up
Directora : Rosa Chambergo Montejo

24 Años en Circulación !!!

 
 

Edición N° 1051

 
Nuestros videos :
El Clima en estos momentos :
Ve También Nuestra Edición Anterior !
 
Edición N° 1050


Anuncia Aquí!

¿Quieres que tu anuncio se vea en nuestra web?, Contáctanos!


La presidenta del Consejo de Ministros, Mercedes Aráoz Fernández y el ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Carlos Bruce Montes de Oca, llegaron al departamento para entregar un nuevo lote de viviendas a las familias de Mochumí y Mórrope que resultaron damnificadas por el fenómeno El Niño Costero el año pasado. Durante su estadía los representantes del Ejecutivo también inspeccionaron las obras de encauzamiento del río La Leche, donde corroboraron los evidentes retrasos que existen.

 

Junto a ellos también estuvo, el jueves último, el Director Ejecutivo de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios, Edgar Quispe Remón,quien manifestó que se ha destinado 777 millones de soles en el plan de inversiones 2018 para Lambayeque, con el objetivo de financiar 361 proyectos en fase de obras y para reconstruir las viviendas que fueron afectadas en el verano pasado.

 

PROYECTOS

Indicó que los proyectos que están en fase de obras son: 58 proyectos en agricultura, 114 en centros educativos, 69 en pistas y veredas, 22 en centros de salud y 68 proyectos de saneamiento. Cada uno de los proyecto tendrá un cronograma de trabajo. Primero se iniciará las pistas y veredas.

 

También dijo que la reconstrucción con cambios tiene varios ejes de trabajo, pero lo más importante es la prevención, ya que el Fenómeno El Niño suele ocurrir periódicamente y este no debería afectar de manera permanente al departamento, por lo que se debe tener soluciones integrales al control hídrico del río La Leche y el drenaje pluvial de Chiclayo.

 

A estos se suman otros proyectos que van a ejecutarse como soluciones integrales en el 2018.

 

“Este es el eje de la reconstrucción, es el eje del cambio y no podemos permitir que el Fenómeno El Niño sigan dañando a las familias. Eso no debería seguir pasando si trabajamos a base de la prevención. Si efectivamente tenemos un control adecuado del río La Leche evitaremos el desborde del mismo”, declaró Edgar Quispe.

 

Expresó que es necesario tener una mirada integral de todo el territorio del río la Leche.

 

“No hay que mirar parte de la cuenca, sino lo que pasa en la zonas altas donde se generan las corrientes de agua, a fin de tener soluciones de forestación y reforestación”, explicó.

 

OBRA ENTREGADA

El director ejecutivo de la reconstrucción indicó también que la obra del Tramo II del río la Leche se ha entregado al 100 %, habiéndose realizado trabajos de descolmatación y limpieza del cauce. A eso se suma el mantenimiento de cinco ríos y dos quebradas.

 

“El río La Leche tiene dos tramos, en el primer tramo los trabajos de descolmatación y limpieza se encuentran con un 96 % de avance, mientras que en el segundo tramo los trabajos están culminados”, explicó Edgar Quispe.

 

PREVENCIÓN

A su turno, la titular de la PCM, Mercedes Aráoz, manifestó que se han entregado obras temporales que sirven para prevención inmediata, entre ellas la del río la Leche.

 

Dijo que la solución definitiva es el reforzamiento del río La Leche y que dicho proyecto va servir para expandir la frontera agrícola en Lambayeque y dar seguridad en el manejo del agua, permitiendo el control del torrente adecuadamente, sobre todo en épocas de crecida y lluvias.

“Teniendo un río como La Leche debemos manejarlo y articularlo de una forma adecuada, para que en futuras ocasiones, cuando haya lluvias intensas, no haga daño. La solución con los estudios técnicos con profundidad es manejar adecuadamente el agua todo el año y de esa manera evitaremos desastres naturales en épocas de lluvia”, precisó Mercedes Aráoz.

 

Manifestó que las obras entregadas básicamente sirven para prevención inmediata, que permite ampliar el cauce de tal manera que se pueda evitar una situación de emergencia en condiciones de lluvias relativamente normales.

 

TRABAJOS INCUMPLIDOS

Por su parte, el jefe zonal de Programa Subsectorial de Irrigaciones - PSI, Marco Lucero Bernilla, explicó que el Tramo I del río La Leche, que consta de 35 kilómetros de extensión y en el que se ha invertido 21 millones de soles para la descolmatación y limpieza, presenta retrasos porque la empresa América Contratista no ejecutó la partida, razón por la que puede ser penalizada por incumplimiento de acuerdo contractual.

 

Refirió que el mismo inconveniente se suscitado con los trabajos en los ríos Olmos y Zaña, donde las empresas no han cumplido con los trabajos y podrían también recibir penalidades por incumplimiento.

