up

ANGÉLICA MUSAYÓN CHIRA: “DESDE NIÑA ME ENSEÑARON A DEFENDERME SOLA”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1145

  comentarios   

  • La lideresa social lleva 30 años promoviendo el empoderamiento de las mujeres.

 

Angélica Musayón era apenas una adolescente cuando conoció una de las manifestaciones de violencia más común a las que están expuestas las mujeres: el acoso callejero. Cuenta que por la zona donde vivía había unos chicos que siempre la molestaban al pasar, situación ante la cual se sentía indefensa, pues cuando se quejaba en casa su madre le recomendaba que simplemente sea indiferente, ya que era normal que conforme se vaya haciendo “una señorita”, los hombres la fastidien. 

 

Sin embargo, tanta fue la insistencia de Angélica Musayón que un día su madre le dio una máxima que llevaría para siempre en su vida. “Cuando le pedí que por favor vaya a la casa de los chicos para que converse con sus padres y pida que cesen de hostigarme, ella me dijo: ‘¿Acaso no te puedes defender sola? Y eso hice. Cada que me molestaban les decía que si lo volvían a hacer iba a ser yo misma la que los denuncie ante sus papás y eso los asustaba. Éramos apenas unos adolescentes, pero comprendí que no debía tolerar el acoso”, recuerda.

 

PRIMEROS PASOS

Ya en la Facultad de Enfermería de la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo, Musayón Chira, quien proviene de una familia compuesta por 10 hermanos, de los cuales ocho son mujeres, descubrió que su verdadera vocación era la defensa de los más vulnerables, especialmente de las mujeres víctimas de violencia, a quienes sigue dedicada 30 años después.

Revela que sus compañeras de aula le tenían mucha confianza, razón por la cual le confiaban los problemas que tenían con sus parejas. Pese a que por aquel entonces aún no había suficiente información sobre la violencia de género, señala que ella identificaba ciertas situaciones que no eran tolerables.

“Según lo que me contaban yo reconocía que muchos de los chicos ejercían control sobre mis compañeras, lo que afectaba su bienestar emocional, entonces les aconsejaba que busquen un cambio en su relación o de lo contrario la den por terminada, pues eran situaciones que no podían tolerarse. Claro, lo decía sin base profesional ni jurídica, pues recién en 1993 se aprobó la primera ley de violencia contra la mujer”, manifiesta.

 

ARDUA LABOR

Tras egresar de la universidad, la lideresa trabajó en algunas organizaciones hasta llegar al Ministerio de la Mujer, donde alcanzó en su momento el cargo de coordinadora regional de los Centro de Emergencia Mujer - CEM. Desde allí tuvo la oportunidad de atender diversos casos de mujeres víctimas de violencia.

De esa experiencia recuerda una en especial que la marcó y le hizo comprender que el sistema en general en el Perú no protege como debería a las víctimas de violencia. Relata que a las oficinas del CEM llegó una mujer de 42 años, paciente oncológica, quien desde hacía 11 sufría maltrato psicológico por parte de su conviviente, el cual se había acrecentado a raíz de la detección de su enfermedad.

“Él le decía que ya no servía para nada desde que había enfermado, perdió no solo el interés sentimental en ella, sino también el humano, pues el paciente de cáncer no debe estar sometido a situaciones de angustia. No contento con eso, esta persona se ‘enamoró’ de otra mujer y decidió quitarle el seguro, lo cual imposibilitó que pudiese continuar con sus quimioterapias”, cuenta.

Apunta que como CEM lo convocaron para pedirle que por humanidad le devuelva el seguro y así pudiese completar las tres quimioterapias que le faltaban, pero este se negó. Manifiesta que hicieron diversas gestiones ante El Seguro Social de Salud – EsSalud, para conseguir que pueda volver a ser atendida, las cuales incluyeron diligencias en el despacho de un congresista de la época.

“En paralelo también realizamos actividades junto a la comunidad para recaudar fondos y poder trasladarla Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas. Lamentablemente, cuando por fin llegamos a Lima nos dijeron que el cáncer se había extendido y ya no había nada por hacer. Ella falleció un sábado y al lunes siguiente vino toda la documentación de EsSalud que le permitía atenderse allí. Sentí mucha indignación porque todo llegó tarde”, revela.

 

VIDA PERSONAL

Lejos de su labor en defensa de las mujeres, Musayón Chira también lleva una vida personal que no estuvo lejos de algunas decepciones. Indica que ella estuvo en una relación muy larga que inició cuando tenía 19 años y se concretizó a los 30 cuando contrajo matrimonio. Sin embargo, el vínculo solo duró cuatro años más, pues luego de ese tiempo se divorció.

No obstante, tiene los mejores recuerdos de aquella época, dado que su divorcio se debió a que tenían proyectos distintos que no les permitieron continuar juntos. “Fue una persona que respondió a mis expectativas en aquel momento y a quien admiraba por su carisma social, pues era uno de los abanderados de la igualdad de género. Las tareas domésticas y todo lo que concierne al hogar lo hacíamos juntos”, señala.

