up

EMPEZAMOS EL 2020 CON OPTIMISMO

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1146

Estimados lectores del Semanario Expresión, con la bendición de Dios Padre presentamos la primera edición de nuestro hebdomadario del año 2020. Esta edición es posible gracias al esfuerzo y tesón del equipo periodístico que me acompaña y cuyo descanso vacacional se suspende por las elecciones congresales que se realizarán el próximo 26 de enero.

Queremos mantenerlos bien informados sobre este proceso electoral vital para la continuidad de nuestra democracia, con la esperanza que los peruanos en general hayamos aprendido a elegir bien a nuestros representantes y con ello nazca una nueva clase política que le devuelva la fe a los peruanos para alcanzar los propósitos y objetivos de una mejor nación, ‘ad portas’ de celebrar el Bicentenario de nuestra independencia nacional.

Nuestro propósito como peruanos será contribuir a acabar con la corrupción, mal que nos ha traído pobreza, atraso, falta de empleo, postergación de la obra pública y la fuga de más de 12 millones de soles cada año, dinero que ha ido al bolsillo de unos pocos en desmedro de muchos.

Asimismo, es imposible dejar de mencionar los millones de soles que se han quedado a la deriva, recursos que debieron ser invertidos por los ministerios, los gobiernos regionales y los municipios.

Como informamos en esta edición, solo en los últimos meses se han dejado de invertir más de 26 millones de soles de la reconstrucción por la incapacidad de las unidades ejecutoras para desarrollar procesos de selección eficientes o que se han tenido que anular por irregularidades y alertas de corrupción.

En palabras del gobernador regional de Lambayeque, Anselmo Lozano Centurión, la entidad que dirige revertirá al erario nacional como máximo 10 millones de soles, pero solo en el transcurso de las semanas se conocerá la cifra real, sobre todo porque la autoridad se comprometió a no devolver presupuesto como – asegura – lo hizo su antecesor.

Lozano Centurión dice que lo revertido no superará los 10 millones de soles. Otras voces indican que solo en gasto de corriente se ha dejado de invertir 90 millones. Corren las apuestas.

Por otro lado, los municipios tienen a partir de estos momentos una enorme responsabilidad. El gobierno nacional ha anunciado la apertura de las cajas para que reciban más recursos a fin de dinamizar la economía nacional. Ojalá y esto surta los efectos deseados y el dinero no se despilfarre en el pago de onerosos sueldos. Si queremos un ejemplo de lo mal que se gasta el dinero en Lambayeque miremos a la municipalidad de Chiclayo, donde el gasto por sueldos de funcionarios supera los 300 mil soles al mes.

El 2020 empieza con un proceso electoral sobre la marcha. Proceso frío, por donde se le mire, pero además caracterizado por el desinterés de los ciudadanos en esta lid que debería ser reivindicativa, pues se espera elegir a los 130 representantes que en los próximos 18 meses tendrán la tarea de representar, legislar y fiscalizar.

Si la experiencia pasada, la que se acabó con el Congreso disuelto el 30 de septiembre, no nos ha servido, entonces veremos a nuevos Velásquez, Becerril, Palma, Takayama y Flores en el parlamento. La ciudadanía, en los 24 días que quedan para las votaciones, debe tomar consciencia y elegir con responsabilidad. Equivocarse una vez puede ser error, dos veces ya es masoquismo.

Saliendo del campo político, es menester que en este nuevo año la academia ponga manos a la obra y que las universidades licenciadas por SUNEDU pasen a la acción. La experiencia nos ha enseñado que universidades de cartón, limitadas solo a su visión comercial, no contribuyen en nada al desarrollo de la sociedad.

Confío en que las autoridades de estas instituciones superiores tenderán verdaderos puentes de diálogo y cooperación con el sector público y privado. Confío en que imitarán a las casas de estudio de otros departamentos, que se interesan en la investigación ajustada a la realidad local, que apuestan por la formulación de propuestas de mejora social y promueven con calidad la formación de ciudadanos de bien.

El rol también es del empresariado. Los gremios que existen en Lambayeque tienen que comprometerse más no solo con la generación de riqueza, sino también de empleo seguro y en el que se respeten los derechos de los trabajadores. Pero además, ayudar en la formulación de la agenda común para Lambayeque en este el año del bicentenario de nuestra independencia.

Aunque los resultados del 2019 no hayan sido del todo auspiciosos para el departamento, tenemos actitud positiva de lo que será este nuevo año, miramos con optimismo los cambios que se anuncian a nivel de gobierno para acelerar procesos como el de la reconstrucción y la mejora en el control gubernamental. Nuestro compromiso como medio de comunicación es seguir informando con amplitud, veracidad y siempre pensando en el progreso de Lambayeque.

Leer más