 

“La obra del río Olmos está a cargo de la empresa ‘Consorcio Chiclayo’ y la del río Zaña está a cargo del “Consorcio Mabesa’, los cuales no han culminado hasta el momento con los trabajos”, reconoció Marco Lucero.

 

Para la descolmatación de siete kilómetros del río Olmos se destinó una partida de cuatro millones 400 mil soles. Los trabajos debieron concluir a mediados de diciembre pasado.

En el caso del río Zaña el proyecto consideró la limpieza de 16 kilómetros del cauce, financiados con 12 millones de soles.

 

DAMNIFICADOS

Los pobladores de los distritos de Mórrope y Mochumí, damnificados por el fenómeno El Niño, que azotó el año pasado al norte del país, fueron beneficiarios con viviendas de material noble.

 

El ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Carlos Bruce Montes de Oca, en su última visita a tierras lambayecanas, hizo entrega de más de 200 casas de material noble a las familias de ambos distritos, como parte del programa de “Reconstrucción Con Cambios” emprendido por el gobierno nacional.

 

Las viviendas entregadas tienen un área aproximada de 35 metros cuadrados, cuentan con dos dormitorios, sala-comedor, cocina, baño y un lavadero externo. Además, las familias beneficiarias con el tiempo podrán construir un segundo nivel si así lo desean.

 

“Los pobladores beneficiarios cuentan con una casa en una zona segura y con acceso a los servicios básicos de agua potable, desagüe y electricidad”, relató Carlos Bruce.

 

En el norte del país, Lambayeque es el departamento donde se perdieron más viviendas con El Niño Costero, por lo que el gobierno nacional tiene la meta de entregar 17 mil casas definitivas antes de fin de año para las familias damnificadas.

 

“El gobierno está entregando a los damnificados una mejor vivienda a la que tenían anteriormente y en Chiclayo ya han construido más de 380 módulos y seguirán en proceso de construcción unas cuatro mil viviendas más, las cuales serán estregadas próximamente”, aseveró.

 

“Seguiremos construyendo más viviendas hasta que las 17 mil familias que han sido damnificadas aquí en Lambayeque puedan tener su casa propia”, añadió el ministro de Estado.

 

+ NOTICIAS

  • El Niño Costero afectó a 36 distritos del departamento, dejando a más de seis mil familias damnificadas y millonarias pérdidas en agricultura, comercio e infraestructura.
  • El río La Leche se desbordó inundando cultivos y viviendas en Íllimo, Pacora, Jayanca y Mórrope. Las aguas arrasaron también con parte de la carretera Panamericana Norte, interrumpiendo el tránsito de los vehículos.

MINISTROS INSISTEN EN QUE LA RECONSTRUCCIÓN AVANZA: OBRAS EN LOS RÍOS LA LECHE, OLMOS Y ZAÑA AÚN ESTÁN INCONCLUSAS

Leer más
 
 

Se han cumplido seis meses desde que se implementó el Régimen de Administración Transitoria – RAT, en la Empresa Prestadora de Servicios de Saneamiento de Lambayeque – EPSEL. El balance, según afirma el gerente general de la entidad,} designado por el OTASS, Mirko Jurado Dueñas, es positivo, en la medida que la entidad es la que más recursos ha ejecutado hasta el momento en comparación a las demás EPS intervenidas, mejorando su equipamiento y optimizando los recursos que posee, sobre todo el capital humano.

 

De los 59 millones de soles que el Organismo Técnico de la Administración de los Servicios de Saneamiento – OTASS, transfirió para EPSEL a fines de septiembre pasado, hasta el momento la empresa ha gastado casi seis millones y otros tres se encuentran listos para los procesos de adquisición, en tanto se avanza con la elaboración de expedientes técnicos y fichas de inversión.

“La meta es ejecutar el 90 % de los 59 millones de soles este año. Se ha invertido en capacitación del área usuaria y logística para hacer más expeditivos los procesos internos. Se han renovado también los equipos de cómputo de la empresa con 70 nuevas máquinas, impresoras, escáner, plotter y se está conectando con Internet las oficinas de las administraciones lejanas. Por ejemplo, si un usuario de Nueva Arica quería pagar su recibo, desde la oficina se tenía que llamar al Área Comercial para que se le den los datos y se emita una boleta. Ahora hemos implementado 21 computadoras y sistematizado todas las oficinas”, menciona.

 

Jurado Dueñas agrega que se encuentra en proceso la adquisición de maquinaria pesada, consistente en tractos, montacargas, excavadoras, camionetas y servidores que permitirán agilizar los trabajos de la entidad. Estas compras serán por el orden de los tres millones y medio de soles.

 

Mejoras del servicio

“Destaco que también hemos mejorado en el servicio. Hace un mes hemos incrementado la dotación de agua potable en dos horas para Chiclayo, José Leonardo Ortiz, La Victoria y Pimentel, esto porque hemos implementado la operatividad de las plantas I y II. En diciembre pasado se puso en funcionamiento las plantas de tratamiento de aguas residuales de Oyotún y Nueva Arica, que estaban construidas y no operaban desde hace siete años”, comenta el gerente general.