Asimismo, Musayón Chira considera que el entorno familiar en el que vive le ayudó mucho en su labor de defender a las mujeres, pues pese a tener un papá que tuvo una educación “a la antigua”, siempre la apoyó en todas sus decisiones, lo mismo que su madre, quien señala que siempre le pregunta por los casos de violencia que atiende y le exige que dé un poco más de sí cada día.

“Mi familia ha sabido entenderme todas las veces en que tuve que abandonar una cena navideña por ir a atender a una mujer que necesitaba de mi ayuda. Ellos me dan el soporte para convencerme que sí es posible vivir en una sociedad libre de violencia”, sentencia.

Leer más


LOS MEJORES DEL AÑO 2019

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1145

  comentarios   

Como solemos hacer hace 26 años, presentamos a ustedes nuestra relación de Los Mejores del Año 2019. Que el ejemplo institucional, personal, profesional y familiar sean un estímulo para todos los ciudadanos y nos anime a ser mejores cada día.

 

Nuestra relación ha sido consensuada con personas muy destacadas de Lambayeque, cuyo trabajo es ético y ejemplo por los resultados de su gestión.

HOMBRE DEL AÑO EN EL MUNDO

  • Papa Francisco

El un hecho histórico, el máximo líder de la Iglesia Católica ordenó levantar el secreto pontificio en los casos de abusos contra menores cometidos por miembros del clero, permitiendo que las autoridades civiles actúen en defensa de las víctimas.

 

HOMBRE DEL AÑO EN PERÚ

  • Salvador del Solar

Presidente del Consejo de Ministros del gobierno de Martín Vizcarra, quien mostró lucidez y valentía al ingresar al Congreso de la República y plantear en menos de diez minutos la cuestión de confianza para la modificación del mecanismo de elección de los integrantes del Tribunal Constitucional.

 

HOMBRE DEL AÑO EN LAMBAYEQUE

  • Carlos Burgos Montenegro

Como presidente de la Cámara de Comercio y Producción de Lambayeque lideró a la sociedad civil en la defensa del Terminal Portuario, la ejecución de la Autopista del Sol, la efectiva reconstrucción y en oposición a la cuestionada ordenanza 07-2019 de la Municipalidad Provincial de Chiclayo.

 

MUJER DEL AÑO EN EL MUNDO

  • Greta Thunberg

 

Considerada por la prensa mundial como la guardiana del medio ambiente. Con solo 16 años, es referente mundial de la lucha contra el cambio climático. Ha creado el movimiento activista ‘Fridays for future’ para motivar a los jóvenes a generar acción frente a la crisis medioambiental, y -por si fuera poco- fue nominada al Premio Nobel de la Paz.

 

MUJER DEL AÑO EN PERÚ

  • Camila Timaná Mendoza

La estudiante peruana de Ingeniería Ambiental, reconocida por la comunidad científica mundial gracias a su revolucionario estudio del agua, fue premiada por la Asociación Internacional de Ingeniería por sus aportes en el estudio del agua y su impacto en la sociedad. Su proyecto se enfocó en la utilidad de los canales implementados por nuestros antepasados en el Santuario de Pachacamac.

 

MUJER DEL AÑO EN LAMBAYEQUE

  • Karla Arriola Falla

Asociación Autismo Chiclayo

 

  • Elena Armas Castañeda

Asociación Mundo Amor

 

  • Luz Balarezo Vásquez

Hogar Gladys – Chiclayo

 

Por su liderazgo y voluntad de servicio a favor de poblaciones vulnerables en el departamento de Lambayeque.

 

ALCALDE DEL AÑO EN LAMBAYEQUE

  • Alexander Rodríguez Alvarado

Alcalde Provincial de Lambayeque

 

REGIDOR DEL AÑO

  • Jony Piana Ramírez
  • Andrés Puell Varas
  • Percy Espinoza Gonzales

 

PERSONALIDAD DEL AÑO

  • Liz Moreno Moreno

Organizadora del Segundo Festival Internacional de Teatro de Chiclayo

 

  • Jesús Dongo Ávalo

Fundador de Vida Wasi - Casa de vida

 

INSTITUCIÓN DEL AÑO

  • Contraloría General de la República

Gerencia Regional de Control – Lambayeque

 

  • Defensoría del Pueblo

Oficina Defensorial de Lambayeque

 

  • Junta de Usuarios Chancay Lambayeque

 

FUNCIONARIO DEL AÑO

  • Walther Coello Ynope

Jefe de la Gerencia Regional de Control

 

  • Karim Ninaquispe Gil

Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios

Caso “Faenones de Olmos”

 

  • Julio Hidalgo Reyes

Comisionado de la Defensoría del Pueblo

Caso “Situación de las áreas quirúrgicas de los hospitales de Lambayeque”

 

  • Bernarda Delgado Elías

Directora del Museo de Sitio de Túcume

 

MEJOR PROGRAMA ESTATAL

  • Tu Empresa

Por su permanente capacitación y alianza estratégica con empresas lambayecanas y emprendedores, a las que potencia y ayuda a desarrollar sus habilidades laborales.

