up

KAREN ROJAS SALDÍVAR: “SOY EJEMPLO DE EMPODERAMIENTO FEMENINO”

Escribe: Narda Saavedra La Torre (*)
Edición N° 1151

  comentarios   

  • La diseñadora fundó el Taller de Mika, una empresa que se encarga de la fabricación de tipis y juegos didácticos para niños.
  • Sus creaciones siguen el Método Montessori, que busca potenciar a cada niño para que se desarrolle por sí solo.

 

La frase “los padres siempre buscan lo mejor para sus hijos” se afirma con Karen Rojas Saldívar, diseñadora gráfica, quien al convertirse en madre vio la necesidad de crear un espacio lúdico donde su hija tenga privacidad y pueda realizar sus actividades. Así, como resultado de su pasión por el arte y su amor materno nació el Taller de Mika, una empresa que fabrica tipis y busca convertirse en una línea de productos infantiles.

Pero, ¿qué son los tipis? Pues son pequeñas tiendas hechas a base de un armazón de palos dispuestos en forma cónica y cubiertos con telas. Si bien en el pasado eran utilizados como viviendas por las tribus norteamericanas, actualmente se usan como espacios para niños o mascotas.

“Mika es la abreviación del nombre de mi hija. A ella siempre le gustaba mucho investigar y esconderse, es así como surgió la idea de fabricarle un tipi para que pueda tener un espacio para jugar”, comenta.

De esa forma, el primer tipi que fabricó le quedó tan bien que se ganó la admiración no solo de su hija, sino también de sus amigas. Empezó a recibir pedidos y así lo que empezó como un regalo se convirtió en una empresa en diciembre del 2018.

“Las madres siempre están buscando cosas novedosas para sus pequeños y en ese momento en Chiclayo no existía una empresa que se encargará de fabricar tipis y demás productos infantiles, entonces vi ese vacío comercial como una oportunidad de negocio”, indica.

En ese sentido, la diseñadora menciona que el precio de sus tipis son menores en comparación a los productos limeños que oscilan entre 400 y 450 soles. “Estos productos generalmente están fabricados de bambú y eso hace que su costo sea alto. Sin embargo, yo uso madera de eucalipto, lo cual reduce el monto”, comenta.

Por otro lado, explica que con los tipis y demás productos que realiza siguen el Método Montessori, que busca liberar el potencial de cada niño para que se desarrolle por sí solo. Para esto se le provee un ambiente y materiales concretos diseñados para que sea independiente.

“Todo empezó con mi hija, pues cuando eres madre te das cuenta que quieres que tu hijo sea seguro de sí mismo y no sea tan pegado a ti, sino que realice libremente sus actividades sin tener la necesidad de tenerte cerca. Así crías a un niño que sepa tomar decisiones por sí mismo y eso es lo que quiero para mi pequeña”, menciona.

Siguiendo ese método, todos los productos del Taller de Mika son una alternativa lúdica para los niños. “Mi objetivo principal es abrir una tienda física donde se muestren todos los objetos de línea infantil”, indica.

 

MATERIALES Y FABRICACIÓN

Respecto a los materiales para los tipis, además de la madera de eucalipto, utiliza telas. “Uso lino y tocuyo que, a diferencia de la madera, los compro en Lima, pues allá hay más variedad de diseños”, añade.

Asimismo, explica que fabrica los tipis en un estudio dentro de su casa y le toma entre 7 y 10 días máximo.

Primero se reúne con el cliente y le muestra las telas que tiene en stock para que este pueda elegir el estampado que le agrade, de acuerdo a esa elección, hace un diseño a mano. Después va con su tía, quien es costurera y se encarga de confeccionar la cubierta exterior, mientras tanto ella va a comprar los listones de eucalipto que usará y los corta, pule, barniza y perfora en su taller.

“En un inicio usaba una sierra y lija para darle el acabado a la madera, pero era muy difícil y trabajoso, así que re invertí mi ganancia en comprarme una cierra y una pulidora eléctrica que ahora me agilizan el proceso”, enfatiza.

 

EMPRESAS Y MATERNIDAD

Es así como Rojas Saldívar va manejando su empresa y comenta que le da alegría el ver que en Chiclayo muchas más personas van dejando el miedo al fracaso a un lado y emprenden los proyectos que tienen en mente.

Del mismo modo, menciona que es muy importante y necesaria la movida actual con la que se le da protagonismo y espacio a la mujer para que esta pueda desarrollar y potenciar sus habilidades. “Soy un ejemplo de empoderamiento de la mujer, pues el Taller de Mika nació por el empuje y aliento de mis amigas que también son madres y siempre que nos reuníamos me impulsaban a convertir mi hobby, que es crear productos, en una empresa”, cuenta.

Además, de tener el Taller de Mika, Karen Rojas maneja otra empresa con su esposo, lo cual ocupa gran parte de su tiempo. “Cuando eres empresaria y madre a la vez debes dividir tu día para dedicarte a tus hijos, trabajo, estudios y demás funciones. A veces llega la noche y piensas que por fin podrás ocuparte de tus proyectos personales, pero sucede algún imprevisto con tu niño y debes atenderlo”, menciona.

Por ello, resalta que si bien el ser empresaria y madre al mismo tiempo requiere de sacrificio, es gratificante tener un proyecto personal para crear todo lo que se imagina.

“Aún no logro organizarme entre todas las cosas que debo hacer y ahora que tendré un bebé nuevamente… no sé cómo serán mis días, pero estoy segura de que no dejaré de crear ni de producir para mi empresa”, enfatiza.

 

Estudiante de Ciencias de Comunicación - USAT (IX Ciclo)

Leer más