A eso suma la compra de un transformador eléctrico para la Planta de Tratamiento de Agua Potable I de Chiclayo, que anteriormente funcionaba con un equipo alquilado, que le representaba a EPSEL el desembolso de casi 20 mil soles mensuales.

 

Y entre los proyectos saneamiento básico resalta que ya se encuentra en licitación la obra de los 12 pueblos jóvenes carretera a Pomalca. La obra se espera hace más de diez años.

 

Mirko Jurado refiere que en relación a esta obra se ha superado la totalidad de observaciones que se tenían, debido a que el abril del año pasado el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento y la Municipalidad Provincial de Chiclayo firmaron un convenio para la ejecución de la obra sin tener autorización de la Autoridad Nacional del Agua y de la Dirección General de Salud para el tratamiento de los fluidos residuales. El proyecto está valorizado en 63 millones de soles.

“Se superaron esas observaciones y lo único que estaba pendiente era la libre disponibilidad de terrenos o servidumbres que debía tratarse con la Empresa Agroindustrial Pomalca. Nos reunimos con su directorio y logramos una solución. Hay 12 postores y si todo camina bien a fines de marzo debe adjudicarse la obra”, precisa.

 

ORDEN INTERNO

Jurado Dueñas afirma que la despolitización de la empresa permitida a través del RAT ha hecho posible que se ordene el funcionamiento de la EPS, al punto que el sindicato, que antes ponía trabas al cumplimiento de los objetivos de gestión, hoy se mantiene al margen del manejo de EPSEL.

 

“Mi compromiso es con los trabajadores de EPSEL y puedo comentar que tengo buena relación con el sindicato. Hay una pequeña facción que no está conforme porque lo que quieren es tener injerencia en la gestión y eso no se va a permitir. Estamos cumpliendo los acuerdos tomados hasta el momento con el sindicato. Ahora hay orden en la empresa”, enfatiza el funcionario del OTASS.

Ese orden – explica – se traduce en el sinceramiento de la nómina de personal de la empresa. EPSEL tiene en la actualidad 745 trabajadores, de los cuales el 95 % son permanentes.

 

Parte de los compromisos que la administración está honrando está referida al cumplimiento de las sentencias laborales que pesan sobre la entidad. Resultado del desorden laboral que existía en EPSEL, alrededor del 90 % de los trabajadores mantenía procesos judiciales con la empleadora.

“Desde el 1 de febrero hemos iniciado el pago progresivo de las sentencias laborales. Este mes hemos destinado 320 mil soles de la caja de la empresa al pago de estos compromisos. Solo por juicios la empresa debe pagar tres millones de soles, sin considerar los procesos que están en apelación o en curso. Este mes hemos girado 93 cheques”, refiere.

 

Al instalarse el RAT, EPSEL reportaba acreencias por el orden de 89 millones de soles, siendo la más importante la que se mantiene con el FONAVI, que asciende a casi 44 millones de soles y cuyo pago ha sido refinanciado a 15 años por la administración. El resto de deudas, como la que existe con el Fondo Francés por la construcción de la Planta de Tratamiento de Agua Potable II, la SUNAT, la ANA y los impuestos, están al día.

 

OTROS CAMBIOS

Para apuntalar la administración de la empresa OTASS ha designado a tres nuevos gerentes de línea, uno de ellos para el Área Comercial, que es donde existe un embalse de reclamaciones de parte de los usuarios por anomalías en la facturación de los servicios que ofrece EPSEL. El flamante funcionario, Manuel Castillo Nima, tiene por encargo realizar una evaluación completa del área a fin de identificar las principales deficientes que existen.

 

De momento se ha determinado que EPSEL no tiene personal para el reparto de recibos y entrega de notificaciones, por lo que se ha tomado la decisión de tercerizar dichas actividades.

“Esto es importante porque tenemos a técnicos y profesionales realizando estos trabajos, cuando ellos son necesarios para otras tareas”, señala.

 

La morosidad en EPSEL asciende al 10 % y el índice de agua no facturada, que representa pérdidas para la economía de la entidad, bordea el 46 %. La meta trazada en el marco del RAT es que este año la merma se reduzca al 40 %.

 

“Para eso estamos adquiriendo 80 mil micromedidores y macromedidores, aplicar la sectorización y actualizar el catastro técnico y comercial. Estas medidas lógicamente no van a resolver todavía el problema total, pero van a permitir que lo que tenemos funcione de manera adecuada”, asevera.

 

La empresa cuenta actualmente con diez máquinas de balde y seis hidrojet, uno de ellos no operativo, equipos que trabajan en acciones preventivas, sobre todo en el área de influencia del colector Norte Norte, con el objetivo de reducir la vulnerabilidad del sistema de desagües ante las posibles lluvias de este verano.