 

UNIVERSIDAD DEL AÑO

  • Universidad Católica Santo Toribio de Mogrovejo – USAT

 

MEJOR FILIAL UNIVERSITARIA

  • Universidad Tecnológica del Perú – UTP Chiclayo

 

MEJOR RECTOR

  • Patricia Campos Olazábal

Rectora de la Universidad Católica Santo Toribio de la Mogrovejo - USAT

 

MEJOR AUTORIDAD UNIVERSITARIA

  • Aníbal Díaz Orrego

Director de la Escuela de Ingeniería Ambiental - USAT.

 

  • Marisel Valenzuela Ramos

Directora de la Escuela de Estomatología – USS

 

COLEGIO PROFESIONAL DEL AÑO

  • Colegio de Periodistas del Perú – Consejo Departamental Lambayeque

 

DECANO DEL AÑO

  • Vladimir Villón Andía

Decano del Colegio de Periodistas del Perú – Lambayeque

 

PROFESIONAL DEL AÑO

  • Marco Alvitez Monteza
  • Elar Vallejos Rojas
  • Guillermo Pérez Sialer
  • Walter Alva Alva
  • Max Plaza Quevedo
  • Noelhy Aragón Cruz
  • Freddy Centurión González
  • Manuel Rubio Tantaleán
  • Luis Gómez Segura
  • Ada Chicoma Sotomayor
  • Luis Mechán Ruiz
  • Rodolfo Arbulú Chereque
  • Manuel Soria Alvarado
  • Galo Muñoz Palacios
  • María Reynoso de Vargas
  • Beder Bocanegra Vilcamango
  • Enrique García Salazar
  • Alexander Villalobos Obando
  • Carlos Palomino Guerra
  • Carlos Wester La Torre
  • Henry Macedo Villanueva
  • Elmer Luna Vílchez
  • Lindon Vela Meléndez
  • Sofía Lavado Huarcaya
  • Carmen Salinas de Rodríguez
  • Graciela Díaz Carnero
  • Walter Alva Alva
  • José Moreno Solano
  • Rolando Manayalle Sánchez
  • Cecilia Ferré Calderón
  • Karina Sobrino
  • Alberto Asunción Reyes
  • Tomás Serquén
  • Aurora Villena Yirigoyen
  • Luis Piscoya Salazar
  • José Terán Sánchez
  • Angélica Musayón Chira
  • César Díaz Castillo
  • Julio Vicuña Ramos
  • Fernando Carbonel Romero
  • Henry Macedo Villanueva
  • Carlos Yampufé Requejo
  • René Aguinaga Orrego.
  • Luis Sánchez Del Águila.

 

MEJOR DIRIGENTE GREMIAL

  • Olivio Huancaruna Perales

Asociación Regional de Exportadores

 

  • Indira Puican Orbegoso

Sindicato de Enfermeras – Hospital Almanzor Aguinaga

 

  • Luis Escajadillo Castillo

Sindicato de Trabajos del Poder Judicial – Lambayeque

 

  • Rafael Aita Campodónico       

Club de la Unión de Chiclayo

 

GESTOR DEL AÑO

  • Enrique García Salazar

Director Gerente de la UTP

 

MAGISTRADO DEL AÑO

  • René Zelada
  • César Bravo Llaque
  • Raúl Solano Chambergo
  • Erwin Quispe Díaz
  • José Severino
  • Jovani Vargas Ruiz
  • Ana Sales del Castillo
  • Margarita Zapata Cruz
  • Reynaldo Leonardo Carrillo
  • Ismael Rodríguez Riojas
  • Rosa Vera Meléndez

 

FISCALES DEL AÑO

  • Jorge Arteaga Vera
  • Ana Zegarra Azula
  • Óscar Guevara Gilarmas
  • Alejandro Requejo Mocarro
  • José Luis Jaramillo
  • Segundo Pérez Vásquez

 

INSTITUCIONES DE SERVICIO

  • Compañía de Bomberos de Chiclayo
  • Compañía de Bomberos de Pimentel
  • Rotary Club de Chiclayo
  • Casa Comunal de la Juventud “Guillermo Baca Aguinaga”

 

GREMIO EMPRESARIAL DEL AÑO

  • Cámara de Comercio y Producción de Lambayeque
  • Asociación Regional de Exportadores – AREX

 

EMPRESA DEL AÑO

  • Induamerica
  • Altomayo
  • Fundo San Juan
  • Aeropuertos del Perú
  • Consultora Norte
  • Empresa Agroindustrial Pomalca
  • Fiesta Restaurant Gourmet
  • El Huaralino
  • Estudio Contable Reynoso
  • Cementos Pacasmayo
  • Pharma Lamb
  • FORCAT
  • Estudio Jurídico Asunción & Abogados
  • NUTRICE

 

