up
Directora : Rosa Chambergo Montejo

27 Años en Circulación !!!

 
 

Edición N° 1166

 
Nuestros videos :
El Clima en estos momentos :
Ve También Nuestra Edición Anterior !
 
Edición N° 1165


Anuncia Aquí!

¿Quieres que tu anuncio se vea en nuestra web?, Contáctanos!


  • Fiscal Germán Montero Ugaz reconoció ante el Poder Judicial que no pudo probar las imputaciones sobre los investigados.

 

Más de tres años y medio después que se ordenó prisión preventiva y se dio ingresó al penal de Picsi a varios investigados, entre ellos los empresarios Carlos y Samuel Roncal Miñano, por el presunto delito de criminalidad organizada, el Ministerio Público pidió al Poder Judicial sobreseer el caso en ese extremo, al no lograr evidencias suficientes que sustenten su imputación.

Cabe recordar que en noviembre del 2016, la FECOR, junto a la Policía Nacional, realizó un operativo en la ciudad de Chiclayo con el objetivo de ubicar y detener a los presuntos integrantes de la supuesta organización denominada “La hermandad del norte”, liderada por los hermanos Sanchez Coronel, cuyos integrantes, supuestamente, habían participado en la muerte de Cieza Herrera, sindicándose específicamente a los hermanos Rocal Miñano como autores intelectuales, al haber encomendado al fallecido Alexander Siesquén Sampén, alias el Cojo, la contratación de los sicarios de la organización criminal, “Periquito” y el “Zurdo”, quienes serían los ejecutores del homicidio.

Es así que después de tres años y medio, el ultimo 2 de junio, se realizó la audiencia virtual en el Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria que despacha la juez Cecilia Grandez Rojas, en la que el representante de la Fiscalía Especializada en Criminalidad Organizada – FECOR Lambayeque, Germán Montero Ugaz, presentó el pedido de sobreseimiento a favor de los investigados señalados por el asesinato del ex auditor de la SUNAT Luis Cieza Herrera, ocurrido el 23 de diciembre del 2015.

Tras la sustentación fiscal, la Juez del Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria emitió la Resolución N° 38, del 2 de junio, estando conforme con los solicitado por el Fiscal de Crimen Organizado, German Montero, ordenando el archivamiento o sobreseimiento de la investigación contra los cabecillas de la organización La Hermandad del Norte, Epifanio Justo Sánchez Coronel, Santos Hermes Sánchez Coronel y Yelisthin Juan Sánchez Tello por el delito de sicariato con agravantes, por cuanto pese a que los investigados fueron enviados a prisión preventiva en noviembre del 2016, “no existe razonablemente la posibilidad de incorporar nuevos datos a la investigación y no hay elementos de convicción suficientes para solicitar fundadamente el enjuiciamiento de los imputados”, por lo que solicitó que se sobresea la imputación contra estos; en tal sentido, declaró fundado el sobreseimiento a favor de Epifanio Sánchez Coronel, Santos Sánchez Coronel y Yelisthin Sánchez Tello, sindicados inicialmente como lideres de la organización criminal La Hermandad del Norte.

El mismo día, con la Resolución N° 39, la jueza aprobó el sobreseimiento a favor de Epifanio y Santos Santos Coronel por el presunto delito de sicariato con agravantes en contra de Teodosia Flores Vásquez, así como por el delito de extorsión en agravio de la Empresa de Taxis ‘Ilucan’.

 

SOBRESEIMIENTO A UN FALLECIDO

Asimismo, la juez del Cuarto Juzgado de Investigación Criminal  mediante la Resolución N° 41, declaró fundado el pedido de sobreseimiento a favor de Alexander Siesquén Sampén por el presunto delito contra la tranquilidad pública en su figura de organización criminal, marcaje y reglaje en agravio del Estado y por el presunto delito contra la vida, el cuerpo y la salud, en su figura de sicariato, en agravio de Luis Cieza Herrera; dos años después que muriera (28 de julio del 2018), bajo mandato de prisión preventiva en el Establecimiento Penitenciario de Chiclayo, conforme se desprende del Acta de Defunción N° 500815045.

La defensa de Alexander Siesquén solicitó al Séptimo Juzgado de Investigación Preparatoria, a cargo de la juez Mary Núñez Cortijo, la variación de la medida coercitiva por el arresto domiciliario, considerando el precario estado de salud del investigado (tenía insuficiencia renal, estaba ciego, había sido amputado de una pierna y sufría de diabetes), requerimiento que fue desestimado, llegando el caso al Tribunal Constitucional, el mismo que se pronunció a su favor días después de su deceso.

 

CASO HERMANOS RONCAL MIÑANO

La fiscalía presentó el pedido de sobreseimiento a favor de los hermanos Carlos y Samuel Roncal Miñano por el presunto delito contra la tranquilidad pública en su figura de organización criminal.

Montero Ugaz formalizó investigación preparatoria contra ambos al señalarlos de “haber encargado la muerte del auditor de la SUNAT Luis Cieza Herrera, teniendo como intermediario a Alexander Siesquén Sampén, quien solicitó los servicios de los sicarios de la organización criminal ‘La hermandad del norte’”.

El fiscal califica a los empresarios como “promotores de la organización criminal”, pues habrían sostenido una reunión con los cabecillas de la organización (Epifanio Sánchez Coronel), en la que habrían encargado la muerte de Cieza Herrera y, posteriormente, realizado el pago en las instalaciones de la fábrica de azúcar, propiedad de estos, ubicada carretera a Ferreñafe.

“El representante del Ministerio Público respecto a los imputados Samuel y Carlos Roncal Miñano solicitó el sobreseimiento de la causa, de conformidad con el Artículo 344, inciso 2, literal b) del Código Procesal Penal, el cual prescribe que: el hecho imputado no es típico”, señala la Resolución N° 41 emitida por Grandez Rojas.

En audiencia, la defensa de Samuel Roncal señaló que si a las personas que supuestamente integraban la organización criminal y ordenaron a sus miembros la muerte de Cieza Herrera se les había sobreseído por insuficiencia probatoria, similar criterio debía aplicarse para su patrocinado. El mismo criterio expuso el abogado de Carlos Roncal.

Tras el análisis, Grandez Rojas declaró fundado el sobreseimiento a favor de Carlos y Samuel Roncal Miñano por el delito de organización criminal, con lo cual los aparta del supuesto que inicialmente argumentó la fiscalía de que ambos eran parte de “La hermandad del norte”, mas no los excluye del proceso por considerar que su conducta fue atípica respecto a la presunta organización.

Finalmente, la juez Cecilia Grandez, archivo la investigación judicial contra los presuntos ejecutores directos del homicidio, Joseph Salazar Silva alias “Periquito” y Fulgencio Rivera Masa, alias “Zurdo”, por la presunta comisión del delito contra la vida, el cuerpo y la salud en su figura de sicariato con agravantes en perjuicio de Luis Cieza Herrera.

La FECOR Lambayeque había formalizado investigación preparatoria contra estos al sostener que el 23 de diciembre del 2015, habrían ultimado a Cieza Herrera utilizando un arma de fuego.

El fiscal Germán Montero explicó al despacho judicial que “si bien es cierto en un primer momento se efectuó la imputación en contra de los investigados Joseph Salazar Silva y Fulgencio Rivera Maza, posteriormente se ha determinado científicamente la identidad dactilar de las huellas encontradas en la escena del crimen (Avenida Grau N° 952 Chiclayo) y las de la moto lineal abandonada, las cuales pertenecerían a dos personas distintas de las que la fiscalía había formulado imputación en la formalización y continuación de la etapa preparatoria”.

