up

RELATO BASADO EN HECHOS OCURRIDOS EN 1921: La fiebre amarilla llega a Chiclayo

Escribe: Miguel Díaz Torres (*)
Edición N° 1138

  comentarios   

Capítulo II

REUNIDOS PARA AFRONTAR LA EPIDEMIA

 

El local provisional del  Concejo Provincial se encontraba en la calle 7 de Enero #123. Disponía de un  pequeño salón de reuniones en el que estaba dispuesta la mesa de honor con las autoridades y frente a ella el público asistente. El Doctor Ugaz y Joaquín ingresaron al salón, tomaron asiento y de inmediato el médico empezó a poner al día a su amigo:

-Como usted ha estado fuera muchos años, debe estar desactualizado: el señor del centro es el teniente alcalde Germán O. Gorbitz, que está a cargo de la Alcaldía; el de la derecha es el prefecto don Moisés Escurra y el de la izquierda el presidente de la Beneficencia Pública, el señor Francisco Cúneo Salazar, a cuyo lado se encuentra el médico titular, el doctor Armando Alva Díaz; las otras personas son foráneas.

Joaquín agradeció al doctor por la  información.

El alcalde se puso de pie y habló:

-Muy buenos días a todas las autoridades presentes y a los dignos visitantes que nos honran con su presencia. Los felicitamos por su voluntad manifiesta de ayudarnos en estas horas difíciles. El señor prefecto que preside la Junta Sanitaria Departamental me ha cedido gentilmente la palabra ya que el trabajo que desempeñamos es de equipo y tanto él como cualquier otro miembro de la Junta podría haberse dirigido a ustedes. El tema que nos reúne este día es estrictamente sanitario y quién mejor que los profesionales de la salud que se encuentran aquí para que lo expliquen con conocimiento de causa. En consecuencia, dejo en el uso de la palabra al señor Francisco Cúneo, Director de la Beneficencia:

-Gracias señor alcalde, esta Junta Sanitaria tiene sus funciones bien definidas y debemos tratar de cumplirlas lo mejor posible tomando las medidas preventivas que sean las más eficaces para impedir la invasión y propagación de epidemias. En esa tarea estamos y el médico titular es la persona que ha estado más cerca del problema y lo conoce mejor por lo que debemos escuchar con atención lo que nos pueda decir el doctor Alva Díaz:

-El nuevo reglamento de Médicos Titulares de 1915 estableció 29 obligaciones formales a las que tratamos de dar estricto cumplimiento. El 20 de noviembre del pasado año de 1920 diagnostiqué fiebre amarilla en un enfermo en Ferreñafe, pero recién el 23 de enero de este año se dio la alerta de la epidemia. En ese momento se produjo un levantamiento del pueblo, con ataques a los doctores y al personal que se encontraba allá; felizmente la oportuna y rápida intervención del señor Prefecto enviando tropas logró recuperar la calma, pero muchos de los soldados cayeron enfermos.

Afortunadamente no estamos solos, pues tenemos la suerte de contar con unos dignos visitantes que paso a presentar: Ellos son los médicos norteamericanos señores Henry Hanson  y Morris Seeley, enviados por la Fundación Rockefeller. A ellos hay que sumar nuestro compatriota, el doctor Manuel Jesús Quiroz, procedente de Piura, en seguimiento de la epidemia y que ha sido quien confirmó mi diagnóstico hace unos días. Invito al doctor Hanson a dar una explicación detallada del trabajo que viene realizando.

-Quiero presentarme; soy Henry Hanson MD, con 44 años, graduado en Johns Hopkins University, con experiencia en combatir ‘palodismo’ y ‘yellow fever’ en zona Canal Panamá, contraje la ‘fever’ en Piura y sobreviví de milagro. Ahora tengo,  encargo presidente Leguía, evitar que epidemia avance y pueda llegar Lima, más ahora que, julio esperan delegaciones extranjeras, celebraciones de independencia. Traigo experiencia Canal Panamá sobre aplicación medidas, control vector “Aedes aegypti”. Podríamos eliminar epidemia si eliminamos lugares cría mosquitos, proteger enfermos de mosquitos y destruirlos de casas donde hubieran casos de ‘yellow fever’.