EMPRESARIO DEL AÑO

  • Mario Mustafá Aguinaga
  • Olivio Huancaruna Perales
  • Julio García Peña
  • Pablo Fernández Díaz
  • Lupe Fernández Castillo
  • Carlos Burgos Montenegro
  • Yolanda Espinal Villarreal
  • Alberto Solís Serrepe
  • Alberto Priano Soberón

 

MEJOR ORGANIZACIÓN SOCIAL

  • Masa Crítica
  • Renacer
  • Marea Limpia
  • Alwa Group
  • Red Interquorum Lambayeque
  • Red Espaz
  • Killa Perú
  • Mujeres Solidarias

 

MEJOR CENTRO DE IDIOMAS

  • Alianza Francesa – Chiclayo

 

MEJOR INSTITUCIÓN EDUCATIVA

  • Colegio Apul College
  • Colegio Jorge Basadre
  • Institución Educativa “Nuestra Señora de Fátima”
  • Colegio San Agustín
  • Colegio Miguel Muro Zapata
  • Institución Educativa “Monseñor Augusto Vargas Alzamora”
  • COSOME 10828
  • Perú Birf
  • Colegio Militar Elías Aguirre
  • ESADE
  • Ceibos
  • Algarrobos
  • San Pedro

 

MEJOR INSTITCIÓN SUPERIOR

  • SENATI
  • Cumplió 50 años de servicios educativos en Lambayeque

 

EMPRENDIMIENTO DEL AÑO

  • Cuchara Brava

 

GESTOR CULTURAL DEL AÑO

  • Francisco Echeandía Cevallos
  • Alfonso Tello Gamarra
  • Óscar Morante Alarcón
  • Carlos Mendoza Canto
  • Antonio Serrepe Ascencio
  • Wilmer Velásquez Campos
  • Jorge Izquierdo Pizarro

 

ARTISTA DEL AÑO

  • Silvia Castillo Díaz
  • José Soto Guerrero
  • Feliciano Salazar Liza
  • José Nazario
  • Jacqueline Ayasta Caicedo

 

PERIODISTA DEL AÑO

  • Silvia Depaz Custodio
  • Henry Urpeque Neciosup
  • Cristian Díaz Muñoz
  • Daniel Vera Vera
  • Luz María Casas
  • Sandro Chambergo
  • Fernando Noblecilla Merino

 

MEJOR MEDIO DE COMUNICACIÓN

  • Tv Norte – Canal 21
  • Radio Programas del Perú
  • Perú 21
  • Comercio
  • Trome

 

MEJOR INSTITUCIÓN SOCIAL

  • Jockey Club de Chiclayo
  • Club de la Unión
  • Asociación de Excadetes del Colegio Militar Elías Aguirre

 

MEJOR ENTIDAD FINANCIERA

  • Banco Interbank

 

MEJOR ACTIVIDAD ACADÉMICA

 

  • Congreso Multidisplinario de Estudiantes de Derecho organizado por el Estudio Jurídico Asunción & Abogados

 

MEJOR INSTITUCIÓN DEPORTIVA EN EL PERÚ

  • Federación Peruana de Fútbol

 

MEJOR DIRIGENTE DEPORTIVO NACIONAL

  • Agustín Lozano Saavedra

 

MEJOR NADADOR LAMBAYECANO

  • Mariagracia Torres Nole

 

MEJOR KARATEKA LAMBAYECANO

  • Brandon Bonilla García

 

MEJOR ATLETA LAMBAYECANO

  • Piero Fernández Arroyo

 

MEJOR AJEDRECISTA LAMBAYECANO

  • Juan Pablo Silva Encisco

 

MEJOR JUGADOR DE RUGBY LAMBAYECANO

  • Ronaldo Pango Garma

 

MEJOR DIRIGENTE DEPORTIVO LAMBAYECANO

  • Jorge Portilla Sampén

 

MEJOR CLUB DE FÚTBOL

  • Carlos Stein

 

MEJOR COACH

  • Gorety Bornaz Vidales

 

ORGULLO LAMBAYECANO

  • Cine Club
  • La Noche de los Libros
  • Ricardo Uceda Chang
  • Yohan Mil Lee
  • Christian Ñeco Bornaz
  • César Peralta Roncal
  • Silvia Herna Rosillo

Leer más


MIRIAN NEIRA LIZANA: “EL CICLISMO ME PERMITIÓ VENCER A LA BULIMIA”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1145

  comentarios   

  • El amor por la bicicleta y el apoyo familiar ayudó a Mirian Neira a enfocarse en vencer la bulimia a los 25 años.
  • Hoy en día forma parte de la organización del Movimiento Masa Crítica, que promueve el uso de la bicicleta en la ciudad.

 

Nadie pensó que un vehículo de dos ruedas le ayudaría a vencer una enfermedad como la bulimia. Con 27 años, Miriam Neira Lizana logró, junto con un grupo de personas, constituir la asociación ‘Movimiento Masa Crítica’, la cual promueve el uso de la bicicleta en la ciudad y busca reducir el impacto de los vehículos motorizados sobre el medioambiente.

