a los medios regionales a sus audiencias, frente a la información casi estandarizada que se ha difundido desde los medios nacionales?

Sí, por supuesto, ha sido una oportunidad única y también ha sido una oportunidad de la sociedad para distinguir unos medios de otros. Aquí se ha visto realmente a los periodistas y medios con vocación de informar, con vocación de servir a sus audiencias y a los que no tenían ese objetivo primordial. Eso se ha notado claramente.

Por eso se ve que algunos medios han cerrado o han disminuido notablemente su circulación o audiencia, mientras otros han surgido y han crecido. ¿Por qué? Porque la gente los ha percibido, efectivamente, más cercanos y más preocupados de su realidad y, una cosa importante, más cerca de su visión del mundo. Ese es un valor de los medios de las provincias y distritos, el mismo que es invaluable para la gente y se constituye en la principal herramienta para diferenciarse. Esa es una ventaja diferencial frente a los grandes medios que tienen muchos recursos, pero tienen otra perspectiva, otra visión y otros intereses.

En la medida que los medios regionales puedan representar los intereses de la población, creo que tienen larga vida por delante.

¿Es posible pensar en una verdadera y más justa distribución de la publicidad estatal a fin de beneficiar a los medios regionales?

Se ha aprobado una ley en ese sentido y con esa supuesta intención, pero como todo en esta vida del dicho al hecho hay mucho trecho. A mí me preocupa que esta nueva distribución sea usada políticamente y lo digo porque han aparecido redes de radios o canales de televisión regional que estarían apoyando directamente al partido de gobierno y entonces iríamos a un escenario peor, si es que lo asignado a los medios regionales va a parar a los medios comprometidos con la gestión actual de gobierno, con el encargo de apoyar, defender y editorializar a favor de las causas del régimen, del gobierno, no del Estado, porque del Estado deberíamos favorecernos todos.

Si hay recursos destinados para los medios regionales a través de la publicidad estatal, pero se usan para hacer clientelismo, estaríamos en un escenario muy negativo. Pasaríamos de lo malo a lo peor.

Actualmente sucede que estos fondos se distribuyen en Lima, porque en la práctica hay intermediarios de la publicidad que cobran comisiones a los medios para dirigir las campañas de anunciantes y así la mayoría de recursos se quedan en la capital, mientras que el beneficiario final, que es el ciudadano, termina siendo perjudicado.

Pasa ahora que muchos de los anuncios estatales llegan con un lenguaje que es ajeno al de los pueblos e incluso sin la sensibilidad que la idiosincrasia demanda. Por ello es importante que la comunicación sea cercana o similar a la realidad inmediata, por lo que debería hacerla los medios regionales.

¿Sorprende la aparición de impresos que van en sintonía con el discurso del gobierno, que parecen más órganos de difusión que medios de comunicación?

Era previsible que esto suceda porque durante la campaña electoral los grandes medios de comunicación de Lima apoyaron la candidatura rival a la de Pedro Castillo y desde los primeros días de gobierno hicieron una campaña en contra que no se merecía, no en el afán de ocultar sus errores o deméritos, sino en salvaguarda de la democracia. Es la mayoría la que ha elegido, pero si hubiera existido un mínimo de respeto a esa decisión democrática no hubiera habido estos mensajes de golpe de Estado o de vacancias prematuras, cuando el gobierno recién se instalaba.

Lamentablemente, muchos de los medios de alcance nacional cayeron en eso y frente a ello el partido de gobierno y sus aliados han organizado una red de medios, entre radios, periódicos nuevos y seguramente algunos digitales y televisoras, lo cual no nos debería de extrañar, porque siempre ha habido medios aliados de los regímenes. Lo que no estaría bien es que se usen los recursos del Estado para apoyar a esos medios con fines proselitista y dejen de lado a los medios que sí representan a la sociedad civil, porque surgen de ella y son independientes.

En la campaña presidencial reciente los medios regionales hemos demostrado mayor objetividad, mayor cercanía, mayor equilibrio al momento de tratar la información, haciendo una cobertura independiente.

Hay una respuesta que era de esperarse, pero la sociedad no puede permitir la utilización de los recursos del Estado para financiar medios que sean afines al gobierno.

La campaña presidencial dejó al país mucho más fraccionado. ¿Es posible que este escenario se mantenga en el 2022, cuando se desarrollen las votaciones regionales y municipales?

Va a persistir el clima de polarización y no tengo dudas en que el partido de gobierno aprovechará la coyuntura para hacerse de regiones y municipios que le permitan fortalecer su propuesta política. Tampoco dudo en que Fuerza Popular, que ya ha iniciado la campaña, presentará candidatos en todas las jurisdicciones posibles.

Está además la desaparición de movimientos locales, que estuvieron presentes hasta la elección anterior, subsistiendo nada más los movimientos regionales. No sé qué tan bueno haya sido esto, en verdad, porque en el sur en general y en Arequipa, en particular, eran los movimientos políticos los que ganaban siempre las elecciones. Los partidos nacionales como el APRA, Acción Popular, el PPC y APP no tenían mucha pegada. Hace 15 años, más o menos, que un partido tradicional no gana la alcaldía de Arequipa.

En mi opinión, los movimientos locales expresan y representan mejor el sentir de la gente en este tipo de elecciones, porque los partidos políticos, como todo, están más concentrados en Lima. Al no estar estos presentes, la disputa por llenar ese vacío va a ser muy fuerte. 

Leer más