up

CAYALTí: AVANZA EL REFLOTAMIENTO DE LA EMBLEMíTICA AZUCARERA

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1000

  comentarios   

El balance es muy alentador para los trabajadores e inversionistas que desde hace dos años se trazaron la meta de reflotar a la Empresa Agroindustrial Cayaltí. A medida que cualquier visitante recorre los predios de la azucarera puede notar, con especial agrado, que muchas cosas han cambiado en la excooperativa, donde se han instalado 900 hectáreas de caña  nueva y los campos están mejor tratados con riego tecnificado e infraestructura de punta.

 

Algo que parecía imposible de lograr está ocurriendo en Cayaltí. Hasta el momento, Intipuquio, socio inversionista que ingresó a la empresa, ha invertido unos 300 millones de soles en pagos de deudas financieras y del Estado, compra de acciones, perforación de nuevos pozos tubulares, instalación de riego por goteo,  habilitación de nuevas áreas de cultivo e incluso modernos sistema de comunicación en las oficinas administrativas para dotar a la empresa de eficiencia.

 

Los avances del reflotamiento de Cayaltí llegaron a oídos de las principales autoridades, entre ellas, el gobernador regional de Lambayeque, Humberto Acuña Peralta, la congresista Milagros Takayama y el vice gobernador, Francisco Cardoso Romero, quienes comprobaron los avances que generan mucho interés en el futuro de la azucarera.

 

PRODUCCIÓN DE CAÑA

Otra de las buenas noticias registradas en Cayaltí es el incremento de 40 % en la productividad de caña en las mil 400 hectáreas que ya estaban instaladas en los diferentes campos de la empresa.

 

Los indicadores son el resultado del manejo de los cultivos que realizan los trabajadores de campo, el personal técnico y los profesionales contratados por Intipuquio.

 

Este aumento de la producción no ocurría desde hace varias décadas en los terrenos de la excooperativa, conforme recuerdan algunos directivos de la empresa, quienes indicaron que se logró producir más caña gracias a un adecuado trabajo técnico que consistió en mejorar el abono, riego oportuno, un mejor sistema de fertilización y adecuada practica de sanidad en los cañaverales.

 

Anteriormente, los campos Adelinas, Tahuantinsuyo, Mochicas, Progreso, Campo Huertas producían entre 91 y 119 toneladas de caña por hectárea, pero debido al manejo integral de la nueva administración ahora en esos mismos terrenos se cosechan entre 137 y 180 toneladas por hectárea, pese a que las plantaciones registraban hasta ocho cortes que se realizaron de manera continua durante casi una década. Para lograr estos objetivos, Intipuquio invirtió seis mil soles por cada hectárea.

 

Se tiene previsto que este año en Cayaltí se duplicará el área y se tendrán dos mil 850 hectáreas para aumentar la producción en beneficio de la empresa y de los aproximadamente 800 trabajadores.

 

MODERNA FÁBRICA

Augusto Cillóniz Benavides, gerente general de Cayaltí, asegura que el aumento de la producción en 45 % en los campos de la azucarera facilita muchas decisiones, da confianza para continuar con las inversiones, hace posible introducir nuevas variedades de caña, permite el pago puntual de remuneraciones y otras mejoras en la empresa.

 

Debido a los ingresos que se obtienen por la venta de la caña de azúcar, en Cayaltí cada vez más se reduce el grupo que percibe el sueldo mínimo legal y crece el grupo de personal que obtiene un ingreso adicional a lo que se suman los beneficios laborales como gratificaciones, Compensación por Tiempo de Servicios – CTS, vacaciones de 30 días y otros.

 

Mientras esto ocurre en los campos, la planificación de la nueva fábrica avanza a pasos seguros. La planta industrial será de última tecnología y ya se cuenta con ingeniería de detalle. Se estima que en la nueva infraestructura –que ya no estará ubicada en la zona urbana sino en el área periférica- se procesará la caña que se coseche en las cinco mil hectáreas que Cayaltí tendrá al llegar el 2018. En una primera etapa, se tiene previsto producir etanol para el mercado internacional y azúcar para el país.

 

“En Cayaltí sembraremos cinco mil hectáreas, algo que nunca antes ha sucedido en la historia de la empresa. Todo esto será irrigado con agua de los pozos que estamos recuperando y se optimizará con el riego tecnificado que se instalará en el 95 % de los campos de cultivo”, señala Cillóniz Benavides.

 

Para el gerente general de Cayaltí, los resultados de la ingeniería de detalle estarán listos en unos dos o tres meses, tras lo cual se conocerá definitivamente cuánto costará la fábrica, pero se estima que la inversión supera los 80 millones dólares.