 

Mirian Neira Lizana nació en Huacabamba – Piura, en 1992. Hace más de 10 años vive en Chiclayo. Es comunicadora de profesión, egresada de la Universidad Católica Santo Toribio de Mogrovejo, labora en el área de marketing en una empresa que desarrolla varios rubros: un colegio y hoteles. Ha participado en competencias de ciclismo organizadas por clubes como Chakra Bike de Chiclayo y Trujillo Bike. A través del ‘Movimiento Masa Crítica’ realiza actividades que son gratuitas, divertidas y atractivas para el público.

 

AFINIDAD

Su afinidad por el ciclismo nació cuando pasaba por la etapa de depresión. Un amigo la invitó a manejar bicicleta de Chiclayo a Pomalca, hecho que marcó su vida.

En la búsqueda por superar la depresión y la bulimia, encontró como refugio a la bicicleta, que le permitió salir, unirse al grupo Chakra Bike, participar en competencias, ejercitarse y amar el deporte.

El gusto por el ciclismo comenzó a partir de la experiencia en la que sintió felicidad. Además, el ciclismo logró distraerla de esa etapa abrumadora que – creía - no podía abandonar, pese a que cursaba la universidad y contaba con trabajo, el cual le permitió ahorrar para sustentar gastos.

 

LA BULIMIA

“El deseo por realizar actividad física me motivó a la compra de una bicicleta propia y a superar la bulimia, debido a que necesitaba comer y estar fuerte para continuar manejándola”, explica.

La bulimia es una enfermedad mental que afecta el orden alimenticio de la persona, llevándola a la ingesta de grandes cantidades de alimentos para luego vomitarlos, con la idea de deshacerse de las calorías adicionales de forma no saludable.

La bulimia se desarrolló en Mirian Neira cuando tenía 16 años, edad por la que pasaba diferentes conflictos propios y de su entorno. La situación la llevó a plantearse dos opciones: continuar con la enfermedad o analizar su situación futura, la cual afectaría no solo su salud, sino también la economía de su familia por mantenerla.

Mirian Neira visitó un psicólogo, recibió terapias, pero no tuvo medicación ni seguimiento médico porque suponía que podía superar la etapa sola. Ella considera que el apoyo familiar fue crucial para vencer a la enfermedad, además del ciclismo que le permitió dejar de vomitar por un período.

Sin embargo, la idea persistía en su cabeza. Explica que la opción no era dejar de vomitar por un tiempo, sino abandonar la idea de provocárselo y disfrutar la comida, lo que logró hace dos años gracias al uso de la bicicleta.

 

MOVIMIENTO MASA CRÍTICA

“Masa Crítica es un movimiento mundial y se puede entender como la cantidad mínima de personas para que algo no pase desapercibido. En el Día Mundial Sin Auto, que se celebró por primera vez hace tres años, se convocó a una salida masiva dentro de Chiclayo juntándose un grupo de personas”, menciona.

Mirian Neira propuso otra salida en la que los lineamientos de Chakra Bike estaban orientados a organizar actividades competitivas y deportivas fuera de la ciudad, pero no contaban con los medios para realizar una segunda jornada.

Por ello, junto con un grupo de amigos pensó en organizarla por cuenta propia, hasta que otro grupo de personas, también involucradas en el ciclismo, propusieron la conformación de Masa Crítica, que es un movimiento colectivo que se realiza en diferentes partes del mundo y promueven el uso de la bicicleta como medio de transporte.

 

METAS

El ‘Movimiento Masa Crítica’ - Chiclayo ha desarrollado un concepto llamado: “Saca chispas”, que tiene que ver con manejar bicicleta y conocer a personajes reconocidos de la región.

“Este consiste en seleccionar a los personajes, juntarse con los integrantes a planificarlo y hacer un recorrido para después dialogar sobre quién fue la persona. La finalidad es añadir atributos para que la salida en bicicleta no quede ahí, sino que tengan valor agregado”, comenta.

Mirian Neira tiene planeado involucrarse en intervención social, porque desea desarrollar su maestría en ese rubro. Se encuentra buscando otras opciones pero con el mismo contenido que ayude a abarcar el tema. Asimismo, para Masa Crítica buscará su formalización y el financiamiento que le permita continuar desenvolviendo actividades con la bicicleta que sean sostenibles en el futuro.

“El principal factor por el que la bulimia vence a las personas es callar, maquillar la situación como si fuera irrelevante y tratar de vencerla sola. Me arrepiento de no haber buscado ayuda cuando la necesité, por lo que recomiendo apoyarse en alguien que entienda la situación y buscar un tipo de solución o a especialistas para el tratamiento adecuado de la enfermedad”, señala.

Actualmente Neira Lizana realiza un programa voluntario piloto cuyo objetivo es enseñar a las personas, sin distingo de edad, a manejar bicicleta, y también técnicas de reparación del vehículo.

Leer más


CARLOS OTOYA CELIS: “CUANDO ESTÁS SEGURO DE LO QUE ERES Y LO ASUMES, NADA TE DETIENE”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1145

  comentarios   

  • El activista LGTBI y fundador de la Asociación ‘Alma Chiclayo’ cuenta su historia de vida y su lucha por los derechos de las personas de su comunidad.