Alcanzo señor Prefecto, resolución gobierno, donde, hago cargo todas actividades sanitarias, desde Callao hasta frontera norte. Espero colaboración absoluta. Espero también pronta llegada de otro médico de mi país, doctor Carter.

Señor Alcalde, permítame recomendarle como apoyo combatir epidemia, mejorar servicio  recolección destrucción basura.

-“Efectivamente”, respondió en el acto el señor Gorbitz: “Contamos con un mejor servicio de recojo de basura. Se adquirió hace unos años seis carretas con sus respectivos mulos y enseres y contamos en la actualidad con una buena cantidad de galones de Kreso, que están a su disposición cuando usted lo requiera.

El agua la suministra una empresa particular que la extrae de la acequia por bombas y la deposita en grandes tanques de fierro, siendo distribuida en pipas de más o menos cinco galones a siete centavos, en carretas o en un carrito que corre por la línea del tranvía.

El Honorable Concejo a mi cargo, viene preocupándose por mejorar la salud pública. Estamos exigiendo que los vecinos mantengan limpios sus corrales donde pernoctan en muchos casos las vacas, que por las tardes vemos regresar del campo. Es común la existencia de corrales y gallineros, lugares donde posiblemente viven ratas, pericotes, amén de muchos insectos como pulgas, piojos, piques, chinches que han llegado hasta las bancas de la Iglesia Matriz, sin dejar de mencionar las moscas, mosquitos, zancudos que no dejan dormir por las noches .

Les agradecemos señores médicos por haber venido a este laborioso pueblo de Chiclayo para ayudarnos a combatir la epidemia que aqueja a nuestros pueblos, habiéndose notificado algunos casos en haciendas como Cayaltí e incluso en Zaña.

Inesperadamente, el doctor Ugaz se puso de pie y pidió la palabra: “Señor Alcalde y demás miembros de la Junta Departamental Sanitaria, doctores; les habla un médico que no solo ha sido medico titular de Chiclayo, sino también presidente de la Beneficencia Pública y además alcalde de la ciudad. Por experiencia personal puedo decirles que esta fiebre es endémica en ciertas zonas del departamento debido a la existencia de ´cierta cantidad de calor´ que facilita la proliferación de mosquitos y porque en algunos barrios sucios y mal ventilados ´el viento no dispersa a los mosquitos´. Además hay que tener en cuenta el peligro que representa para el agravamiento de la epidemia el alcoholismo, la descomposición de los alimentos mal almacenados. Por todo ello, es importante ante esta fiebre mantener ´la moral´”.

En  ese momento ya se agolpaban muchos curiosos en la puerta de ingreso al salón; de entre los cuales salieron unos gritos: “Doctor, hay que cerrar la chichería de ‘Las Huevonas´”, lo que provocó la carcajada de la muchachada allí congregada.

El Prefecto Escurra levantando la voz ordenó a los guardias que cogiesen a aquel atrevido individuo. Al escuchar la orden, los apostados en la puerta desaparecieron como por arte de magia.

El doctor Ugaz refunfuñando salió del salón como queriendo ir tras el autor de tal osadía: “Si cojo a ese zanguango mequetrefe, se va acordar toda su vida”.

El señor prefecto retomó la palabra: “El tema de la fiebre amarilla es serio, no es una comedia como la escrita con ese nombre por el ecuatoriano Nicolás Augusto Gonzales”. Y cuando volvió la calma, la autoridad invocó a toda persona que deseara apoyar a acercarse al Hotel Royal al costado de la Iglesia Nueva que era donde por el momento estaban hospedados los ilustres visitantes.

(*) Coleccionista e investigador. 

