up

GESTIÓN DE LUIS DÍAZ BRAVO: Con transparencia y gestión está generando confianza

Escribe: Rosa Amelia Chambergo Montejo (*)
Edición N° 1231

No hay duda y tengo que decirlo, el Gobierno Regional de Lambayeque muestra un nuevo liderazgo y visión de gestión pública, el reto ha empezado destrabando las obras paralizadas y está demostrando que trabajando en equipo y sesionando con su Consejo Regional se genera confianza.

El 5 de febrero del 2021, marca en Lambayeque, un antes y un después, con un nuevo período en el Gobierno Regional de Lambayeque bajo el liderazgo del abogado Luis Díaz Bravo, quien asumió el reto de administrar la región con eficiencia, eficacia, transparencia y apertura al diálogo teniendo como mira recobrar la confianza de la ciudadanía. 

Díaz Bravo, tomó la gobernación en la hora más crítica para Lambayeque, cuando la segunda ola de la pandemia contra la Covid 19 alcanzaba los picos más altos requiriéndose tomar medidas urgentes y articuladas con las entidades de salud, gobiernos locales, policía y fuerzas armadas y el Comando Covid. La principal tarea fue liderar la vacunación y actualmente Lambayeque exhibe un 60 por ciento de avance en inmunización.

En sus primeras acciones, Diaz Bravo, ordenó destrabar las obras que torpemente fueron abandonadas por su antecesor. Atrás quedó el egoísmo y el pensamiento errático – es obra de otros y por eso no las culminó- o el tinte político. Ahora los resultados están a la vista, era necesario recuperar la confianza en la ciudadanía.

Las acciones de la nueva gestión son verificables, inicio y culminación de nueva infraestructura en colegios, adquisición de ambulancias para los hospitales Regional y Belén, equipamiento para hospitales y pronto dos nuevas plantas de oxígeno en Lambayeque y Cerropón que actualmente tienen un 80 % de avance, solo falta parte del equipamiento.

Al culminar su gestión se tendrá nueva infraestructura de los emblemáticos colegios  Magdalena Sofía, y Aplicación, así como en instituciones educativas primarias del distrito de La Victoria y José Leonardo Ortiz.

En infraestructura vial, se ha firmado convenios con la municipalidad de Chiclayo, para financiar y asumir la unidad ejecutora de dos grandes obras: las avenidas Cieza de León en sector Oeste de Chiclayo y la Colectora en el sur este.

Ha cumplido con  las obras de remodelación y mantenimiento en el puente Mauro, que permite la comunicación desde el distrito de Pítipo, con Incahuasi y Cañaris.

En la ciudad de la doble fe en la unidad vecinal Santa Valentina se está inaugurando nuevas pistas, veredas, parques y  electrificación.

Se inaugurará además la infraestructura de una moderna Institución Educativa en Ferreñafe.

Asimismo se ha adquirido dos ambulancia para el Servicio de Atención Móvil de Urgencia –SAMU.

Vanamente el Gobierno Central declaró en emergencia a Pacora en cuatro oportunidades, sin resultados. Finalmente el Gobierno regional de Lambayeque ha construido una línea de conducción que lleva agua saludable desde Huaca Rivera hasta el distrito de Pacora. En diciembre -como regalo de navidad- los pobladores ya no beberán agua con arsénico.

Diaz Bravo, sabe escuchar, exhibe un trabajo en equipo, sesiones de directorios quincenales, y permanentes evaluación de su equipo de gabinete cercano, haciendo seguimiento a la ejecución del gasto público y diseñando las estrategias para hacer eficaz la gestión.

En sus reuniones siempre señala no se trata de “gastar por gastar” hay que ver los resultados, en qué ha servido esa inversión para mejorar la calidad de vida de las personas, o para optimizar los servicios. Con su nueva lógica de pensamiento ha logrado contagiar de una nueva de actitud a sus funcionarios, de ponerse la camiseta de la región Lambayeque.

Mensualmente viaja a la capital, él como buen gestor publico sabe que se tiene que articular en los tres niveles de gobierno. Fue necesario tocar puertas y ahora busca presupuesto en el MEF y el Congreso de la República, para hacer realidad los nuevos hospitales de Ferreñafe y Motupe.

Entendiendo la crisis en Chiclayo, se ha dispuesto que los fines de semana toda la maquinaria participe en el recojo de los grandes basurales en la ciudad y en la abandonada avenida Chiclayo.

Sin duda estamos frente a un gobernador ejecutivo, que sabe que lo único que tiene en contra es el tiempo para ejecutar grandes obras para Lambayeque que redundarán beneficio de miles de ciudadanos que esperan de sus autoridades un trabajo coordinado, transparente y de calidad. Si sigue en este ritmo Luis Díaz Bravo pasará a la historia como una de las mejores autoridades de los últimos tiempos. Deseo que así sea.

-------

Editora / Fundadora.

Leer más