 

La vida de Carlos Otoya Celis es un ejemplo de aceptación y superación constante. Siente orgullo de lo que es y lucha para que sus derechos y los de las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales – LGTBI, sean respetados.

 

Con ese objetivo fundó la Asociación ‘Alma Chiclayo’, conformada por la comunidad LGTBI de Lambayeque que, si bien cerró en el 2017, sigue siendo reconocida como una de las más representativas del departamento, pues estableció vínculos con los gobiernos y demás entidades.

Ahora, Otoya Celis es un hombre seguro de sí mismo y no tiene frenos al momento de expresar y defender sus derechos. Eso lo ha hecho conocido y admirado por muchos.

 

ACEPTACIÓN

Sin embargo, en un inicio no fue así, pues cuenta que en la universidad fue bastante tímido, porque tenía miedo de que al momento de expresarse los demás descubrieran su orientación sexual.

Y es que, tal como comenta, antes de asumir que le atraían las personas de su mismo sexo, era “bastante heterosexual”; es decir, tenía enamorada, salía con bastantes chicas… Era el “macho del grupo”. Al menos así era conocido entre sus amigos, por eso cuando dio la noticia de que era gay muchos fueron los sorprendidos y los que exclamaron: “¿Tú? ¡Imposible!”.

Fue en el 2000 cuando tuvo su primer contacto homosexual consciente. Tenía una pareja y la amaba. Hasta ahí, todo bien. El inicio, como en toda relación, fue bonito. Ambos se juraban respeto y amor eterno. Sin embargo, después de un tiempo empezó la violencia física y psicológica. La otra persona en lugar de pedir besos y caricias le exigía cosas materiales. Así, Otoya Celis fue víctima de insultos y maltrato que soportó creyendo en el amor que sentía.

Después de un tiempo aceptó que el sentimiento que ambos compartieron estaba dañado y que debía poner fin a esa relación de abuso.

Esa mala experiencia significó un despertar en su vida. “Asumí conciencia desde mi condición sexual como ser humano y me di cuenta de que lo que viví no fue correcto”, señala.

De esa forma nació su activismo, pues tuvo claro que ninguna persona, independientemente de su orientación sexual, debe sufrir violencia.

 

ACTIVISMO

Con el tiempo, Otoya Celis pudo superar esa relación conflictiva y aceptarse completamente. Entonces, empezó a reunirse con personas afines en el Parque Principal de Chiclayo, un punto de encuentro para conversar sobre temas de su interés como el orgullo gay, marchas y, sobretodo, casos de violencia que todos habían vivido en mayor o menor grado.

Sí, violencia. Y es que, lamentablemente, por estas conversaciones se dio cuenta que no solo él sufría discriminación, sino la mayoría de su comunidad.

Por ello, indignado, decidió hacer algo para cambiar esa realidad que hasta hoy persiste en la sociedad.

Fue así que el 11 de noviembre del 2006, junto a cuatro amigos, fundó la Asociación ‘Alma Chiclayo’, que se hizo rápidamente reconocida por el coraje, orgullo y seguridad de sus miembros. Además, por presentar proyectos al Gobierno Regional de Lambayeque en favor de su comunidad.

 

MÁS ALLÁ DE LAS MARCHAS

Entre las coordinaciones interinstitucionales que realizaron resalta el apoyo del Fondo Mundial, que los ayudó con talleres de capacitación y sensibilización, y el proyecto de ordenanza contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género que presentaron al gobierno regional en el 2010.

Por lo tanto, ‘Alma Chiclayo’ no solo organizaba marchas por el Día del Orgullo Gay, sino también luchaba con las instituciones para la aceptación del colectivo.

“Íbamos a las reuniones y nos presentábamos como lo que éramos: un grupo organizado homosexual. No nos íbamos disfrazados con ternito, ni modulando la voz. Íbamos vestidos como lo solíamos hacer, hablábamos con naturalidad, muy identificados, sin apariencias, con orgullo, nada de perfil bajo”, acota.

“La educación pésima que tenemos, tan llena de dogmas y creencias, hace difícil que de parte de la sociedad y de las autoridades empiece a haber apertura. La luz viene desde la misma comunidad que debe fortalecerse y darse voz”, menciona.

Ejemplo de la falta de apertura institucional fueron las trabas que existieron para la ‘XIII Marcha por el Orgullo y Dignidad’, realizada el 29 de junio de este año en Chiclayo. Inicialmente la Gerencia de Desarrollo Vial y Transportes de la municipalidad provincial negó el permiso para su realización. Sin embargo, después de que la organización LGTBI denunciara el rechazo en redes sociales y recibieran el apoyo de otras instituciones, la gestión del alcalde Marcos Gasco Arrobas se retractó y autorizó la actividad.

 “Toda situación tiene dos partes: la parte afectada, que es la comunidad LGTBI, y la otra que es la que tú puedes demandar. Si nosotros no asumimos que tenemos que defender y dar voz a nuestra problemática nadie más lo hará. Debemos entender que el Estado se ha acostumbrado a no hacer nada que tú no exijas”, sostiene.

