up

POLIC├ŹA NACIONAL Y JUNTAS VECINALES UNIDOS PARA DEFENDER LOS INTERESES DE LA COMUNIDAD

Escribe: Rosa Amelia Chambergo Montejo
Edición N° 1107

El pasado 30 de marzo el jefe de la Segunda Macro Región Policial de Lambayeque general Julio Díaz Zulueta convocó a las autoridades y organizaciones representativas de Lambayeque para juramentar a las juntas vecinales de nuestro departamento ante un auditorio de más de diez mil personas, el propósito: defender los intereses de la comunidad lambayecana.

La autoridad policial puso así en marcha lo que está amparado en el Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana y dictaminado en la Ley N° 27933. La norma establece la acción integrada que desarrolla el Estado con la colaboración de la ciudadanía, destinada a asegurar su convivencia pacífica, la erradicación de la violencia y la utilización pacífica de las vías y espacios públicos.

De allí que cerca de dos mil 400 juntas vecinales se han formado con el propósito de ayudar a la policía nacional en el objetivo de alcanzar mejor estándar de seguridad.

El general Julio Díaz Zulueta, ha referido que las juntas vecinales serán las encargadas de avisar a la policía sobre los hechos delincuenciales que se suscitan en la zona donde operan y lo subraya bien porqué como dice “quién mejor que un vecino para conocer lo que sucede en su barrio y que identifica cada uno de los problemas que tienen como comunidad”.

De allí que el anuncio que ha realizado, asegura cumplirá como objetivo institucional para el presente año: dejar formadas y juramentadas un total de siete mil juntas vecinales que nos de tranquilidad a la población lambayecana y de esta forma se irá recobrando la seguridad ciudadana tan anhelada por todos. Por ello esta primera fase se ha cumplido con cerca de dos mil 400 juntas las que juramentaron el  30 de marzo último, luego en junio se efectivizará una segunda juramentación y en setiembre se realizará la tercera juramentación, cumpliendo así el objetivo de 7,000 organizaciones vecinales establecidas como aliados estratégicos de nuestra Policía Nacional.

Todas las juntas vecinales serán implementadas con chalecos, silbatos, linternas, varas de ley y megáfonos donados por las autoridades políticas del departamento. De igual manera prósperos empresarios se sumarán a la buena causa y también donarán material logístico para las personas que conforman las juntas.

Resalto el Programa Vecindario Seguro estrategia de la policía que se aplica hace tres años a nivel nacional y cuyo cuarto eje es la participación vecinal mediante las juntas vecinales.

Por lo tanto estoy segura que la función de las juntas vecinales que se enmarcan en prevención, información y proyección social, es la mejor arma que tiene la Policía Nacional en la inteligencia vecinal. Aquel que trabaja con el sistema del pueblo organizado es un policía  exitoso, porque las juntas vecinales conviven mejor con su autoridad  y proporciona mejor información.

Esta dinámica que la policía emplea hoy en día en las comunidades, barrios, diversos sectores de la ciudadanía donde nunca antes había llegado la autoridad policial motiva a la ciudadanía, que vuelve a tener confianza y simpatía con la institución castrense.

Creo que toda la población debemos respaldar el trabajo del general Díaz Zulueta de empoderar a las juntas vecinales que ayudarán a garantizar una mejor seguridad en la población, ya que en todo el Perú se vive un ambiente de inseguridad y Chiclayo no está al margen de dicho fenómeno social.

Si las juntas vecinales logran un trabajo articulado con la Policía Nacional, pronto veremos que los índices de micro comercialización de droga, robos comunes, raqueteos y otros disminuirán ostensiblemente. Es tiempo entonces que se cambie esta incertidumbre que hoy en día se percibe en los barrios de nuestro departamento.

Es necesario asimismo que se trabaje con las Brigadas de Autoprotección Escolar - BAPES que son el Programa preventivo que se da por orden del Ministerio de Educación y por la Policía Nacional y deben ser ampliamente respaldados por las Instituciones Educativas y Padres de Familia quienes monitorean a los alumnos a la hora de ingreso y salida, evitando grescas callejeras que terminan muchas en agresiones. Es importante que en lugares alejados donde no haya presencia de la Policía Nacional, actúen las Juntas Vecinales en apoyo a las Brigadas Escolares.    