Leer más


MIRADA AL TRABAJADOR: LA REVOLUCIÓN DEL GENERAL VELASCO Y “LA REVOLUCIÓN LABORAL”

Escribe: Carlos Palomino Guerra (*)
Edición N° 1138

  comentarios   

Esta semana, junto a mi esposa y mi hija, fuimos al cine, a apreciar el gran documental peruano “La Revolución y la Tierra”.

 

Es tan importante, considero, ver este documental, porque es un hito histórico de nuestra historia, donde miles de personas recobraron su dignidad y que según el documental, fue también una gran "revolución laboral", por cuanto, se sacó del servilismo a miles de personas, porque eso de compensar el trabajo con la entrega, por parte del hacendado, de una pequeña parcela de terreno al “indio” (que se les llamaba a todo trabajador de las tierras, ya que posteriormente con Velasco se les llamó “campesinos”) era el “pago” por su trabajo.

No pienso hacer un análisis político, sociológico o de posición sobre la reforma agraria del general Velasco, porque cada uno puede definir la posición de estar de acuerdo o no con dicha etapa histórica;  lo que no queda duda, es que es un hecho histórico, razón por el cual me centraré a analizar la frase usada en este documental, que la revolución del general no solo fue agraria, sino también fue una “revolución laboral”.

Es preciso señalar que en una relación laboral, es necesario que haya tres elementos, como es, la prestación laboral de manera personal, la subordinación y la remuneración; así en la esclavitud, primero y en el servilismo después, donde se reconoce y se cumple los dos primeros elementos; sin embargo, la remuneración no era otorgada con el pago por el uso de la fuerza de la persona, sino con la entrega, por el uso de su fuerza, de una parcela de tierra; esta condición contractual que definen muchos como una manera camuflada de ocultar una verdadera esclavitud moderna, fue llamada servilismo. Este hecho, sucedía en el Perú de una manera vergonzosa, hasta finales de los años sesenta del siglo pasado.

 

NUEVOS CIUDADANOS

Sorprende que el gobierno del general  Velasco, que toma el poder en 1968 mediante un golpe de Estado, a un gobierno elegido democráticamente, como lo fue el del arquitecto Fernando Belaunde Terry, haya sido quien mediante su revolución, haya eliminado, por decir así, el servilismo en nuestro país y haya reconocido como ciudadanos a millones de personas, por cuanto, ahora el requisito para votar bastaba con solo tener 18 años de edad.

 

Ahora bien, este reconocimiento del estatus de ciudadano, además de reconocer el derecho de millones de personas de poder votar, solo teniendo como único requisito ser mayor de 18 años y no como era anteriormente, que era necesario saber leer y escribir para poder votar, marca un hito histórico en nuestro país, por cuanto se elimina en las haciendas definitivamente el servilismo, donde todos estos campesinos pasan a ser ahora trabajadores; es decir, su fuerza de trabajo, debía ser compensada por un pago en dinero y con excepción o mínimamente en especie, para disponer y hacer a su libre disponibilidad, lo que ellos deseen, con dicho pago en dinero. Este pago en dinero, por la fuerza de trabajo, marca para millones, en dejar el servilismo, razón por el cual, se reconoce en este documental fabuloso, la “revolución laboral”.

Es importante precisar, que en nuestro ordenamiento jurídico, recién con Ramón Castilla en la Constitución de 1860 (artículo 17º) encontramos una norma en defensa, por llamarlo así, del derecho al trabajo, al prohibir la esclavitud; prohibición expresa que se mantuvo hasta 1920 - haciendo referencia que en este lapso entró en vigencia de manera efímera la Constitución de 1867, que tuvo vigencia desde el 29 de agosto de 1867 hasta el 6 de enero de 1868 -, año en que se promulga una nueva constitución y reconoce algunos derechos laborales, sin dejar de lado que las relaciones laborales estarían bajo el enfoque liberal y guiadas por normas civiles. Con la Constitución de 1933 que reconoce con un poco de mayor énfasis las relaciones laborales, pensando siempre en los obreros y empleados; no siendo un reconocimiento amplio de las verdaderas relaciones laborales, como las que sucedían en las haciendas, donde antes de la revolución del general Velasco, los campesinos como se les reconoce ahora, eran llamados "indios". 