Así es Carlos Otoya, o ‘Charlie’ como le dicen sus amigos, una persona luchadora y, sobretodo, segura de sí misma. Seguridad que reconoce llegó a tener gracias a la aceptación familiar que recibió cuando manifestó que era gay.

Y aunque hoy ‘Alma Chiclayo’ ya no existe, su lucha por una sociedad donde todas las orientaciones e identidades sexuales sean respetadas, persiste. Pues, como señala con firmeza su fundador: “Cuando estás seguro de lo que eres y lo asumes, nada te detiene”.

Leer más


LUIS MIGUEL ANTÓN: “PRETENDO DESCUBRIR AL PAYASO INTERNO DE CADA PERSONA”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1145

  comentarios   

  • Luis Antón es director de la Asociación Runakay, integradas por voluntarios de clown.
  • El grupo tiene como finalidad reanimar y reamistar a personas que se encuentran en una situación vulnerable.

 

Luis Miguel Antón Herrera, psicólogo de profesión y clown, heredó la vena artística de sus padres. Sintió afinidad por el arte y a los 12 años participó en escuelas de teatro descubriendo la técnica del clown, que más allá de crear sonrisas, es una potente herramienta de transformación social.

Nació el 28 de mayo de 1991. Sus padres, Juan Miguel Antón, quien tocaba la guitarra y el cajón; y su madre María Mercedes Herrera, ex bailarina de ballet, lo apoyaron en su etapa de formación profesional, en la que conoció a Liz Moreno, una de las directoras más reconocidas en Lambayeque y con quien valoró la técnica teatral del clown, enamorándose de ella, para después viajar a Lima a formarse en la escuela ‘Bola Roja’.

 

CEGUERA

Luis Antón perdió parcialmente la visión de un ojo por un problema de estrés. Se sentía preocupado porque tendría una ortodoncia, proceso en el que sentía miedo de no alimentarse de manera correcta. Su oftalmólogo tratante le recetó gotas que ayudaron a su recuperación, restableciendo casi en su totalidad su capacidad visual.

En poca iluminación le cuesta distinguir a las personas, pero, este problema no limitó sus ganas de cumplir con sus labores en lo profesional, ni con la Asociación Runakay, con la que ya se ha planteado metas al 2020.

 

PSICOLOGÍA

Estudió psicología y egresó en el 2013. En su casa, ejerce la labor de atender de manera activa a sus pacientes. Asimismo, su hogar lo denominó, junto con los integrantes de Runakay, como “Runacasa”, que es un espacio dividido entre su consultorio de psicología y el lugar de ensayo. Para él, su carrera está ligada al clown, siente que si no hubiera estudiado psicología no entendería los conceptos básicos de este, debido a que es una exploración interna e introspección.

Utiliza la técnica del clown para atender a sus pacientes, a la vez, los conceptos de psicología para impartir el clown.

Considera que el clown sin ser terapia brinda beneficios, porque es un camino de autodescubrimiento, en el que primero se tiene que conocer la misma persona, para después armar el payaso que habita en ella.

 

RUNAKAY

Al término de su formación en teatro, en el 2013, retornó a Chiclayo con la idea de constituir un grupo de payasos hospitalarios que posean el mismo nivel de profesionalismo observado en los de la capital. Es así como, junto con un grupo de amigos, formaron el primer bosquejo de la organización.

“Runakay”, es un término quechua que en español significa “naturaleza de la esencia humana”. 

Runakay es una organización sin fines de lucro que fue fundada en el 2013 cimentándose en una regla de 3x3, pauteada por los mismos miembros y basada en tres pilares: Runa empresarial, área que trabaja con instituciones dictando talleres para el personal; proyectos sociales, en donde los payasos egresados de la escuela ocupan cualquiera de los orbes; y escuela de formación, que consiste en formar payasos que interactúen en espacios poco convencionales como lo son las cárceles, comunidades y hospitales.

Para el 2020 la asociación reiniciará sus actividades en los tres campos, llevando de este modo más que sonrisas a quienes conocen a sus integrantes.

 

ORBES DE RUNAKAY

Runakay también trabaja con los Objetivos de Desarrollo Sostenible – ODS, que propone la Organización de las Naciones Unidas - ONU, en una agenda 20-30, básicamente con los objetivos concernientes a salud.

Esto abarca los proyectos: “Corazón en la maleta”, que es orbe tres; bienestar y salud, en el que se encuentran las iniciativas “Doctores Runakay”; “Sueños de Runa”, un sub apartado de Runakay, debido a que los doctores son los que visitan los hospitales en las noches vestidos en pijama; y “Pajaritos de papel”, que se ejerce con los centros penitenciarios para reamistar a las personas que se encuentran privadas de la libertad a través de amistad y felicidad.

También desarrollan el orbe D, “Mundos lúdicos”, donde está el ODS 2, el cual trata sobre la educación y se trabaja con comunidades.