Importante es saber que se tiene estructurado el trabajo de las juntas en las zonas rurales. Estas organizaciones comunitarias de carácter territorial, representativas  irán vivienda por vivienda para detectar a aquellos niños o niñas que no van al colegio. Será responsabilidad de las Juntas y PNP ayudar a aquellos menores de edad que sean detectados no estén asistiendo a sus Instituciones Educativas para que ellos colaboren con el trámite de su matrícula en tanto el Estado garantiza su formación escolar de manera gratuita.

Saludo desde este espacio la labor realizada por 34 policías que han participado en este primer trimestre del año con un efectivo trabajo policial, su labor ha logrado en estos primeros meses excelentes intervenciones y capturas en favor de la ciudadanía, ellos han sido  también premiados por personas de alto sentido altruista con equipos de telefonía de alta tecnología.

Para el general Díaz Zuloeta la violencia familiar que se vive en hogares lambayecanos es de alta preocupación, pues  este fenómeno social debe ser combatido con la participación de varias instituciones del Estado,  por ello ha referido que la policía viene realizando charlas preventivas con las familias a fin que a través de talleres y diversas dinámicas puedan tener una vida tranquila y sin problemas, fomentando una mejor convivencia familiar.

Díaz Zulueta refiere que ha regresado después de 14 años a Lambayeque con el propósito de trabajar por este departamento del cual es parte, pues su familia vive en esta tierra norteña. Estos dos meses y medio de gestión le ha servido para elaborar un mapa de la  problemática delincuencial en Chiclayo y para combatirla necesita el apoyo de autoridades y comunidad, pues juntos es posible devolverle a Lambayeque un territorio tranquilo, de respeto y de seguridad, señala.  

Para la tranquilidad de la ciudadanía nos ha anunciado que  repotenciarán el Escuadrón Verde y al Grupo Terna. Resalto las frases que nos dejó en entrevista con Expresión. “Comprar robado es robar”, y “Si usted no compra robado, se acabará el negocio”. El éxito de la Policía Nacional en Lambayeque es el éxito de todos y si logramos una ciudad pacífica y segura, estaremos mostrando garantía para la inversión y siendo atractivos para el turismo nacional y extranjero.  

Leer más

NECESITAMOS POL├ŹTICAS SECTORIALES PARA GENERAR EMPLEO FORMAL Y DISMINUIR POBREZA

Escribe: Semanario Expresi├│n
Edición N° 1107

La situación social y de decrecimiento económico del país nos preocupa a todos, vamos por un camino peligroso al que debemos enfrentar con mucha responsabilidad. Escuche hace poco al presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), Ricardo Márquez, manifestar que urge implementar políticas sectoriales para generar empleo formal en los próximos 18 meses y disminuir la pobreza en el país.

Si bien la evolución de la economía peruana en las últimas dos décadas ha sido fructífera, ésta no es suficiente para mantener un crecimiento sostenido y equitativo, donde todo el aparato productivo crezca de manera uniforme, a fin de no generar mayor informalidad a la cifra actual de 72,5% y se visualice una mayor desigualdad en nuestra sociedad.

En un análisis pormenorizado Márquez refiere que el PBI ha crecido 151%, la exportación minera se multiplicó por 10, y la agropecuaria  por 18; además el nivel de pobreza disminuyó de más de 50% a 20,7%. Indudablemente, estos resultados son fruto de una política sectorial orientada a la minería y a la agroexportación, la misma que fue y sigue siendo exitosa.

No obstante, en los últimos años la economía ingresó a un proceso de desaceleración en su crecimiento que no ha permitido reducir pobreza y crear empleo formal en la velocidad y en la magnitud que el país necesita para seguir generando mayor nivel de vida y expandir la proporción de clase media en el Perú.

Entre el 2008 y el 2012 la economía peruana creció en promedio 5,4% anual, lo cual propició que el empleo formal del sector privado aumente en 7,8% anual. Este impacto positivo aumentó el bienestar de la población y redujo los niveles de pobreza en nuestro país, sólo entre el 2008 y el 2012 la pobreza decreció en 11,5 puntos porcentuales. Los factores que impulsaron el crecimiento estaban vinculados a un entorno propicio de la promoción de la inversión privada y a un vigoroso crecimiento de China que demandaba cada vez commodities para su desarrollo industrial.