En consecuencia, el pedido de sobreseimiento también fue declarado fundado por la magistrada, al igual que el requerimiento similar presentado por la fiscalía en el caso de Fulgencio Rivera por el presunto delito contra la tranquilidad pública en su modalidad de organización criminal.

 

CASO HERÁCLIDES ARENAS

Lo mismo ocurrió con el supuesto integrante de la organización criminal, el contador Heráclides Antonio Arenas Delgado, imputándole el delito de organización criminal, pues de acuerdo a la tesis de la FECOR fue el intermediario entre los hermanos Carlos y Samuel Roncal Miñano para ofrecer un soborno al exauditor de la SUNAT Luis Cieza Herrera, a cambio de que deje de fiscalizar a sus empresas.

El fiscal Germán Montero tuvo que reconocer ante la juez Cecilia Grandez que no había elementos de convicción suficientes para procesar a Arenas Delgado, aun cuando la fiscalía pidió que se ordene en su contra el mandato de prisión preventiva.

Para la magistrada, la acción de Arenas Delgado (supuesto ofrecimiento de dinero) calificaría más como cohecho y no como organización criminal, por lo que aprobó el sobreseimiento a su favor.

Con este reconocimiento del fiscal y subsecuente fallo del Organo Jurisdiccional se hace justicia en parte a lo imputados por la muerte del funcionario de la Sunat Luis Cieza, faltando definir la situación judicial de los hermanos Roncal Miñano como autores intelectuales, ya que la tesis de la fiscalía es que ordenaron el homicidio siendo los ejecutores directos los investigados Periquito y Zurdo, siendo que a la fecha se archivado el caso contra los mencionados investigados Periquito y Zurdo ya que se ha establecido con prueba científica que las huellas de los que participaron fueron otras personas que actualmente se encuentran internados en el Penal de Trujillo.  

FISCALÍA PIDIÓ ARCHIVAR LA INVESTIGACIÓN POR CRIMINALIDAD ORGANIZADA: NO HUBO ELEMENTOS SUFICIENTES SOBRE EL CASO “HERMANDAD DEL NORTE”

Leer más
 
 
  • En 150 días de emergencia sanitaria muchos hombres ilustres fallecieron, ya sea por Covid-19 u otra causa.
  • Esta lista la conforman autoridades, docentes, médicos, personal sanitario, policías, bomberos, luchadores sociales, dirigentes gremiales, entre otros.

 

Hasta el cierre de esta nota, las cifras oficiales del Comando Covid Regional dan cuenta de mil 487 personas fallecidas en Lambayeque a causa del Covid-19. Entre ellas se encuentran personajes notables que desde su sector ofrendaron su vida por el desarrollo del departamento. Expresión elabora este homenaje a los caídos, a los que suma también a quienes fallecieron durante este período por otras causas ajenas al virus.

 

Beatriz Solís Rosas de Aita

Médico pediatra de profesión, Beatriz Solís Rosas de Aita se distinguió a lo largo de su vida por su dedicación a los más necesitados. De ella se recuerda que incluso muchas veces atendía gratis a los que requerían de su servicio y no tenían cómo pagar. Fue muy querida por sus compañeros de promoción de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, quienes en sus últimos días hicieron las gestiones para llevarla a Lima y asegurar que sea debidamente atendida.

Contrajo matrimonio con Tomás Aita Arroyo, fruto del cual tuvo cuatro hijos. A nivel político fue una destacada militante del Partido Aprista Peruano, llegando a ser secretaria departamental de dicha organización. Se desempeñó como regidora provincial de Chiclayo en 1993, consejera regional del 2003 al 2006 y presidente de la Red Regional de Mujeres Autoridades de Lambayeque. Falleció el 24 de mayo a la edad de 72 años.

 

Carlo Frank Díaz Urbina

Carlo Frank Díaz Urbina dedicó los últimos seis años de su vida a mejorar las condiciones de vida de los niños con leucemia, cuyas vivencias conoció de cerca por su condición de paciente nefrológico. Así, fundó, junto a un grupo de amigos, ‘Somos un solo corazón’, asociación que en sus inicios se dedicó a llevarle un poco de alegría a los menores y hoy cuenta con una casa hogar para estos y sus madres que llegan desde otros departamentos.

Su hija Karla Díaz Chira cuenta que la mayor enseñanza que le dejó su padre fue el tener paciencia con el prójimo, pues cada quien enfrenta sus propios problemas. Lo recuerda como un hombre alegre y apasionado por la música. Sus amigos lo conocían como ‘Lennon’, por su afición al artista de Los Beatles en cuyo honor le puso ese nombre a un equipo de música que tenía y alquilaba para las fiestas en Lambayeque. Falleció el 20 de junio a los 48 años, dejando una familia conformada por cuatro hijos.

 

Elmer Baca Clavo

Conocido como ‘El viejo’, su apodo le hacía justicia a sus más de 30 años de servicio en el Instituto Nacional Penitenciario - INPE. Elmer Baca Clavo trabajaba en el sector privado, pero postuló a esta institución por su afán de lograr la resocialización de los presos. Su hijo Juan Piere Baca Balarezo cuenta que allí donde la gente veía miseria y delincuencia, él veía seres humanos.

Sus hijos lo recuerdan como un padre sumamente cariñoso y preocupado por la realidad del país. Las conversaciones con él giraban en torno a la coyuntura nacional, pues era un hombre muy enterado. Llegó a ser jefe del INPE en Lambayeque, aunque su gran anhelo fue ser convocado para dirigir las riendas de la institución a nivel nacional, hecho que no se concretó, pese a haber liderado penales sobrepoblados en cinco regiones del norte. Falleció el 24 de abril a la edad de 65 años.

 

Eber Espinoza Mestanza

El teniente brigadier Eber Espinoza Mestanza es uno de los tantos bomberos que se contagió del Covid-19 en el ejercicio de su servicio. Proveniente de la Compañía Salvadora Chiclayo N° 27, el también contador llegó a ser comandante departamental, cargo que ocupaba hasta el momento de su defunción. Sus compañeros lo recuerdan como un hombre que le gustaba la adrenalina, quien a lo largo de sus 30 años de servicio demostró mucha valentía en las diversas emergencias a las que acudía.

El jefe de la Compañía de Bomberos de Chiclayo, Giovani Custodio Muñoz, rememora que en 1995 acudieron a un incendio en el cual Eber Espinoza, pese a contar solo con un capotín y unas botas de jardinero, subió por la escalera del segundo piso con los pantalones rotos para rescatar a la gente que se encontraba atrapada en el siniestro. Falleció el 27 de abril a los 54 años, dejando a tres hijos menores de edad.

 

Manuel Ayasta Agapito

El teniente brigadier Manuel Ayasta Agapito, quien llegó a ser jefe de la Compañía Salvadora Chiclayo N° 27 y comandante departamental de los bomberos, es recordado por sus compañeros como el hombre encargado de dar el mantenimiento a todos los vehículos de la II Comandancia Lambayeque a lo largo de sus 38 años de servicio, pues era mecánico de profesión.

Tenía un característico sentido del humor. En una oportunidad llegó vestido de forma elegante a la compañía y olvidó traer su polo de trabajo. Pese a ello, se metió debajo de una de las unidades con más de 30 años de antigüedad que iba a reparar y el aceite terminó cayéndole encima. Lejos de enojarse, Manuel Ayasta sonrió y dijo que con o sin el líquido su rostro se veía igual, en alusión a su tez morena. Falleció el 11 de junio a los 63 años, dejando cuatro hijos.

 

José Fernando Inga de la Cruz

José Fernando Inga de la Cruz no fue el típico profesor que mantenía una relación vertical con sus estudiantes.  Al contrario, se dirigía a ellos con un ameno: “Oiga, caballero”. Eran sus amigos en proceso de formación. Ejerció la docencia por 20 años, tiempo durante el cual forjó incontables profesionales, hizo las veces de padre para ellos en muchas ocasiones y ganó múltiples medallas en concursos al interior del país. Con él las matemáticas eran fáciles.

