up

MAYORÍA DE PARTIDOS NO TIENEN PROPUESTAS PARA LA NIÑEZ

Escribe: Rosa Amelia Chambergo Montejo (*)
Edición N° 1197

Según un estudio de la organización Copera Infancia, tan solo el 33.3 % de los partidos políticos que participan en las Elecciones Generales 2021 incluyó en sus planes de gobierno políticas de inversión para el desarrollo de la niñez en el Perú.

Para llegar a esta conclusión, la comunidad peruana de aprendizaje en primera infancia evaluó ocho ítems. Estos son salud materna y prematuridad, nutrición infantil, cuidado en los tres primeros años, aprendizaje en las escuelas, violencia, aire limpio, discapacidad y migración.

Tomando en cuenta dichos aspectos, que son imprescindibles para el desarrollo de los menores, Juntos por el Perú consignó siete de los ocho ítems.

Mientras, el Partido Morado, Victoria Nacional, Perú Patria Segura y el Frente Amplio incluyeron seis de ellos dentro de sus planes de gobierno.

Por otro lado, están los partidos de Renovación Popular, Fuerza Popular y el Partido Popular Cristiano, quienes cumplen con tres de los ocho aspectos.

Finalmente, encontrarnos al Partido Nacionalista, Avanza País y Perú Libre, que solo consideran dentro de sus políticas dos de los aspectos relacionados al desarrollo de la niñez.

“Es preocupante que los planes de gobierno estén invisibilizando a la primera infancia. Menos de la mitad de estos no tienen propuestas para todos los aspectos prioritarios a abordarse para mejorar la calidad de vida de las niñas y niños”, manifiesta Rommy Ríos, presidenta de Copera Infancia.

En la misma línea, considera que los candidatos proponen la ejecución de grandes proyectos, reactivar la economía y disminuir las brechas sociales, sin tomar en consideración el desarrollo de la niñez, que es un aspecto prioritario.

Por otro lado, el estudio también revela que el 55.6 % de los partidos no tiene propuestas para la salud materna y prematuridad. Cabe señalar que este tema es importante porque comprende los cuidados en los primeros años de vida.

De igual manera, tampoco contemplan la implementación de políticas de inclusión para personas con discapacidad.

Según expertos, la inversión en los primeros años de vida de un ciudadano genera mayor ahorro a futuro.

Por su parte, el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis) resalta que cada dólar invertido en un niño genera un retorno social de entre cuatro y nueve dólares.

“Parece que los futuros gobernantes han olvidado que invertir en los primeros años de vida de las personas es la inversión social más rentable, ya que los fundamentos del desarrollo, prosperidad y sostenibilidad de un país se establecen en esa etapa”, concluye Ríos.

Considera que el gobierno que salga elegido deberá hacer realidad el Plan Nacional de Acción por la Infancia y Adolescencia, cuyas metas y resultados deben seguir siendo sostenibles, lo que implica concretar acuerdos y establecer prioridades, con la finalidad de señalar políticas que garanticen el ejercicio de los derechos de las niñas, niños y adolescentes.

Recordemos que como principios está el interés superior de las niñas, niños y adolescentes como sujetos de derecho, la igualdad de oportunidades, el respeto a su autodeterminación progresiva y la participación en sus diversas formas y concepciones como institución fundamental.

Por tal motivo, el próximo gobierno tiene la ineludible obligación de reducir la desnutrición crónica de la primera infancia al 5 %, que el 100 % de las niñas y niños de tres a cinco años de edad accedan a una educación inicial de calidad, que el 70 % de las niñas y niños peruanos de segundo grado de primaria alcancen un nivel suficiente de comprensión lectora y razonamiento matemático, que la tasa de maternidad adolescente se reduzca totalmente y que las y los adolescentes concluyan en la edad normativa una educación secundaria de calidad. Además, el Perú no debe maltratar a su infancia, y debe trabajar con compromiso la erradicación de la violencia familiar contra niñas, niños y adolescentes,

Para ello, el próximo gobierno que asuma las riendas desde julio del presente año deberá tener objetivos claros, estratégicos y viables como el de garantizar el crecimiento y desarrollo integral de las niñas y niños de cero a cinco años de edad, garantizar la continuación del crecimiento y desarrollo integral de niñas y niños de seis a 11 años, consolidar el crecimiento y desarrollo integral de las y los adolescentes de 12 a 17 años de edad y garantizar la protección de las niñas, niños y adolescentes de cero a 17 años de edad.

Considero que el presidente o presidenta que salga elegido para el próximo quinquenio en nuestro país debe centrar sus mayores esfuerzos en resolver problemas que afectan a la niñez y adolescencia, proponiendo el desarrollo integral de las niñas, niños y adolescentes, y garantizando la formación de ciudadanos y ciudadanas sanos, educados y productivos.

---

Periodista, directora fundadora.

Leer más