 

OBRAS E INFRAESTRUCTURA

Por otro lado, la empresa ha liquidado nueve obras no transferidas y que se mantenían inoperativas por más de ocho años.

 

“La gestión ha tomado la decisión de intervenir las obras que no hayan sido recepcionadas. Esto no pasaba. Antes se decía que la obra no era de EPSEL y no se hacía nada. Ahora hemos intervenido en Ferreñafe, en Lambayeque, en Villa Hermosa. Hemos intervenido dos pozos que ejecutó el gobierno regional y dejó abandonados. Hemos aprobado cinco millones de soles para construir una línea de impulsión y hacer que esa obra funcione de manera óptima”, señala Jurado Dueñas.

 

Asimismo, la empresa ha solicitado la revisión del expediente técnico de la obra de saneamiento de Olmos, a fin de identificar las causas del vertimiento de aguas residuales al cauce del río del distrito. Según se conoce el proyecto consideraba drenar las aguas tratadas, lo que no ocurre en la actualidad.

 

Sobre las lagunas de oxidación de San José y Pampa de Perros, el gerente de EPSEL informa que se ha realizado la limpieza de los taludes y que la limpieza completa de las mismas será incluida con el Plan Maestro Optimizado – PMO, que la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento – SUNASS, deberá aprobar para el próximo quinquenio.

 

Lo que sí está presupuesto es la eliminación de sedimentos en las lagunas de Boró, con cinco millones 200 mil soles. Los trabajos deberán empezar cuando concluya el período de alerta por la presencia de lluvias. Se estima que esto será, a más tardar, en junio próximo.

 

EXFUNCIONARIOS

Finalmente, respecto a los exfuncionarios de la empresa que incurrieron en diversas irregularidades con el aval del desactivado directorio y la Junta de Accionistas, Mirko Jurado explica que se ha contratado los servicios de un especialista en manejo personal que se encargará de establecer el ordenamiento interno, junto al secretario general de EPSEL y el jefe de Recursos Humanos.

 

“Ese equipo es el que está actualmente trabajando e imponiendo medidas disciplinarias a varios exfuncionarios. Los anteriores gerentes han sido reubicados en puestos de menor responsabilidad, en los que creemos que aún pueden hacer algún aporte. Hemos renovado el 70 % de las jefaturas, tenemos nuevos jefes zonales, hemos cambiado al subgerente de Logística, del área Comercial y de Asesoría Legal. Teníamos cuatro asesores externos y lo que pasada es que había un completo desorden con los procesos de la empresa. Ahora hemos contratado a un único estudio jurídico para que se encargue de todos los expedientes que suman más de 600”, concluye.

 

+ NOTICIAS

  • OTASS se encarga del pago de las remuneraciones del gerente general, los gerentes de línea y dos especialistas: uno en logística y otro en obras. Es decir, de seis funcionarios que actualmente trabajan en EPSEL.
  • En las próximas semanas se espera la contratación de cinco funcionarios especialistas más.
  • El único profesional de Lambayeque que calificó para ser designado por el OTASS en una gerencia de línea es Gustavo Castellanos Custodio.
  • EPSEL participó en la formulación de 77 fichas técnicas para las obras de rehabilitación y reconstrucción de los servicios de saneamiento.
  • La empresa propuso la renovación de seis kilómetros de colectores en el distrito de José Leonardo Ortiz.

A SEIS MESES DE LA APLICACIÓN DEL RAT: EPSEL ORDENA SU FUNCIONAMIENTO INTERNO E INTERVIENE OBRAS PARALIZADAS

Leer más
 
 
 

A fines del año pasado el municipio distrital recibió cinco estudios técnicos sobre el manejo de los residuos y hasta ahora no le paga a los consultores que los elaboraron.

 

Cada leonardino produce al día 0.62 kilogramos de basura; es decir, más de medio kilo, de los cuales el 61.69 % es orgánica. Los residuos que se producen en zonas residenciales como la urbanización Latina y zonas populares como Urrunaga son disímiles, incluso en el tratamiento que los vecinos le dan: mientras en el primer sector el morador se desprende fácilmente del residuo, en el segundo lo acumula y luego lo comercializa. Eso sucede con los plásticos, cartones, vidrios y metales. En consecuencia, el sistema de recolección que el municipio del distrito debe aplicar para resolver crisis sanitaria que golpea a la población necesariamente debe considerar estos aspectos y, desde luego, optimizar el uso de los recursos que tiene.

 

José Leonardo Ortiz cuenta con una población que supera los 200 mil habitantes, distribuidos en diez urbanizaciones, más de 60 pueblos jóvenes formales, cerca de 40 sectores cuyas familias no poseen títulos de propiedad y ocho centros poblados. Sin embargo, solo se ha identificado que dos organizaciones de la sociedad civil en algún momento han tomado acciones para contribuir en el manejo de la basura: el Centro Santa Ángela y el Instituto de Investigación y Capacitación Municipal – INICAM.