Leslie Inga Cieza, hija del docente, cuenta que su padre era un hombre juguetón que les inculcaba a ver la vida de forma positiva y a ser fuertes para levantarse de las caídas. Fue también su profesor y la preparó para ingresar a la universidad. Cuenta que en las clases del recuerdo sus alumnos lo esperaban con la canción ‘We will rock you’, de la banda Queen, de cuyo vocalista Freddie Mercury era fanático. Falleció el 7 de mayo a los 55 años y deja como legado el PRONOEI Sonrisas, que ayuda a la población de escasos recursos.

 

Jesús Yampufé Espinoza

Jesús Yampufé Espinoza fue la primera raqueta nacional en el paratenis de mesa. Tras el accidente automovilístico que originó su discapacidad física, tuvo su primer acercamiento al paradeporte en una competencia organizada por la seguridad social. Luego, en el 2016, participó de los Juegos organizados por la Asociación Nacional Paralímpica del Perú, en los que obtuvo dos medallas de oro y una de plata.

La consagración de Yampufé Espinoza como paradeportista llegó el año pasado cuando fue convocado para formar parte de la selección peruana de paratenis de mesa que competiría en los Juegos Parapanamericanos. Desde entonces, el ferreñafano entrenó arduamente para estar a la altura de la competencia, en la que se distinguió por su potente saque. Falleció a los 52 años de un paro cardiaco mientras entrenaba en su vivienda. Deja dos hijas.

 

Juan Tello Torres

Con apenas 35 años, el Covid-19 se llevó la vida del enfermero Juan Tello Torres, quien laboraba en el Hospital Docente Las Mercedes desde el 2015.  Fue un profesional de altas cualidades técnicas. Contaba con una segunda especialidad en Emergencias y Desastres, y contaba con experiencia en Salud Ocupacional.

Sus colegas lo recuerdan como alguien de cálida sonrisa, proactivo, que nunca rehuía a los retos, atento a brindar soluciones, y siempre dispuesto a darles una palabra de aliento a los pacientes que asistía durante sus turnos. Pese a la tensión que se vivía en el área de Emergencia, Juan Tello se las ingeniaba para aligerar el estrés de sus compañeros. Uno de sus anhelos era que él y sus colegas que laboraban por Servicios No Personales alcancen un contrato digno. Falleció el 20 de junio. Deja un hijo de un año.

 

Luis Gonzales Llontop

Periodista, relacionista pública y abogado, Luis Gonzales Llontop fue uno de los hombres de la radio más escuchados del Circuito Mochica. Pese a quedar huérfano a los siete años, supo sortear las carencias económicas y destacar en el colegio de su natal Monsefú, donde se hizo conocido por declamar poesía. Estudió primero una carrera técnica en el ex Instituto de Relaciones Públicas y luego en tres universidades distintas de donde obtuvo sus tres títulos.

Su hijo Luis Gonzales Quesquén rescata de él lo respetuoso que era de los valores y la máxima de vida que tenía: “Con el estudio viene la superación”. Durante más de tres décadas mantuvo su programa de radio en Monsefú y se desempeñó a la par como jefe de la Oficina de Imagen Institucional de EPSEL. Hace cuatro años recibió el Premio FEXTICUM, reconocimiento otorgado a solo 15 monsefuanos en sus 48 ediciones. Falleció el 14 de mayo a los 67 años. Deja tres hijos profesionales y dos nietos.

 

Marino Alarcón Solano

Marino Alarcón Solano es recordado por sus colegas como el médico de la sonrisa. Estudió medicina en la Universidad Nacional de La Plata en Argentina y obtuvo la especialidad de cardiología. Aunque ya se había jubilado, continuaba yendo a su consultorio del Hospital Belén, pues su vocación era más fuerte. Para quienes laboraban allí era una garantía contar con él para determinar el riesgo quirúrgico antes de una cirugía.

A sus 70 años seguía yendo a la casa de aquellos pacientes en condición de pobreza que requerían de sus servicios y a sus alumnos les exhortaba a hacer lo mismo para tener siempre presente el carácter humano de su profesión. Era difícil verlo por los pasillos del hospital, pues siempre llevaba un buen semblante y saludaba con afecto a todo aquel con quien se cruzase. Sus tres hijos lo recuerdan como un abuelo juguetón con sus nietos. Falleció el 13 de mayo.

 

Teodoro Custodio Cachay

Monsefuano de nacimiento, Teodoro Custodio Cachay fue el segundo de diez hermanos. Empezó a trabajar en la antigua Parada en la década del 70. Tras su desaparición, se trasladó hacia el Mercado Modelo, donde gracias a su capacidad de liderazgo gestionó los puestos de las plataformas Balta, Arica, Cuglievan y Pardo. Posteriormente, fue dirigente de la Asociación de Comerciantes Ambulantes y hace 23 años fundó las rondas urbanas del citado centro de abastos, con las cuales impuso orden ante los asaltos. Su gran anhelo fue la modernización del Mercado Modelo, en virtud de lo cual fue uno de los gestores de la Ley N° 30760, mediante la cual se declaró de necesidad pública la construcción de un nuevo centro de acopio. 

Sus ideales de izquierda lo llevaron a ser apresado durante el gobierno de Juan Velasco Alvarado. Fue candidato a la presidencia regional de la Región Nororiental del Marañón. Falleció el 12 de abril a los 69 años, víctima de un infarto. Deja dos hijos profesionales.

 

Ricardo Cervera Niño

Ricardo Cervera fue un visionario de las comunicaciones. Desde muy joven fue dirigente de los periodistas escolares en el Colegio San José. Enrumbó a Lima para estudiar periodismo en la Pontifica Universidad Católica y estando allí, a los 18 años, fue convocado para ser editor del Diario Ojo. Tras culminar sus estudios vino a Chiclayo para fundar ‘El Ciclón’. Posteriormente, viajaría a Estados Unidos, donde fundó el diario ‘Yes’. Viajaba constantemente a Europa de donde traía las últimas novedades. Precisamente, sería el primero en editar un diario por Internet. Fue, además, presidente del directorio de Editora Perú.

A la par de su quehacer periodístico, también tuvo una activa vida política. Fue secretario de juventudes del Partido Comunista y encabezó la disidencia de Patria Roja. Fue asesor de los dos gobiernos de Alan García, de la campaña de presidencial de Alfonso Barrantes Lingán y dirigente de la Central de Trabajadores de la Revolución. Falleció el 5 de agosto a los 74 años.

 

Pedro Pinto Díaz

Aunque nació en Arequipa, el coronel PNP Pedro Pinto Díaz estuvo plenamente identificado con Lambayeque. Fue director de la Escuela Superior Técnica de la Policía de Chiclayo, institución por la cual pasaron seis promociones de suboficiales durante el tiempo que la lideró. Un promedio de mil 200 alumnos lo tuvieron como instructor y docente, quienes lo recuerdan por su vocación social.

Pinto Díaz fue licenciado en Administración y Ciencias Policiales y bachiller en Educación. A lo largo de su carrera ocupó diversos cargos, entre los que destacan el ser secretario de la Comandancia General de la PNP, edecán del Viceministerio del Interior y del Ministerio de Cultura, cartera en la que acompañó a los ministros Jorge Nieto Montesinos y Salvador del Solar. Fue ascendido a coronel de armas el año pasado. Falleció el 4 de abril, víctima del Covid-19, tras permanecer 12 días internado. En su honor, la promoción 2020-II de la Escuela de Oficiales de la PNP lleva su nombre.