 

La inversión también incluye la construcción de un embarcadero de líquidos en Puerto Eten en un área de 10 hectáreas. Desde este lugar se exportará la producción de etanol a mercados del mundo. Allí la inversión será de ocho millones de dólares.

 

NUEVOS RESERVORIOS

El año pasado el inversionista Intipuquio construyó seis modernos reservorios entre los que se pueden mencionar los que se ubican en el sector Culpón: Caña Cruz de 11 mil metros cúbicos – m3, La Laguna de seis mil 800 m3 y Chumbenique de ocho mil 100 m3. A toda esta infraestructura se le dotará de nueve pozos y también se abastecerán con parte del agua que traslada el río Zaña.

 

Otros dos estanques están en el sector Culpón: uno de ellos es Santa Isabel de 12 mil m3 y el otro es El Triunfo con ocho mil 600 m3 de capacidad. El sexto embalse estará en La Viña y tiene cuatro mil 500 m3 de capacidad. Estos tres reservorios serán alimentados por unos 12 pozos de 259 litros por segundo, en promedio.

 

La nueva administración también invirtió durante el 2016 en la instalación de un sistema de riego por goteo en los campos de La Viña (La Viña 1, La Viña 2, La Viña 3 y La Viña 4); en Culpón (Dos Corrales, Lote 17, San Pedro, Roberto, Culpón, Santa Isabel y El Triunfo). Además en Chumbenique: Caña Cruz, Pancales, La Laguna, Santa Luzmila, Chumbenique 1, Chumbenique 2 y Santa María Chumbenique.

 

Asimismo, la empresa azucarera cuenta con 900 hectáreas de caña nueva instalada en terrenos que lucían abandonados. Hoy las tierras tienen aires de modernidad especialmente las que poseen un sistema de riego por goteo. Entre estos podemos mencionar los de La Viña (1, 2 y 3) y la fase 4 de Culpón. Se calcula que en la última semana de diciembre e inicios de enero del 2017, la misma tecnología se ampliará a la etapa 5 de Culpón y posteriormente los campos de Chumbenique.

 

En los últimos meses, la nueva administración de Cayaltí tuvo que recurrir a fuertes trabajos con maquinaria pesada para adecuar terrenos que estaban abandonados como Bebedero, Sorronto, Caña Cruz, Potrero, La Vega, Songoy y San Carlos. Actualmente, los cultivos de estos predios tienen el apoyo hídrico por gravedad de la cuenca del río Zaña.

 

OPTIMISMO

Uno de los artífices de haber logrado la instalación de gran parte de las 900 hectáreas es Juan de Dios Chero Ayay, responsable de la zona 2 La Viña. El experto contó que el riego por goteo es una gran ventaja porque la eficiencia del uso del agua es de 96 % mientras que en el sistema por gravedad se pierde casi el 60 % del recurso hídrico.

 

“La nueva administración cumple con lo planificado pese a la escasez de agua por gravedad que se registra en la cuenca. Seguiremos con buenos resultados con el apoyo responsable de trabajadores y accionistas de la empresa”, comentó.

 

Destacó que las tierras de Cayaltí tienen gran vocación para cultivos de Caña pero en anteriores gestiones se estuvieron utilizando para sembrar maíz, algodón y otros cultivos.

 

 

La inversión de Intipuquio en Cayaltí se realizó a través de un proceso voluntario de compra y venta de acciones en la Bolsa de Valores de Lima, mediante el cual inicialmente se adquirió el 24 % de las acciones.

 

En la Junta General de Accionistas de la empresa Cayaltí, realizada el 21 de marzo del 2015, Intipuquio presentó un plan de inversiones para los siguientes cinco años. Este consistió en renovación y siembra de caña de azúcar de todos los campos, la instalación de un proyecto industrial (fábrica) y la cancelación total de las deudas con el sistema financiero y el Estado, además de la capitalización de los mismos.

 

La propuesta de ingreso de Intipuquio al accionariado de Cayaltí y su propuesta de inversión, fueron aprobadas casi por unanimidad de los accionistas que acudieron a la junta.

 

+ NOTICIAS

  • A pedido de la mayoría de los accionistas, en el año 2003, el Gobierno Regional de Lambayeque, presidido en ese entonces por Yehude Simon Munaro, consiguió que COFIDE inicie un contrato de fideicomiso de gestión cuyo plazo inicial fue de 10 años, hasta abril del 2013. Este se amplió hasta abril del 2015.

 

  • Las variedades de caña instaladas en las 900 nuevas hectáreas de la empresa corresponden a la brasileña RB72454 y la mexicana H32.

 

  • La inversión de instalar pozos, reservorio, riego por goteo y electrificación supera los siete mil dólares por hectárea.

Leer más