up

HIDROVíA AMAZÓNICA: UNA EMPRESA CHINA Y OTRA PERUANA CONECTARíN CUATRO RíOS

Escribe: Semana Económica
Edición N° 1021

  comentarios   

La china Sinohydro y la peruana Construcción y Administración construirán y operarán la obra de conectividad fluvial más grande del Perú. Éstos son sus perfiles y objetivos de inversión.

 

La Hidrovía Amazónica será el sistema de transporte fluvial más grande del país: conectará cuatro ríos —Huallaga, Marañón, Ucayali y Amazonas— y, con ello, cuatro ciudades Iquitos, Yurimaguas, Saramiriza (Loreto) y Pucallpa (Ucayali) con el norte y el centro del país, así como con Brasil.

 

El Consorcio Hidrovías II será el encargado de construirla y operarla, luego de pujar por la obra contra otras dos empresas: China Communications Construction Company y la belga Jan de Nul. El consorcio está conformado por la china Sinohydro y la peruana Construcción y Administración (CASA), con un accionariado de 50 % - 50 %.

 

¿Qué han hecho estas empresas y en qué otros proyectos buscarán participar en el Perú?

 

SINOHYDRO: DIVERSIFICACIÓN EN LA MIRA

Sinohydro Corporation es una subsidiaria de Powerchina, grupo fundado en el 2011 y que a enero del 2016 contaba con activos por US$77,100 millones. Sinohydro tiene cartera de proyectos concentrada en cuatro áreas, según su facturación: energía (45%), inmobiliario (24%) y transporte (21%) y alcantarillado (10%).

 

Sinohydro operaba ya en China antes de formar parte de Powerchina. Lleva 50 años en el mercado, y actualmente es responsable del 65% de las hidroeléctricas de China. En términos de ventas, éstas han ido aumentando sostenidamente. Entre el 2010 y el 2014 —según el último dato público disponible—, la facturación pasó de US$4,000 millones a US$6,200 millones.

 

Gao Qiguang, representante de Sinohydro en el Perú, señaló que la firma estableció una oficina de representación en el Perú en el 2010. “Desde entonces, hemos estado prestando atención a este

mercado”, agregó. En el 2015, Sinohydro ganó una licitación regional para la construcción de plantas de tratamiento de aguas residuales en Huaral, por una inversión de US$200 millones.

 

Perú no es el único país donde Sinohydro está presente. En Colombia, la firma ha concursando también en obras similares a las hidrovías peruanas, como la obra Hidroituango. Sin embargo, perdió frente a un consorcio conformado por Camargo Correa, Conconcreto y Coninsa Ramón H., reporta el diario La República de Colombia. Este año, la firma ha expresado su intención al gobierno colombiano para construir y operar el proyecto Magdalena —otro proyecto de conectividad fluvial— que fue ganado por Odebrecht en el 2014.

 

Qiguang dijo a SEMANAeconómica que la firma apunta a reforzar su unidad de ingeniería y construcción fuera del sector de hidroenergía. Así, competirán en la licitación de los proyectos Línea de Transmisión Tintaya-Azángaro (220 kV) y Enlace Mantaro Nueva Yanango-Carapongo (500 kV), adelantó el ejecutivo. Otras obras de su interés también son las plantas de tratamiento de aguas residuales que el gobierno busque licitar.

 

CASA: SINERGIAS A LA VISTA

Construcción y Administración S.A. (CASA) es una constructora peruana con 32 años en el mercado, y se ubica entre las 10 constructoras más grandes del país, destaca ProInversión en un comunicado. CASA no tiene cifras públicas de facturación, pero su portafolio de obras se divide principalmente en: agua y saneamiento, riego, inmobiliario, puentes y carreteras.

 

CASA opera en prácticamente todas las regiones del país, tanto en obras de construcción o de operación. En cuanto las concesiones, tiene cuatro: Red Vial 6 (Pucusana-Cerro Azul-Ica), Tramo 5 de la Interoceánica Sur, Autopista del Sol y el nuevo puerto de Yurimaguas.

 

“Conocimos a Sinohydro hace dos años, y vimos la oportunidad de ingresar a la hidrovía, pues tenemos el puerto de Yurimaguas y nos conocen bastante bien [en la zona]. El puerto ya está en operación, y ha sido un factor positivo para buscar sinergias [con la hidrovía]”, contó a SEMANAeconómica Luis Carrasco, director comercial de CASA, sobre su decisión de concursar por la obra fluvial.

 

El nuevo puerto de Yurimaguas es parte del corredor logístico Amazonas Norte, pues se conecta con el puerto de Paita a través de la Interoceánica Norte. La obra tiene un compromiso de US$56.4 millones de inversión, y es operado por  CASA en consorcio con Hidalgo e Hidalgo Constructores. Con la Hidrovía Amazónica, el puerto de Yurimaguas se conectará con San Martín a través del río Huallaga y Marañón, y con Loreto y Brasil a través del río Amazonas.

 

CASA, al igual de Sinohydro, está a la búsqueda de nuevas oportunidades de inversión. “Estamos estudiando seriamente la Longitudinal de la Sierra tramo 4, y tenemos la intención de participar por Obras de Cabecera [de Sedapal]”, señaló su director comercial.

Leer más