 

Ciro Sagástegui León

Egresado de la Universidad Nacional Federico Villarreal, Ciro Sagástegui León fue un connotado médico lambayecano, especialista en Gineco – Obstetricia y Salud Pública y Administración Hospitalaria. Laboró en el Centro de Salud de Reque y ocupó la gerencia de la Red Asistencial Lambayeque durante ocho meses, de junio del 2008 a enero del 2009. A la par de su profesión, se destacó al interior del Partido Aprista, organización en la que militaba.

Uno de sus pacientes recuerda la vez fue hasta la casa del doctor para pedirle que atendiera a su hijo, una persona con habilidades diferentes de 15 años en aquel entonces, quien padecía de dolencias corporales. Sagástegui salió de su vivienda y se dirigió a la de este para asistirlo. Rápidamente lo examinó, logró encontrar el problema y le pidió que vaya por una inyección. El galeno esperó que el padre llegase con el medicamento y se lo aplicó. Al día siguiente ya estaba recuperado. Ciro Sagástegui falleció el 13 de junio a causa del Covid-19.

 

Antonio Ventura Lizana

Fue el primer alcalde acaecido por el Covid-19. Nacido en Olmos, dedicó su vida al trabajo por la población de Cañaris. Estudió en el Institutito Pedagógico Sagrado Corazón de Jesús y luego en la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo, de donde egresó como educador en el 2017. Tuvo una segunda especialidad en Gestión Escolar con Liderazgo Pedagógico por la Pontifica Universidad Católica del Perú. Del 2015 al 2018 laboró como docente de una institución educativa en el caserío Cangrejera, de Cañaris.

A nivel político, postuló en 1998 por Somos Perú a la alcaldía de Cañaris, resultando electo. Desde el 2006 se afilió como militante de Alianza Para el Progreso, agrupación con la que volvería a ser elegido burgomaestre del distrito altoandino en el 2006. El 2010 y 2014 también tentó el sillón municipal, aunque sin éxito, hasta que fue electo nuevamente el 2018. Falleció el 28 de mayo a los 62 años, estando en el ejercicio de sus funciones.

 

Luis Chávez Becerra

Fue el segundo burgomaestre lambayecano en fallecer víctima del nuevo coronavirus. Luis Chávez Becerra nació el 25 de febrero de 1976 en Oyotún. Tuvo tres hermanos. Siendo aún pequeño se quedó huérfano de ambos padres, quienes fallecieron en un accidente. Él, que iba con ellos, se salvó.

Se formó como ingeniero mecánico eléctrico en la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo. El 2010 postuló sin éxito por el Partido Aprista Peruano al cargo de regidor de la Municipalidad de Oyotún y el 2018 tentó el sillón municipal de la misma comuna, esta vez por Acción Popular, logrando ganar las elecciones con el 24.11 % de los votos válidos. Bajo su gestión, se conformó el Comité Multidisciplinario Covid-19, se desarrolló a mediados de julio un simposio con especialistas para tratar la problemática de la pandemia y se logró el traslado humanitario de dos grupos de personas que estaban varadas en Lima, además de la entrega de canastas y otros tipos de ayuda. Falleció el 5 de agosto a los 44 años.

 

Galvarino Castro Espinoza

Nacido en Chota, desde hace 35 años Galvarino Castro Espinoza residía en Lambayeque. Estudió en la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo, donde se graduó como ingeniero zootecnista. Trabajó en el Ministerio de Agricultura y Riego durante 20 años, de 1971 a 1991. Fue director de la Estación Experimental Donoso, del Instituto Nacional de Innovación Agraria, en Huaral; Baños del Inca, en Cajamarca y Vista Florida, en Lambayeque.

A nivel gremial, presidió la Asociación de Ganaderos de Lambayeque, el Colegio de Ingenieros de Lambayeque y fue pro secretario general del Colegio de Ingeniero del Perú. En el plano político, postuló en 1983 y 1993 al cargo de regidor de la Municipalidad Distrital de José Leonardo Ortiz y en el 2006 a la alcaldía del mismo distrito. En el 2011 postuló al Parlamento por el Partido Nacionalista, del cual era militante y ocupó la plaza de congresista accesitario. Falleció el 11 de junio a los 78 años.

 

Marco Mavila Miglia

A Marco Mavila Miglia se le recuerda por dedicar su vida a la promoción cultural, deportiva y gastronómica. Nació el 2 de noviembre de 1941. De joven solía correr tabla en las olas del mar de Pimentel. Fue por muchos años uno de los rostros más visibles de Cervecería del Norte y posteriormente de Backus, desde donde apoyó los trabajos de investigación y conservación del Valle de las Pirámides de Túcume. Bernarda Delgado Elías, directora del Museo de Sitio de Túcume, rememora que hacía falta solo una llamada para que acudiese en auxilio del complejo, sobre todo en los momentos difíciles cuando faltaba presupuesto para abrir las puertas.

Fue uno de los principales benefactores de la Reserva Chaparrí, fundador del Patronato Valle de las Pirámides de Lambayeque e integrante del Consejo Regional de Turismo, donde destacó como uno de los visionarios e impulsores del Circuito Turístico del Norte. Falleció el 30 de mayo a la edad de 79 años.

 

Benicio Díaz Díaz

Pese a haber nacido en Cajamarca, Benicio Díaz Díaz, o simplemente ‘Don Benny’, fue uno de los personajes más queridos por los chiclayanos, quienes lo recuerdan por su emprendimiento ‘Don Benny’, fundado el 5 de septiembre de 1997 y ubicado entre las calles Torres Paz y Balta.

Con más de 40 años de experiencia en el medio panadero, Benicio Díaz comenzó su actividad empresarial con la panadería ‘El Padrino’. En su familia también tenían dos negocios más del mismo rubro, por lo que quiso diferenciarse y fundó ‘Don Benny’, con el cual quiso fusionar la panadería, la cafetería y el restaurante. Sus productos emblemas en un inicio fueron, además del pan, las empanadas, los helados y el jugo de lima.  Era común verlo en su local supervisando las labores y conversando alegremente con sus clientes y colaboradores, siempre amable y respetuoso. Falleció el 15 de mayo.

 

Lázaro Tunga Chapoñán

El 6 de julio Lázaro Tunga Chapoñán regresó a la tierra por la que tanto luchó durante su vida. Fue un conspicuo dirigente agrario, líder de la Confederación Nacional Agraria, fundador de la Convención Nacional del Agro Peruano – CONVEAGRO, y presidente en Lambayeque de este gremio, desde donde participó activamente en la formulación y la lucha por la aprobación de la Ley de Agricultura Familiar y posteriormente por su implementación en el departamento.

También fue coordinador del Grupo de Seguimiento de Desarrollo Rural y miembro del Comité Ejecutivo Regional de la Mesa de Concertación para la Lucha Contra la Pobreza en Lambayeque. Fiel a sus ideales, promovió la agricultura familiar, la asociatividad, el fortalecimiento de las organizaciones agrarias y el derecho al agua. Falleció el 6 de julio, tras una larga lucha contra el cáncer.

HOMENAJE: VEINTE PERSONAJES QUE LA PANDEMIA SE LLEVÓ

Leer más
 
 
 

La emergencia sanitaria es el marco para que desde el Estado se implementen una serie de medidas que permitan atender lo más urgente en cuanto a compras y contrataciones en los diversos sectores a nivel nacional. El Ejecutivo aprobó la entrega de presupuestos extraordinarios, lo que representó para las entidades de control el reto de garantizar que el gasto sea eficiente y, sobre todo, transparente.

 

Sin embargo, aunque cueste creer, la emergencia no ha estado libre del mal proceder de varios cientos de funcionarios y autoridades, cuyas acciones constituyen en indicios de irregularidades que pueden desencadenar justificados procesos, incluso, con carga penal.