 

Las intervenciones han sido aisladas y sin mayor respaldo de la administración edilicia. En el 2012 fue la primera vez que el distrito alcanzó una de las metas establecidas por el Ministerio de Economía y Finanzas – MEF, referidas a la segregación de residuos, que consiste en la clasificación de la basura en orgánicos e inorgánicos en diferentes zonas. Esto le significó la transferencia de una partida de aproximadamente 240 mil soles como incentivo, dinero que – como suele pasar – no fue empleado en el fortalecimiento del programa.

 

En los años siguientes se repitió la estrategia, pero al instalarse la gestión del actual alcalde, Epifanio Cubas Coronado, el municipio dejó de cumplir y, por lo tanto, de recibir el incentivo.

 

ACCIÓN CIUDADANA

Larry Oblitas Montalvo es un administrador de empresas e ingeniero ambiental, con maestría en Gestión Ambiental, que en los últimos años ha acumulado una importante experiencia en la gestión de residuos, tanto en el Perú como en el extranjero.

 

En el 2010 decidió poner su experiencia al servicio de su distrito y así promovió la aplicación del programa “Escuelas en movimiento” en 10 colegios de la jurisdicción. El proyecto diseñó planes ambientales para las instituciones y buscó generar en los estudiantes la cultura ambiental y del reciclaje. El proceso duró un año.

 

Precisamente como parte del programa Oblitas Montalvo mapeó a las organizaciones que realizaban acciones similares y así identificó al Centro Santa Ángela y al INICAM, cuyo esfuerzo sumó para conformar comisiones ambientales en el distrito.

 

“El problema es incapacidad de gestión, no conocer cómo manejar la limpieza pública y ser dinámicos, eficientes y eficaces para conseguir, por ejemplo, una bujía, una cámara o una llanta para un camión recolector, manteniendo inoperantes las unidades de recolección. Si a eso se suma el famoso ordeño del combustible por falta de control estamos hablando de un problema serio”, señala.

 

Fue gracias a su intervención como consultor que la comuna alcanzó su primera meta en la segregación de residuos en los propios domicilios de los vecinos. Se incluyó a dos mil 900 viviendas y estuvieron insertos los segregadores o recicladores particulares.

 

“Era un poco difícil llegar a las casas y decirle a la gente que íbamos de parte de la municipalidad. La gente nos cerraba las puertas. Era, entonces, un problema de confianza”, recuerda Oblitas Montalvo.

 

Poco a poco se empezó a tener resultados y en determinado momento se propuso la industrialización de la basura en el distrito, debiendo para ello reducir el desconocimiento colectivo sobre un proceso de esa naturaleza. Los pobladores no lo entendían y el sindicato de obreros del municipio se oponía rotundamente.

 

“Los obreros asumen hasta hoy que industrializar es privatizar y privatizar es sacarlos. Lo que no entienden es que privatizar también significa ordenarlos. Si se evalúan los indicadores de gestión es fácil deducir que ellos no están en un nivel óptimo de servicio”, explica.

 

CARACTERÍSTICAS DE LA BASURA

En José Leonardo Ortiz se hace, a duras penas, un estudio sobre los residuos sólidos al año y con muchas debilidades. El mismo Oblitas Montalvo reconoce que los estudios que como especialista ha elaborado para el municipio podrían arrojar información más precisa, pero que es imposible alcanzarla – al menos por ahora – debido a las barreras que existen en la administración edil.

Refiere que lo ideal es que el municipio cuente con cuatro estudios al año, considerando las estacionalidades, porque los residuos generados en el verano son diferentes a los que se producen en el invierno, y en esto también influye la estratificación social.

 

“Los residuos generados en la zona urbana son distintos a los que se producen entre las avenidas México y Chiclayo, y el comportamiento del poblador es muy distinto en relación a la basura. Los vecinos de los sectores populares tienden a acumularla porque la venden los fines de semana en la salida a Ferreñafe o las avenidas Salas y Agricultura. Con los tres o cuatros soles que reciben hacen su mercado. No se puede hacer un estudio general para todo el distrito y decir que ahí se contiene la información real de la caracterización de la basura”, precisa.

 

La investigación realizada por Larry Oblitas en el 2012 arrojó que en el distrito se producían 90 toneladas de basura domiciliaria al día y 40 toneladas de basura comercial (bodegas, restaurantes, etc.), en la que se incluía al complejo mercantil de Moshoqueque.