A partir del 2013, la situación fue distinta, la economía siguió creciendo, pero a tasas menores. Entre el 2013 y 2017 el Perú creció anualmente en 3% y el empleo formal privado lo hacía en 2,4%. En ese periodo la pobreza disminuyó sólo en 2,2 puntos porcentuales.

Por ello es válida la pregunta del líder empresarial cuando interroga: ¿por qué se estancó la reducción de pobreza, antes reducíamos 11 puntos en cinco años?, la respuesta a esta interrogante tuvo varios factores: alta sobrerregulación, carencia de señales inequívocas de estabilidad jurídica que redujeron la confianza empresarial y afectaron la inversión privada, así como la falta de reformas estructurales que aumenten la eficiencia de la economía nacional, precisa Márquez.

Si queremos seguir reduciendo los niveles de pobreza, como se registraba hasta el 2012, requerimos contar con sectores adicionales a la minería y a la agroindustria que impulsen el crecimiento económico. Necesitamos que estos sectores sigan creciendo con éxito, pero para ello se requiere impulsar nuevos sectores que permitan retornar a una senda del crecimiento anual de 6%, coincido plenamente con el líder empresarial.

El país requiere fortalecer y reactivar sectores productivos generadores de valor agregado, de alto potencial de crecimiento y de alta incidencia en empleo. Por tal motivo deben implementarse políticas sectoriales para acuicultura, forestal, pesca de consumo humano directo, textil y confecciones, y para la industria del conocimiento.

Teniendo en cuenta que aspiramos reactivar la actividad económica en el corto plazo y considerando que la acuicultura y el sector forestal requieren un proceso de maduración productiva de mediano y largo plazo, por ahora nos enfocaremos a las otras actividades mencionadas que nos ayudarán a reactivar nuestra alicaída economía.

Este pedido se sustenta en que el sector pesca para consumo humano directo exportó US$ 1323 millones el año pasado, y Ecuador vendió al exterior US$ 4000 millones, por esta situación, Márquez en su calidad de presidente de SIN, plantea la siguiente interrogante: ¿cómo puede haber esa diferencia si la extensión de nuestra costa es mayor que la de nuestro vecino del norte? ¿En qué estamos fallando?, por eso precisa que necesitamos políticas específicas para fortalecer este sector generador de empleo formal y de divisas.

En lo que respecta al sector confecciones, esta es una actividad económica descentralizada y orientada principalmente a la generación de puestos de trabajo dirigidos a la mujer, por lo que impulsar su crecimiento no solamente es un catalizador de la economía descentralizada, sino que se constituye en una herramienta dinamizadora de la economía familiar. Es una industria inclusiva porque incluye la cadena productiva del algodón, ya que su reactivación requiere ampliar la siembra de algodón Pima, que el sector privado necesita para confeccionar prendas de vestir y que en coordinación con el Ministerio de Agricultura, está dispuesto a comprar la producción de algodón.

Se puede reactivar en forma inmediata ya que cuenta con capacidad instalada de plantas y fábricas no utilizadas. La cadena textil-confecciones exportó US$ 2 mil 177 millones en el 2012, el año pasado las ventas al exterior fueron de US$ 1 mil 400 millones.

Hay otros sectores potenciales como son las industrias del conocimiento, a modo de ejemplo la exportación de software, marketing digital, servicios de ingeniería y arquitectura, creatividad audiovisual, franquicias, biotecnología, entre otros, donde nuestro país tiene un buen potencial y es una oportunidad para dinamizar nuestra economía.

Ante este planteamiento del sector industrial, Márquez ha solicitado al Gobierno la urgente necesidad de tomar la decisión de impulsar nuevos sectores de la actividad productiva orientada a la exportación no tradicional. “Consideramos que si se aplican políticas específicas para los sectores productivos mencionados, no sólo se reduce la vulnerabilidad externa de exportar commodities, sino que tendríamos una economía más diversificada, con mayor valor agregado y con mayor grado de empleo formal. Necesitamos un cambio de rumbo”, ha sentenciado el dirigente empresarial y creo que los peruanos lo acompañamos en esta posición gremial firme que llama la atención para evitar un mayor desaceleración de nuestra economía nacional.

Leer más