En Lambayeque, la Contraloría General de la República, a través de la Gerencia Regional de Control, realizó entre el 16 de marzo, día en que se inició el período de emergencia, y julio, 283 servicios de control, de los cuales 232 se ejecutaron en las unidades orgánicas (dependencias y unidades ejecutoras) del Gobierno Regional de Lambayeque y municipios provinciales y distritales, y 51 en unidades orgánicas adscritas a ministerios y entidades cuya sede central se encuentra en Lima.

Esto permitió que se elaboren 267 informes, conteniendo entre ellos 16 informes de control simultáneo.

 

Canastas de alimentos

El gobierno nacional emitió el Decreto de Urgencia N° 033-2020, que dispuso la transferencia de 213 millones 650 mil soles a los municipalidades del país (mil 874 en total), para que adquieran alimentos de primera necesidad a fin de ser distribuidos en canastas a las familias más vulnerables durante la emergencia, autorizando, además, que las comunas dispongan de sus recursos propios, por lo que el monto total para las compras ascendió a 233 millones de soles a nivel nacional.

Frente a ello, la Contraloría General de la República, a través de los Órganos de Control Institucional – OCI, y las Gerencias Regionales de Control, desplegó a su personal con el objetivo de fiscalizar el correcto desempeño de los municipios en la ejecución de los recursos.

 

José Leonardo Ortiz

Así, se realizó el control concurrente a la Municipalidad Distrital de José Leonardo Ortiz (Informe 001-2020-OCI/2129-SCC), en el que se concluye que la entidad no sinceró el padrón de hogares vulnerables a ser beneficiados con las canastas y tampoco cumplió con registrar a las familias que habían recibido los alimentos.

En un segundo informe, el N° 002-2020, OCI de la municipalidad leonardina estableció que el informe legal que sustentó el acuerdo de concejo para la composición y compra directa de las canastas, incluía un informe del órgano encargado de las contrataciones con fecha posterior a la del documento, poniendo en duda la transparencia y legalidad de los procedimientos realizados. Asimismo, no se había cumplido con la publicación del informe legal en el portal del Sistema Electrónico de Contrataciones del Estado.

 

Motupe

En el municipio de Motupe, con el Informe de Control Concurrente N° 001-2020-OCI/2136-SCC, el OCI detectó que se había adquirido productos de primera necesidad a precios superiores al monto de la oferta más baja según las cotizaciones, generando un pago en exceso de más de ocho mil soles; no se realizó un correcto control de la salida de las canastas de los almacenes y tampoco se tenía actualizado el padrón de beneficiarios.

Con el Informe de Control Concurrente N° 004-2020-OCI/2136-SCC, OCI indicó que el municipio no publicó en el SEACE las órdenes de compra vinculadas con la adquisición de productos para las canastas, inobservando las disposiciones emitidas por el OSCE y limitando el ejercicio de supervisión y control por los entes fiscalizadores.

 

Pítipo

En Pítipo, el Órgano de Control Institucional – OCI, de la Municipalidad Provincial de Ferreñafe, con jurisdicción sobre el municipio de dicha localidad, concluyó en el Informe N° 003-2020-OCI/0426-SCC que no se registraba información completa en la Plataforma para la Transparencia de la Gestión Pública en la Emergencia Sanitaria Covid-19; la comuna no había consignado la composición y precios referenciales de los productos de las canastas a entregar; no se tuvo un control del ingreso de los alimentos a los almacenes y tampoco de la salida para su distribución, y, como cereza del pastel, el jefe de la Unidad de Abastecimiento no estaba certificado para el Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado – OSCE.

 

Ferreñafe

Respecto a la municipalidad de Ferreñafe, OCI emitió el Informe N° 004-2020-OCI/0426-SCC, en el que señala que esta había adquirido alimentos no aptos para el consumo humano, poniendo en riesgo la salud de las familias que recibían las canastas; que el almacenamiento de los productos no se realizó en condiciones de higiene y que el vehículo utilizado para transportarlo no cumplía las condiciones de limpieza y desinfección.

Otro informe, el 011-2020-OCI/0426-SCC, señala que la municipalidad seleccionó una oferta que no precisaba los precios unitarios, permitiendo que el proveedor solicite el incremento en el costo del arroz, lo cual fue aceptado por la entidad sin que exista registro de la documentación que avale dicho procedimiento. Asimismo, se indica que no se realizó la retención de la garantía conforme a lo establecido en el procedimiento de contratación y que se le pagó al proveedor sin que este haya entregado los productos.

 

Cañaris

OCI del municipio de Ferreñafe, también con jurisdicción de control sobre la comuna distrital de Cañaris, emitió el Informe de Control Concurrente N° 005-2020-OCI/0426-SCC, observando la falta de transparencia expuesta por la no publicación de información en la plataforma de gestión sobre la emergencia; el inadecuado almacenamiento de los productos adquiridos y – al igual que en la provincia – el uso de un vehículo que no garantizaba las medidas de seguridad y salubridad para el traslado de las canastas.

El Informe N° 012-2020-OCI/0426-SCC señala que el municipio de Cañaris no había cumplido con los procedimientos establecidos en el marco de contrataciones del Estado para realizar la compra de alimentos.

 

Incahuasi

En Incahuasi, con el Informe de Orientación de Oficio N° 007-2020-OCI/0426-SOO, OCI Ferreñafe, observó que el municipio no hizo pública la composición de las canastas y que se publicó en el portal del SEACE documentos relacionados al proceso de compra cuyas fechas no estaban acorde a los procedimientos seguidos.

El Informe N° 008-2020-OCI/0426-SOO concluye que la municipalidad adquirió arroz a un precio superior al de la oferta más baja, lo cual generaría un pago en exceso de 14 mil 400, cuyo empaque no evidencia registro sanitario. Asimismo, se recibió y distribuyó aceite vegetal sin advertir que la marca difería de lo ofertado y contratado.

 

Manuel Mesones Muro

En el ayuntamiento de Manuel Mesones Muro, OCI Ferreñafe detectó, durante la una visita de control, que se había aprobado la contratación directa sin contar con informe técnico ni la totalidad de los documentos para la regularización de la adquisición de productos de primera necesidad.

Asimismo, que se permitió el ingreso de alimentos a los almacenes sin el debido registro documental.

 

Olmos

OCI de la comuna de Olmos emitió el Informe de Control Concurrente N° 005-2020-OCI/2137-SCC, advirtiendo que no se tenía un padrón de beneficiarios de las canastas y que existía un lote de siete mil 820 latas de grated de jurel almacenado, el mismo que no era apto para el consumo humano.

En otro informe, el 009-2020-OCI/2137-SCC, se observó que el padrón de beneficiarios elaborado por la municipalidad era mayor al número de canastas solicitadas, las fichas de entrega carecían firmas y que se había beneficiado a familias que recibieron los bonos económicos del Estado en el marco de la emergencia.

En el Informe N° 010-2020-OCI/2137-SCC, OCI da cuenta que la comuna olmana no había publicado en el SEACE la documentación relacionada al proceso de compra directa de los alimentos, formalizó y registró un devengado de 199 mil 891 soles sin seguir el procedimiento correcto, pagó por un producto que no cumplía con las especificaciones técnicas y el acuerdo del concejo que aprobó la compra directa presenta vicios. Del mismo modo, con el Informe N° 011-2020-OCI/2137-SVC se cuestionó las acciones de la municipalidad respecto al funcionamiento del mercado distrital.