 

CAMBIOS NORMATIVOS

La historia nos ha demostrado, que los grandes derechos laborales se han conseguido mediante luchas sindicales o mediante obtención de derecho en gobiernos democráticos, pero la paradoja del gobierno militar - no democrático - del general Velasco y posteriormente en su etapa final, por el general Morales Bermúdez, que no solo rompió el servilismo en las haciendas, sino que reconoció muchos derechos laborales y de gran importancia, que habían sido postergado por los gobierno de los “buenos”; por tanto, pasamos a describir algunos de los derechos laborales - previsionales que se reconocieron desde 1968 a 1979, período del régimen militar que gobernó nuestro país:

Decreto Ley 18471, de fecha 10 de noviembre de 1970, Ley de la Estabilidad Laboral 

Decreto Ley 19846, de fecha 27 de diciembre de 1972, Ley de la Caja de Pensiones de las Fuerzas Armadas y de la Policía.

Decreto Ley 19990, de fecha 1 de mayo de 1973, que crea el Sistema Nacional de Pensiones.

Decreto Ley 20530, de fecha 27 de febrero de 1974, que crea la Cédula Viva o pensiones para cierto grupo de trabajadores.

Decreto Ley 22126, de fecha 23 de marzo de 1978, que modifica la Ley de Estabilidad Laboral.

Estos derechos, aunque polémicos en su oportunidad como fue el derecho a la estabilidad laboral, los D. Leyes 19990 y 20530, que posteriormente fue elevado a rango constitucional, en la Constitución de 1979. La Constitución de 1993 eliminó la estabilidad laboral y a inicios de este siglo, en diciembre del 2004, el Congreso modificó la Constitución de 1993 para eliminar el principio que amparaba a los Decretos Ley 19990 y 20530 que se encontraban protegidos con la teoría de los derechos adquiridos, siendo ahora modificados por leyes que restan los grandes beneficios que tenía el D.L. 20530.

En este sentido, normas expedidas durante el gobierno militar, de trascendencia social y también laboral previsional, como son los regímenes de pensiones de las fuerzas armadas, del Sistema Nacional de Pensiones y aún, de personas bajo el D. Ley 20530, ya que esta última norma se encuentra en extinción, porque con la modificación se ha cerrado este tipo de régimen pensionario, marca un fundamento para decir que efectivamente el gobierno militar encabezado por el general Velasco, fue una revolución laboral, por ser una revolución social, sin la violencia que caracteriza los cambios y que llevó al reconocimiento de miles de personas, de sus derechos laborales, porque se pasó del servilismo a una relación laboral, por cuanto se exigía que por la prestación de tus servicios, en este caso físico y existiendo subordinación, la contraprestación deba ser mediante el pago en dinero. 

 

(*) Abogado laboralista.

Leer más


‘HUEREQUEQUE’: MÁS DE TRES DÉCADAS DE TEATRO LAMBAYECANO

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1138

  comentarios   

  • El grupo de teatro más antiguo en actividad en el departamento cumplirá 36 años de vida actoral en diciembre.
  • El elenco presentará este 7 y 8 de noviembre ‘Camino de rosas’, obra que invita a la reflexión sobre el rol de la mujer en la sociedad.

 

La historia de ‘Huerequeque’ inicia en diciembre de 1983, a partir de un taller de formación actoral organizado por Gonzalo Rivero Adrianzén, quien tuvo la experiencia de trabajar en Lima con el grupo Yuyachkani, cuenta Jorge Vásquez Orrego, director del elenco.

 

“Rivero Adrianzén es el director fundador de ‘Huereqeque’, pues gracias a él es que quienes participamos del taller decidimos convertirnos en un grupo de teatro. Con él aprendimos el ABC de este arte”, relata.