 

Cinco años después la diferencia es notoria. Hasta diciembre del 2017 se producían en el distrito 130 toneladas de residuos domiciliarios. Respecto a la basura comercial, el estudio que el año pasado elaboró Larry Oblitas para el municipio la dividió por actividad económica. Así, por ejemplo, se estableció que Moshoqueque produce 30 toneladas diarias; los hoteles, comercios y restaurantes cinco toneladas y las instituciones públicas y colegios tres toneladas. Quiere decir que a diario se generan aproximadamente 180 toneladas de residuos en el distrito.

 

OPTIMIZAR LOS RECURSOS

El municipio tiene actualmente cinco volquetes y una compactadora operativa para el recojo de los residuos. Lo más entusiastas señalan que se requieren hasta 25 camiones de 15 metros cúbicos y 30 compactadoras para mantener limpias las calles de José Leonardo Ortiz. Larry Oblitas opina distinto.

 

Según los cálculos realizados por el especialista bastaría con 12 volquetes de 15 metros cúbicos para garantizar un adecuado sistema de limpieza pública, el mismo que debe zonificar el distrito, marcar franjas horarias y rutas de recojo.

 

“No necesitamos compactadoras porque cuando estas ingresan a las zonas que están sin asfaltar, que es el 90 % del distrito, se van a dañar. Al ingresar terminarán cargando polvo y residuos inertes y eso no se compacta, pero además porque el sistema hidráulico se descalibra y debido al polvo se van endureciendo los pistones. No sirve una compactadora”, afirma.

 

Entre sus propuestas, el consultor diseñó un esquema al que denominó Plan Enjambre, sustentado en el uso de motofurgones o motocargas para el recojo de las basura en las calles, trasladándola a un camión “madrina” y este a una planta de transferencia. Eso – señala – sería mucho más dinámico.

 

“Tenemos 320 obreros en la municipalidad y eso es suficiente. Si se necesitan 12 volquetes y por cada unidad deben ir tres obreros (un conductor y dos para el recojo), son 36 obreros. A tres turnos son 108 y sobran más de 200 obreros que pueden ser destinados al ornato, parques y jardines. Recursos hay, solo se tienen que gestionar”, asevera.

 

LA ADMINISTRACIÓN

Problema aparte en la comuna leonardina es el desorden que existe en sus procedimientos. Ejecutar un sistema eficiente para el recojo y manejo de los residuos sólidos implica que los funcionarios sepan “para qué se hacen las cosas”.

 

El asunto está en que las competencias y responsabilidades no están definidas con claridad en la comuna. En ese sentido, el especialista advierte la necesidad de actualizar el Reglamento y Manual de Organización y Funciones, el Texto Único de Procedimientos Administrativos – TUPAC, los planes de manejo de residuos y demás documentos de gestión.

 

“Se le tiene que hacer entender al sindicato que el Plan de Segregación y Recolección Selectiva de la Fuente no es su competencia, que no se le quiere imponer cosas sino que tiene que hacer bien sus funciones. En paralelo está el proceso de educación a la comunidad. Yo he encontrado que en el municipio existen dos organigramas: el del sindicato y el de la administración. Si eso existe, entonces podemos imaginarnos qué es lo que pasa ahí”, manifiesta.

 

La ausencia del principio de autoridad y el incumplimiento de las labores asignadas es otro de los serios problemas que agudizan la crisis sanitaria de José Leonardo Ortiz. Como ejemplo se tiene que un volquete debe recorrer un sector entre las 8:00 de la mañana y el mediodía. Sin embargo, permanece solo una hora, porque luego se traslada a recoger chatarra en las salidas del distrito.

“Lo digo porque yo los he seguido. Si el chatarrero le va a pagar 80 o cien soles para recoger su material y llevarlo a Reque, el obrero se irá con él. Aparte que aquí en las calles segregan y eso es casi todos los días. Si la autoridad aborda el problema inmediatamente el sindicato le sale al frente”, afirma.

 

RELLENO SANITARIO

Por otro lado, dos razones imposibilitan que José Leonardo Ortiz, el segundo distrito más poblado del departamento, cuente con un relleno sanitario propio: la falta de terrenos y el Proyecto Chiclayo Limpio, financiado por la cooperación suiza.

 

“En sus inicios, el Proyecto Chiclayo Limpio incluía a siete distritos, entre ellos a José Leonardo Ortiz. Entonces, si se tiene ese proyecto, para el que la cooperación suiza ha donado 60 millones de soles, es imposible que el alcalde de este municipio pueda buscar recursos para que el distrito tenga una planta de transferencia y un relleno sanitario. Sin embargo, no hay ni una sola compactadora de Chiclayo Limpio que ingrese al distrito. Desde el 2010 el programa se ha reducido únicamente al distrito capital y además no hay articulación. Peor, porque el alcalde de Chiclayo y el de Leonardo Ortiz no se pueden ver”, manifiesta.

 

ESTUDIOS NO PAGADOS

Larry Oblitas, al igual que otros profesionales, desarrollaron los estudios referidos a la basura por encargo de la Municipalidad Distrital de José Leonardo Ortiz.