 

Mórrope

El Órgano de Control Institucional de la Municipalidad Provincial de Lambayeque, con jurisdicción sobre el municipio de Mórrope, entregó el Informe de Control Concurrente N° 008-2020-OCI/0427-SCC, en el que señala que la entidad había aceptado productos con Registro Sanitario vencido; entregó canastas a familias que no se encontraban en el padrón de beneficiarios identificados en situación de pobreza y pobreza extrema, y, finalmente, no se cumplió con la actualización del registro de hogares que recibieron los alimentos.

 

Lambayeque

En la comuna de Lambayeque, con el Informe de Control Concurrente N° 009-2020-OCI/0427-SCC, se estableció que se había recibido y dado conformidad a un producto que no correspondía a la compra realizada, no se cumplió con el registro de los beneficiarios de la canastas en la plataforma digital y que la entrega de las mismas se hizo sin seguir los criterios establecidos.

En el Informe N° 011-2020-OCI/0427-SCC se precisa que la municipalidad de Lambayeque no registró en el SEACE el proceso de adquisición de los productos para las canastas.

 

Chóchope

Respecto a la Municipalidad Distrital de Chóchope, OCI Lambayeque informó que la entidad no determinó procedimientos para la identificación de las 271 familias beneficiadas con las canastas básicas y que se había registrado a personas cuyos datos no coincidían con los existentes en el Registro Nacional de Identidad y Estado Civil – RENIEC.

 

La Victoria

En el distrito de La Victoria, el OCI, con el Informe N° 010-2020-OCI/2738-SCC, precisa que la municipalidad no cumplió con la regularización de la documentación de la contratación directa en el SEACE, pagó por adelantado al proveedor de los productos antes de haber establecido en la orden de compra y las bases las garantías que este debía otorgar. Es más, se dio conformidad de recepción de los productos antes que fueran recibidos.

 

Chiclayo

OCI de la Municipalidad Provincial de Chiclayo emitió el Informe de Control Concurrente N° 010-2020-OCI/0425-SCC, señalando que pese a que había recibido medio millón de soles para la compra de alimentos, al 15 de abril solo tenía invertido el 15.7 % de los recursos y había admitido la recepción incompleta de los productos a distribuir a las familias beneficiarias, ello con la anuencia expresa de la administración que emitió órdenes de compra sin establecer penalidades por los retrasos de parte de los proveedores.

Con el Informe N° 011-2020-OCI/0425-SCC, OCI detectó inconsistencias en el padrón de beneficiarios, pues este incluía como responsables de hogar a menores de edad y receptores de los bonos otorgados por el Estado; no existía la totalidad de las declaraciones juradas que sustentasen la entrega de más de seis mil canastas y otras deficiencias que afectaban la transparencia del proceso de distribución.

En el Informe N° 012-2020-OCI/0425-SCC se advierte que el municipio de Chiclayo había incurrido en omisiones documentarias de obligatorio cumplimiento ante el SEACE, en el proceso realizado para  la compra de alimentos.

 

Pueblo Nuevo

En la Municipalidad Distrital de Pueblo Nuevo, OCI Ferreñafe encontró (Informe N° 014-2020-OCI/0426-SOO), que la administración no aplicó las penalidades al proveedor de los alimentos para las canastas básicas por el retraso en la entrega, y que tampoco se estableció en las bases del proceso de contratación la obligatoriedad de la garantía para salvaguardar los intereses de la comuna.

 

Pomalca

El Informe de Control Concurrente N° 3140-2020-CG/GRLA-SCC, elaborado por la Gerencia Regional de Control, señala que la municipalidad de Pomalca compró conservas de pescado sin registro sanitario.

Hubo también deficiencias en la publicación de los documentos relacionados a las contrataciones.

 

Tumán

En Tumán, la GRC Lambayeque elaboró el Informe N° 3143-2020-CG/GRLA-SCC con el que se establece que el municipio distrital almacenaba las canastas en condiciones insalubres y no respetó el cronograma para su distribución.

Se detectó también problemas en el almacenamiento y en el cumplimiento del cronograma de entrega de canastas.

 

Pimentel

Se detectó (Informe N° 3097-2020-CG/GRLA-SCC) que el proveedor de uno de los productos adquiridos no cumplió con la entrega en los plazos establecidos, que el responsable de las adquisiciones no contaba con certificación del OSCE y que la municipalidad no cumplía con la publicación de la información relacionada a la entrega de las canastas.

En el Informe N° 4310-2020-CG/GRLA-SCC se detectó que la municipalidad distrital había pagado por adelantado a proveedores sin que tal condición haya estado establecida en los documentos de la compra y sin que estos ofrezcan garantía de cumplimiento. Tampoco se publicó en el SEACE el contrato y las órdenes de compra.

 

San José

La Gerencia Regional de Control detectó hasta siete situaciones adversas en la municipalidad de San José, donde las canastas tenían menos productos a los indicados en la lista de conformación que se aprobó, el padrón de beneficiarios no estaba actualizado, no existía control en la distribución y recepción de las canastas, el almacenamiento era inadecuado y varios de los productos adquiridos no tenían registro sanitario.

En el Informe N° 4329-2020-CG/GRLA-SCC se concluye que la municipalidad realizó pagos por adelanto a un proveedor sin contar con la garantía respectiva y tampoco publicó la documentación de la compra en el SEACE.

 

Cayaltí

En Cayaltí (Informe N° 2889-2020-CG/GRLA-SCC), hubo retrasos en las compras y se adquirió productos que no cumplían con las condiciones de inocuidad, calidad y no eran aptos para el consumo humano. Asimismo, el municipio recibió leche evaporada que no alcanzaba las especificaciones técnicas y tampoco se publicaba en la plataforma virtual la información sobre el proceso de adquisición.

Además, hubo deficiencias en la entrega al no suscribirse actas con los beneficiarios, así como faltas de información en la plataforma virtual. (Informe N° 3871-2020-CG/GRLA-SCC).

 

Zaña

El Control Concurrente en la comuna de Zaña dio como resultado el Informe N° 2925-2020-CG/GRLA-SCC, en el que concluye que hubo irregularidades en la formulación del padrón de beneficiarios de las canastas, se contrató con un proveedor cuya actividad empresarial no está relacionada a la comercialización de alimentos, se aceptó productos no aptos para el consumo humano o que no cumplían con los requerimientos de la compra y el almacenamiento de los insumos fue deficiente.

Se identificó también falta de información sobre los procesos de compra y entrega de las canastas, (Informe N° 3908-2020-CG/GRLA-SCC).

El municipio compró productos alimenticios a un proveedor cuya actividad económica es otra, varios de los insumos no cumplían las condiciones de inocuidad, otros que no cumplían con las especificaciones técnicas y la documentación del proceso no fue publicada de manera completa en el SEACE.

 

Jayanca

En Jayanca, la Gerencia Regional de Control detectó que el municipio adquirió productos para las canastas básicas con precios superiores en relación a las cotizaciones más bajas, (Informe N° 3098-2020-CG/GRLA-SCC).

Otro informe, el N° 4475-2020-CG/GRLA-SCC, precisa que el municipio recibió y dio conformidad a un producto que no era el que se había requerido, cotizado, contratado y pagado; la contratación directa se realizó sin resolución de alcaldía o acuerdo municipal y no se registró la documentación en el SEACE.

 

Ciudad Eten

Asimismo, en la Municipalidad Distrital de Ciudad Eten, Contraloría señala que no se tenía un adecuado control de la entrega de canastas, toda vez que no se tenía actas con los beneficiarios en las que se detallen los productos recibidos, (Informe N° 3966-2020-CG/GRLA-SCC).

Se advierte también que la municipalidad no publicó el informe legal de la contratación directa y no efectuó la formalización del contrato con la empresa proveedora, contraviniendo las bases del proceso. Otra situación encontrada fue que en el padrón de beneficiarios había duplicidad de identidades.