Vásquez Orrego cuenta que, por aquel entonces, Huerequeque compartía escenario con otros grupos como ‘Amigos’, ‘Los Runas y ‘Mueca’. “Éramos compañeros de las tablas, todos trabajábamos en la perspectiva de darle a Lambayeque espectáculos teatrales de buena calidad, que lleven un mensaje que movilice el interior de las personas”, sostiene.

Desde entonces, han transcurrido casi 36 años de constante actividad teatral, cuya clave ha sido – según manifiesta Jorge Vásquez – el núcleo familiar, pues el elenco está conformado por su esposa, Virginia Espinoza Gálvez, sus dos hijas y un nieto.

“En la primera etapa nos formamos docentes, estudiantes universitarios, y dentro del grupo estaba también mi esposa. Ya en la segunda década fuimos dedicándole un poco más de tiempo al teatro y con nuestra hija se fortaleció ese núcleo. La clave sin duda ha sido que la familia haya continuado con la actividad teatral”, cuenta.

No obstante, señala que ‘Huerequeque’ no es un grupo de teatro familiar, pues si bien hay un núcleo básico compuesto por la familia, también se nutre de los alumnos que van formando, quienes son jóvenes en su mayoría.

 

ACTIVIDAD

El artista señala que en la década del 80 surgió a nivel nacional el movimiento de teatro independiente, el cual hizo que los grupos de entonces empezaran a organizar encuentros regionales y locales para mostrar su trabajo y “autoformarse”, ante la ausencia de escuelas de teatro en el Perú.

En virtud de lo mencionado, señala que la profesionalidad en el teatro no la da necesariamente el título universitario (en referencia a las facultades de artes escénicas que han surgido hace poco), pues la gran mayoría de actores antiguos se han formado en los mismo grupos.

“Considero que el profesionalismo lo da la dedicación, el hacer las cosas con disciplina y ética, más allá de desarrollar el talento actoral. Pasar por una escuela de teatro es importante, pero no determinante”, asevera.

Dentro de las producciones teatrales que han realizado, destaca ‘Dioses, diablicos y otras hierbas’, obra escrita por él y su esposa, la cual ocupó el primer puesto en el Concurso Regional de Dramaturgia 2007, organizado por el entonces Instituto Nacional de Cultura – INC, Lambayeque.

 

CAMINO DE ROSAS

Por otro lado, Vásquez Orrego cuenta que con motivo de su trigésimo sexto aniversario, presentarán el 7 y 8 de noviembre la obra ‘Camino de rosas’, obra escrita por José Enrique Mavila, cuya creación recibió un premio de dramaturgia sobre derechos de la mujer dado por la Asociación Manuela Ramos en 1985.

Señala que la obra plantea la situación de la mujer en matrimonio dentro de una sociedad machista, la cual muchas veces limita su deseo de desarrollar sus propios sueños y aspiraciones.

“Es la historia de un grupo de amigas que tiene el encargo de representar una danza afroperuana en su barrio. Sin embargo, algunas de ellas reciben la prohibición de sus esposos para participar de la actividad, entre las que se encuentra Rosa, quien decide enfrentarse a su pareja con tal de danzar”, relata.

Apunta que la obra ha sido catalogada como feminista por la crítica, pero ellos la consideran simplemente humana, pues la puesta en escena plantea el trato por igual entre varones y mujeres, y una reflexión sobre como las féminas se pueden convertir en blanco fácil de violencia, incluso dentro del círculo familiar.

“Creo que el teatro es una herramienta que nos estimula a repensar las cosas que muchas veces damos por establecidas. No buscamos que los espectadores compartan lo que dicen los personajes, pero sí que reflexionen, que vean que existen otras puertas, posibilidades, caminos”, manifiesta.

 ‘Camino de rosas’ se presentará este 7 de noviembre a las 7:30 de la noche en la Dirección Desconcentrada de Cultura – DDC, y al día siguiente en el auditorio del Instituto Cultural Peruano Norteamericano – ICPNA, a las 8:30 de la noche.

Leer más