 

El 13 de septiembre del año pasado, el entonces gerente de Administración y Finanzas del municipio, James Barragán Marín, recibió el Requerimiento N° 038, para la formulación del estudio de “Caracterización de Residuos Sólidos a nivel municipal”, con el objetivo de cumplir con la actualización del Plan de Manejo de Residuos Sólidos.

 

El 6 de diciembre se emitió la Orden de Servicio N° 0000843, encargando a Larry Oblitas la formulación del estudio valorizado en diez mil soles. Semanas después, el consultor emitió el Recibo por Honorarios Electrónico E001-57, por tres mil 500 soles, por los avances entregados y a fines de diciembre el Recibo E001-60, por seis mil 500 soles, por la conclusión del servicio previa entrega del informe final.

 

A Oblitas Montalvo también se le encargó la elaboración del Plan de Manejo de Residuos Sólidos, valorizado en cinco mil soles, cuyo informe final fue entregado también a fines de diciembre del año pasado.

 

Solo la presentación de las de órdenes de servicios eran suficientes para que la municipalidad cumpliera la meta establecida por el MEF. Sin embargo, hasta el momento la comuna no cumple con pagar los servicios de consultoría realizados con el argumento de que la meta no se alcanzó.

La misma suerte corren los otros tres profesionales que se encargaron de elaborar el “Diseño e implementación del tratamiento de residuos orgánicos”, “El programa de segregación en la fuente y recolección” y el “Plan de fiscalización ambiental”. Incluso a uno de ellos el municipio le giró un cheque sin fondos.

LA BASURA EN JOSÉ LEONARDO ORTIZ: ¿CÓMO ENTENDER EL PROBLEMA Y GESTIONAR SU SOLUCIÓN?

Leer más
 
 

Decano del Colegio de Ingenieros en Lambayeque señala que los líderes de las organizaciones políticas deberían apostar por una candidatura de consenso para la Municipalidad Provincial de Chiclayo.

 

Firme, el decano del Colegio de Ingenieros del Perú – Consejo Departamental de Lambayeque, Carlos Burgos Montenegro, manifiesta que no será candidato en las próximas elecciones regionales y municipales, poniendo con ello fin a las especulaciones en las últimas semanas se han hecho sobre su posible participación en la contienda, respondiendo además a las autoridades que buscan minimizar los cuestionamientos de la orden que representa justamente valiéndose de ese argumento.

 

Burgos Montenegro señala que su objetivo, por ahora, es cumplir con su período como decano de la orden profesional y honrar el compromiso que asumió al jurar en el cargo, cuando aseguró que no dedicaría su atención en una pretensión política mientras se mantenga como representante de los ingenieros del departamento.

 

Se conoció del interés de Alianza Para el Progreso – APP, de invitarlo como candidato para las próximas elecciones, ya sea acompañando a Agustín Lozano Saavedra como aspirante a vicegobernador regional o como postulante a la alcaldía de Chiclayo. ¿Hubo un acercamiento formal con la agrupación?

A Agustín Lozano me une una amistad; es más, es miembro hábil del Colegio de Ingenieros, perteneciente al Capítulo de Ingeniería Agrícola, y de manera constante pide apoyo a la orden. Está avizorando una región de progreso y desarrollo, y es por eso que se está apoyando en su institución, al margen de la amistad que nos une.

Él me ha invitado a acompañarlo como candidato, pero coherentemente a lo que he venido sosteniendo tengo que terminar mi gestión en el Colegio de Ingenieros y después de eso, desde cualquier orilla, cualquier tribuna, como ciudadano de a pie, si me convocan, estaré presto a apoyar. Lo reitero con claridad: no seré candidato en las elecciones de octubre.

 

¿La invitación de Agustín Lozano fue a título personal o representaba un deseo formal de Alianza Para el Progreso?

Fue a título personal. Como se sabe, Agustín Lozano en algún momento tuvo discrepancias con Alianza Para el Progreso y la intención de formar su propio movimiento, pero que por razones de tiempo no pudo concretar.

 

¿Con eso descarta cualquier posibilidad de postulación en las elecciones de este año o es que todavía cabe la posibilidad de que algún partido pueda convencerlo de aquí a mayo, que deben definirse las candidaturas en el nivel interno?

La verdad no sé qué tendría que pasar. Yo hablo con el corazón dolido porque nuestras autoridades no han estado a la altura de lo que Chiclayo y la región demandan. Es importante el concurso de todos los ciudadanos, de quienes de alguna u otra manera pueden aportar con sus proyectos, sugerencias y experiencia para que el cambio se dé.

 

¿Qué aspectos deberían priorizar los aspirantes al sillón municipal de Chiclayo, que es el que atraviesa por una situación administrativa y de gobierno crítica?