 

Íllimo

En el municipio de Íllimo, el control concurrente realizado corroboró que los productos adquiridos para las canastas no garantizaban la inocuidad necesaria, poniendo en riesgo la salud de las familias beneficiarias. También se identificó deficiencias en el control del almacenaje, esto según el Informe N° 3114-2020-CG/GRLA-SCC.

En la entrega de las canastas, se encontró actas sin las firmas de los beneficiarios, no se publicó la información completa respecto al proceso de compra y la contratación se hizo con un proveedor dedicado a otro rubro que no era el de la venta de alimentos, (Informe N° 4335-2020-CG/GRLA-SCC).

 

Mochumí

Contraloría identificó que en la comuna de Mochumí no se contaba con padrón actualizado de beneficiarios de las canastas. En el Informe N° 4340-2020-CG/GRLA-SCC se indica que la municipalidad otorgó conformidad y pagó a los proveedores sin tener en cuenta que estos incumplieron los plazos de entrega, calidad y características técnicas de algunos productos.

Además, se encontró actas de recepción de canastas cuyas firmas de los supuestos beneficiarios no coinciden con las existentes en el RENIEC.

 

Monsefú

En la municipalidad de Monsefú, de acuerdo al Informe de Control Concurrente N° 4079-2020-CG/GRLA-SCC, la administración recibió y aceptó productos que diferían a los indicados en las especificaciones técnicas del requerimiento de compra.

Contraloría señala que la comuna también otorgó una ampliación de plazo al contratista de manera automática, generando que dicho plazo impida la entrega oportuna de las canastas básicas, y suscribió un contrato sin establecer garantías.

 

Pátapo

El Informe N° 3816-2020-CG/GRLA-SCC refiere que el municipio de Pátapo permitió que el proveedor de los productos realice las entregas fuera del plazo establecido en el proceso y no contó con un padrón actualizado de beneficiarios de las canastas.

Asimismo, la municipalidad consignó información documentaria en el SEACE que difiere del expediente de contratación físico.

 

Reque

En Reque, la comuna distrital hizo pública la documentación de la contratación directa para la compra de alimentos fuera del plazo establecido para su regularización en el Sistema Electrónico de Contrataciones del Estado – SEACE, (Informe N° 4199-2020-CG/GRLA-SCC).

 

Túcume

Sobre la Municipalidad Distrital de Túcume, Contraloría elaboró el Informe de Control Concurrente N° 3123-2020-CG/GRLA-SCC, en el que se señala que no hubo control en el ingreso y salida de los productos almacenados, los mismos que no daban seguridad de inocuidad establecidos por la autoridad sanitaria y hubo deficiencias en el registro de información en la plataforma virtual de acciones por la emergencia.

Del mismo modo se corroboró que la comuna no cumplió con la publicación de la documentación relacionada al proceso de compra en el SEACE.

 

Lagunas

En la Municipalidad Distrital de Lagunas, con el Informe 3014-2020-CG/GRLA-SCC, se arribó a la conclusión que se había contratado con un proveedor que no estaba inscrito en el Registro Nacional de Proveedores y su giro comercial era distinto al de venta de alimentos. Asimismo, se pagó precios diferenciados por un mismo producto, el almacenamiento fue inadecuado y no se realizó el registro oportuno de la información en la plataforma virtual.

El municipio, según el Informe N° 4587-2020-CG/GRLA-SCC, evadió la contratación directa emitiendo dos órdenes de compra a un mismo proveedor.

 

Oyotún

Con el Informe de Control Concurrente N° 2890-2020-CG/GRLA-SCC se concluye que en la Municipalidad Distrital de Oyotún se había adquirido productos que no cumplían con las condiciones de inocuidad establecidas por la autoridad sanitaria, que la leche comprada no cumplía con las especificaciones técnicas de la compra, el almacenamiento era deficiente y la información consignada en la plataforma virtual incompleta.

Asimismo, la comuna tuvo omisiones en la publicación de la documentación referida a las compras en el SEACE.

 

Picsi

Las órdenes de compra emitidas por la comuna de Picsi, según se desprende del Informe N° 3809-2020-CG/GRLA-SCC, carecían de información relevante como plazos de entrega, penalidades y demás procedimientos que el proveedor de alimentos debía seguir. Además, se detectó que no había control sobre la entrega de canastas y que se afectaba a la transparencia con la falta de información publicada en la plataforma virtual de la emergencia.

El municipio no registró la documentación del proceso en el portal del SEACE y pagó la totalidad de los productos antes de recibirlos de parte de los proveedores.

 

Pacora

En Pacora, la Gerencia Regional de Control identificó la falta de información sobre el proceso de adquisición de insumos para las canastas básicas.

 

Chongoyape

La comuna de Chongoyape distribuyó la dotación de arroz a las familias beneficiarias en condiciones inadecuadas, en tanto el padrón de beneficiarios no estaba actualizado, lo cual ponía en riesgo el fin de la distribución, (Informe N° 3865-2020-CG/GRLA-SCC).

Del mismo modo, la municipalidad le compró a un mismo proveedor insumos por encima de las ocho UIT, omitiendo la realización de un proceso de contratación directa. También registró como beneficiarios de las canastas a menores de edad.

 

Salas

Tras la realización del control concurrente en la comuna distrital de Salas, Contraloría, con el Informe N° 3804-2020-CG/GRLA-SCC detectó que se había utilizado cotizaciones para establecer el precio base de la compra correspondía a un proveedor que no vendía alimentos, se distribuyó a las familias latas de grated de jurel con observaciones en el registro sanitario, la entrega de canastas se realizó sin el debido control, se benefició a hogares que no requerían de la ayuda humanitaria y hubo deficiencias en la publicación de información relacionada al proceso de compra y entrega.

Además, no se registró los contratos ni órdenes de servicio en el SEACE.

 

+NOTICIAS:

  • En Pucalá, Contraloría observó el incumplimiento de la publicación de información relacionada a los procesos, mientras que en Nueva Arica la municipalidad no realizó un adecuado filtro de los beneficiarios. En Santa Rosa se detectó que la comuna no había regularizado oportunamente la documentación del proceso de compra en el SEACE, en tanto en Puerto Eten no se publicó las órdenes de compra.
  • Contraloría también realizó intervenciones en las dependencias de la Policía Nacional del Perú, el INPE, la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo, el Gobierno Regional de Lambayeque y sus gerencias sectoriales, así como en EsSalud.
  • Los informes fueron oportunamente publicados en el portal que la Contraloría acondicionó para la emergencia sanitaria.

MUNICIPIOS Y CANASTAS: ESTO DETECTÓ LA CONTRALORÍA EN LA COMPRA DE ALIMENTOS POR LA EMERGENCIA

Leer más
 
 
  • La municipalidad de Lagunas es la que más gastó de su Presupuesto Institucional Modificado – PIM, alcanzando el 45.1 %.
  • La municipalidad de Incahuasi es la que menos presupuesto gastó de las 38 comunas departamento.

 

Uno de los pasivos de los gobiernos locales, particularmente en Lambayeque, es la poca capacidad para la ejecución del presupuesto. A cuatro meses y medio para que culmine el año, todo hace indicar que el 2020 no será la excepción, tal es así que hasta ahora ninguna municipalidad ha ejecutado la mitad de su presupuesto y, de las 38, 26 no llegan ni al 30 %.

 

No obstante, pese a no llegar aún al 50 %, el Gobierno Regional de Lambayeque es el que más presupuesto ha ejecutado a nivel nacional en comparación con el resto de entidades regionales, alcanzando el 48.8 %, producto de los 689 millones 62 mil 31 soles gastados de un total de mil 437 millones 640 mil 11 de Presupuesto Institucional Modificado – PIM.

 

Chiclayo

De las 20 municipalidades de Chiclayo, cuatro ejecutaron menos del 20 %, nueve entre el 20 % y 30 %, seis entre el 30 % y 40 % y solo una supera el 40 %: la de Lagunas, con el 45.1 % de avance, fruto de los tres millones 247 mil 818 soles gastados de los siete millones 302 mil 524 de PIM.

Le siguen la municipalidad de Picsi con el 39.8 % de avance de un PIM de tres millones 219 mil 946 soles; Pucalá, con el 35.7 % de tres millones 221 mil 516; La Victoria, con el 34.7 % de 30 millones 153 mil 707; Puerto Eten, con el 34.3 % de cinco millones 396 mil 480; Ciudad Eten, con el 32.4 % de tres millones 511 mil 643; y Monsefú, con el 30.1 % de 15 millones 133 mil 253.

En tanto, la municipalidad de Tumán, de un PIM de 15 millones 585 mil 614 soles, gastó el 29.8 %; Reque, de 10 millones 949 mil 347, el 29.7 %; Zaña, de seis millones 793 mil 812, 29.2 %; Santa Rosa, de 14 millones 221 mil 543, 29 %; José Leonardo Ortiz, de 61 millones 95 mil 179, 28.3 %; Chiclayo, de 185 millones 353 mil 480, 28.2 %; Pimentel, de 24 millones 681 mil 821, 26.9 %; Pomalca, de 19 millones 977 mil 628, 23.8 %; y Oyotún, de 15 millones 376 mil 592, 22.7 %.

Por debajo del 20 % está la comuna de Chongoyape, que ha ejecutado dos millones 797 mil 990 soles, lo cual representa el 18.2 % del total; Nueva Arica, que ha gastado un millón 629 mil 579, lo que representa el 17.4 %; y Pátapo, con tres millones 125 mil 35, que constituye el 15.1 %.

A la cola está a municipalidad de Cayaltí, que de 18 millones 235 mil 161 soles, solo ha girado hasta la fecha un millón 662 mil 968, es decir, el 9.4 %.

 

Lambayeque

Respecto a los ayuntamientos de Lambayeque, la municipalidad de San José es la que registra el mayor porcentaje de ejecución presupuestal con el 37.8 %, virtud de los tres millones 195 mil 742 soles gastados de un PIM de ocho millones 552 mil 205. Le siguen: Salas con el 36.3 %, producto de los cuatro millones 452 mil 831 girados hasta la fecha y Jayanca con 31.2 %, fruto del gasto de siete millones 842 mil 794.

Por debajo del 30 % están las municipalidades de Mochumí, con el 25.8 %, producto de cuatro millones 482 mil 611 soles gastados; la de Chóchope, con 24.6 %, virtud de 473 mil 294; Mórrope, con 23.9 %, debido al gasto de 10 millones 990 mil 797; Pacora, con 23 %, por el girado de un millón 801 mil 748; Íllimo, con 21.4 %, debido a los dos millones 498 mil 114 ejecutados; Túcume, con 20.6 %, que equivale a seis millones 373 mil 551; y Olmos, con 20.1 %, lo que es igual a seis millones 672 mil 406.

En tanto, no superan el 20 % la de Lambayeque, con 19.5 % de un total de 109 millones 176 mil 67 soles; y Motupe, con 15.5 % de 47 millones 294 mil 686.

 

Ferreñafe

En el caso de las municipalidades de Ferreñafe, Pítipo ha gastado 12 millones 762 mil 905 soles de un PIM de 35 millones 722 mil 814, lo cual equivale al 37.4 %. Le sigue Pueblo Nuevo con un gasto de tres millones 347 mil 733, que representa el 28.9 % de 12 millones 185 mil 422, y Manuel Mesones Muro, con 26.1 %, que equivale a un millón 659 mil 504 de seis millones 785 mil 472.

Por debajo está la Municipalidad de Ferreñafe, con solo el 16.3 % de gasto, es decir, nueve millones 435 mil 522 soles de 60 millones 577 mil 159; Cañaris, con el 11.4 %, equivalente a un millón 977 mil 152 de 18 millones 566 mil 225; e Incahuasi, que es la comuna que menos presupuesto ejecutó de las 38 en todo el departamento: 5.8 %, es decir, apenas dos millones 117 mil 531 de 37 millones 262 mil 695.

 

Covid-19

Por otra parte, a través del Decreto de Urgencia Nº 047-2020, el Gobierno central transfirió recursos a los gobiernos locales para que continúen la lucha contra el Covid-19, debido a la menor recaudación de ingresos que tuvieron (y aún tienen) durante la emergencia sanitaria. Así, al Gobierno Regional de Lambayeque se le destinaron 51 millones 19 mil 475 soles, de los cuales ha ejecutado el 43.8 %, es decir 13 millones 776 mil 718. De los 25 gobiernos, incluido el Callao, Lambayeque ocupa la casilla nueve de los que más gasto ejecutó.

En cuanto a las municipalidades provinciales, Chiclayo recibió siete millones 527 mil 110 soles. De ese monto avanzó con la ejecución de 77 %, lo que equivale a cinco millones 535 mil 333. A Ferreñafe se le destinaron dos millones 251 mil 492, monto del cual gastó el 88.3 %, es decir, un millón 825 mil 164. En tanto, Lambayeque registra el menor avance (65.1 %), con un girado de tres millones 74 mil 880 de un total de cuatro millones 916 mil 318.

Por su parte, de los ayuntamientos que pertenecen a Chiclayo, cuatro ya han ejecutado el total de su presupuesto Covid. Estos son: Chongoyape, que recibió 200 mil soles; Cayaltí, 101 mil 761; Pucalá, 50 mil; y Tumán, 200 mil.

En tanto, las municipalidades que menos gastaron fueron la de La Victoria, con el 79.4 % de 417 mil 109 soles; Nueva Arica, con el 77.3 % de 65 mil 750; Pátapo, con el 75.4 % de 373 mil 63; José Leonardo Ortiz, con el 70.3 % de 978 mil 412; y Chiclayo, con el 65.4 % de dos millones 417 mil 929.

Respecto a las municipalidades de Lambayeque, dos ya ejecutaron la totalidad del presupuesto: Chóchope, que recibió 50 mil soles, y Mórrope, 200 mil soles. Muy cerca se encuentra también Motupe, que a la fecha ejecutó el 99.6 % de los recursos transferidos, faltándole solo gastar 778 de un total de 205 mil.

En tanto, las que menos gasto registran son la Municipalidad de Túcume, con el 44.3 % de 993 mil 305 soles, es decir, 438 mil 326; y la de Lambayeque, con el 37.8 %, que equivale a 548 mil 614 de un millón 546 mil 876.

En cuanto a las municipalidades de Ferreñafe, la que más presupuesto ejecutó es la de Pueblo Nuevo, con el 99.8 %, faltándole solo dos mil 685 soles para llegar a los 235 mil 335 de PIM. Le sigue la comuna de Cañaris, con el 95.6 % de un total de 308 mil 558 soles.

En tanto, la municipalidad de Incahuasi es la que menos presupuesto ejecutó en Ferreñafe, con el 66.1 %, producto de los 273 mil 350 soles girados de un total de 308 mil 558.

 

+NOTICIAS:

  • En cuanto a programas sociales, el gasto de la Municipalidad Provincial de Chiclayo es escaso. Del monto destinado para el programa de asistencia para las personas con Tuberculosis-VIH/Sida, solo se ejecutó el 2.4 %, y para el acceso de adultos mayores a servicios especializados, el 5.8 %.

A OCHO MESES DE GESTIÓN: NINGUNA MUNICIPALIDAD EN LAMBAYEQUE EJECUTÓ MÁS DEL 50 % DE SU PRESUPUESTO

Leer más