Cuando nosotros postulamos hicimos la evaluación correspondiente para ver de qué manera atacar los distintos frentes de la problemática integral que tiene la municipalidad de Chiclayo y una de las propuestas era aplicar la reingeniería del recurso humano. El personal municipal debe estar presto a colaborar en ello.

La municipalidad está sobrecargada, tiene en promedio cuatro mil trabajadores y es necesario volver al recurso humano verdaderamente útil.

 

¿Siente usted que los cuatro años de la gestión del alcalde David Cornejo Chinguel son tiempo perdido para la provincia?

Totalmente; lo he dicho, lo ratifico y lo seguiré diciendo. En su afán y desesperación de mostrar algo ha empezado a botar el dinero en este tramo que le resta a su gobierno.

 

¿Lo dice por las obras de rehabilitación?

Es penoso. El nivel de rodadura del pavimento casi está al nivel de las veredas en las calles que ya ha intervenido la municipalidad con las obras de rehabilitación y de eso no solo es responsable el señor Cornejo, sino también los exalcaldes. Los 15 ó 18 centímetros que deben diferenciar a la calzada de las aceras se han ido perdiendo en el tiempo.

Otro ejemplo de la pésima calidad técnica con la que se ejecutan los trabajos es la Avenida Fitzcarrald, que ya tiene hasta cuatro presupuestos tirados al agua. Nosotros como Colegio de Ingenieros hemos señalado que esa obra debió paralizarse por las serias deficiencias de carácter técnico, una de ellas es que los desagües están embalsados. Hemos visualizados, como muestra, que en cuatro buzones hay filtraciones y el problema del alcantarillado es latente. Además, no se le está dotando del drenaje pluvial longitudinal, necesario para aliviar las filtraciones por estar al lado de la acequia Yortuque.

Si no se superan estos errores, esa infraestructura vial va a colapsar en el mediano plazo.

 

¿Considera que los problemas de la ciudad obedecen a una corresponsabilidad entre autoridades y ciudadanos?

Una prebenda, una dádiva, un plato de lentejas no le van a cambiar la vida a la población. Los medios de comunicación juegan un papel muy importante en esto, porque hay necesidad de nutrir a los ciudadanos de información sobre lo que son y hacen los que aspiran a ser gobernantes.

Muchos candidatos creen que el dinero soluciona sus debilidades como líderes y solo se preocupan en invertir en las campañas y no hablamos de mil o diez mil soles, sino de millones. Ese es un gran problema, que el medio para ser autoridad se sustenta solo en el dinero.

 

Usted lo sabe como excandidato a la alcaldía provincial. ¿Cuánto cuesta una campaña en Chiclayo?

Nosotros gastamos en la campaña 300 mil soles, monto que se reunió con el aporte de diferentes vecinos, empresarios y de los propios candidatos de la lista. Pero esa cantidad no fue nada, ni la décima parte de lo que otros candidatos gastaron.

Como anécdota puedo decir que nosotros fuimos con 16 mil soles a América Televisión para poner propaganda y nos dimos con la sorpresa que otros partidos habían puesto entre 800 mil y un millón de soles solo en ese canal.

 

¿Cuánto cuesta entonces una campaña política en Chiclayo?

Para la municipal, por lo menos, unos dos o tres millones de soles. Para la región fácilmente cinco millones de soles.

 

Y la gran pregunta es cómo recupera después esa plata.

Exactamente; ahí viene la interrogante, que además es una gran preocupación. Por eso nuestro compromiso es trabajar desde la sociedad civil, como cualquier ciudadano, para ayudar a fiscalizar y a exigir que el gobierno de la ciudad sea transparente y eficiente.

 

¿Cree que es posible armar una lista de consenso para el municipio de la provincia de Chiclayo?

En la elección pasada, y ahí está el prefecto Rafael Aita Campodónico de testigo, participé de una reunión a la que acudimos varios representantes de organizaciones políticas y yo me quité la camiseta de candidato. Dije que quien salga elegido de esa reunión debía recibir nuestro apoyo para que se cambie la situación de la ciudad y la región. Sin embargo, no hubo consenso. Nunca faltan las mezquindades.

Apuesto que si esto se da, si se logra una candidatura de consenso, la población va a entender y a apoyar. Hace falta la voluntad de los líderes políticos de declinar a sus justas intenciones para apoyar a quien pueda hacer un buen gobierno para Chiclayo. La ciudad, como está, no va a ningún lado.

 

¿Esa es la solución para los problemas municipales?

Creo que sí y estoy dispuesto a apoyar. Solo una iniciativa de esa naturaleza podría hacerme cambiar de opinión. Que me llamen, no hay problema.

CARLOS BURGOS ZANJA EL TEMA: “NO SERÉ CANDIDATO EN LAS ELECCIONES DE OCTUBRE”

Leer más
 
 
 


Las Fotos de la Semana!

Selecciona Para ampliar nuestras imagenes más resaltantes de la Semana