Runakay trabaja con comunidades activas, que permite brindarles un control y seguimiento continuo. Hizo presencia en hospitales como el Almanzor Aguinaga Asenjo, Las Mercedes, Belén de Lambayeque y Regional, creando vínculos de amistad y calmando el estrés del personal que en ocasiones se siente vulnerable.

 

ALIANZAS

Runkay obtuvo reconocimiento en el 2018 con el Premios ‘Protagonistas del Cambio’, otorgado por la Universidad de Ciencias Aplicadas - UPC, la cual asoció a la organización. Asimismo, el Ministerio de Cultura y la Unidad Ejecutora Naylamp han suscrito alianzas con la organización para el trabajo cultural.

También existen alianzas con algunos medios de comunicación, universidades y entidades de Chiclayo, a las que Runakay brinda talleres dirigidos a su personal.

De los vínculos creados con las diferentes entidades en Chiclayo, Runakay formó alianzas con escuelas nacionales e internacionales de clown. Por ello, Miguel Antón considera que esto han contribuido a que se siga cosechando emociones y voluntad de transformación en diferentes personas y comunidades. Pretende seguir formando personas haciendo que descubran su payaso interno, además, crear interacción entre paciente y payaso.

Leer más


ALEXANDER YOVERA YNOÑÁN: “SÍ ES POSIBLE PROMOVER EL TURISMO SOSTENIBLE EN LOS DISTRITOS”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1145

  comentarios   

  • Es el director de la empresa “Ruta del Explorador”, la cual contribuye al desarrollo y la economía del distrito de Íllimo.

 

Un profesor de institutos y escuelas gastronómicas sintió afinidad por la cultura del distrito de Íllimo, su lugar de residencia en la actualidad. Pese a no ser natural de la zona, puesto que nació en Bagua, Alexander Yovera Ynoñán emprendió el proyecto ‘Ruta del explorador’, que hoy en día tiene más de tres años de consolidado, con la finalidad de promover el turismo norteño y contribuir con el desarrollo de la “Tierra del Tumi de Oro”.

 

Alexander Yovera nació en 1988 y es activista de la región. Maneja el cargo de jefe de Alimentos y Bebidas en un restaurante de Monsefú en el que labora hace un año y 10 meses brindando servicios a una agencia de buses. Asimismo, ejecuta el proyecto ‘Ruta del Explorador’ realizado en Íllimo, el cual promociona la Ruta de la Miel, incluyendo su degustación, el guiado turístico y el equipo adecuado para conocer el desarrollo de la apicultura.

 

PERFIL

Es natural de Bagua - Amazonas, pero sus padres lo trajeron a Chiclayo a los seis meses de nacido por lo que se siente un chiclayano más. Terminó sus estudios secundarios en uno de los colegios emblemáticos de la ciudad, los superiores en un instituto y siguió algunos cursos universitarios.

Tiene en mente algunos proyectos y desea estudiar una segunda carrera ligada al Marketing Turístico para el 2021.

“Me he trazado como meta, a corto plazo, realizar una segunda feria turística que plasme distintas características y modelos de otros lugares adaptados al distrito de Íllimo. Asimismo, deseo acrecentar la clientela de la empresa, ya que contribuye a varios aspectos en lo que concierne a lo social, económico y está alineada al desarrollo y turismo sostenible”, destaca.

 

RUTA DEL EXPLORADOR

El proyecto comenzó como una página web en la que se difundía contenido propio de la región. Así, se convirtió, en junio de este año, en una agencia de turismo encargada de realizar tours y servicios con el objetivo de acrecentar el turismo de Íllimo, el norte y exponer la cultura local.

“La agencia brinda capacitaciones y junto con la Hermandad Niño Dios de Reyes de Íllimo hemos realizado dos foros orientados a promover las buenas prácticas de manipulación de alimentos y la atención al cliente, con miras a la feria del 2020, que se realizará los primeros días de enero en el Parque Principal del distrito”, comenta.

Alexander Yovera se reunió con autoridades de la Municipalidad Distrital de Íllimo para establecer un reglamento interno, en el cual, se disponga de medidas de seguridad para la realización de la Feria Apícola. Lo que implica que la institución brinde los espacios a otras empresas, pero, con el compromiso de brindar capacitación en lo que respecta al uso de uniformes, mandiles, garibaldi (que impide que el cabello caiga a los alimentos), uñas cortas, uso de tachos de basura en lugares apropiados, servicio rápido, entre otros.

 

INTEGRANTES

La agencia ‘Ruta del Explorador’ tiene como integrantes a Alexander Yovera, su esposa y su hijo, lo que corresponde a la oportunidad de presentarse como núcleo, crear integración, la protección del patrimonio, de los hábitos y costumbres junto con las tradiciones quede un legado a futuro; es decir, lograr que la empresa perdure en el tiempo.

Alexander Yovera tiene como meta integrar a voluntarios que puedan aportar al desarrollo de la empresa. En julio el proyecto trabajaba de la mano con sus alumnos en las ramas de ecología, gastronomía, cultura, festividades, entre otros.

 

PRESENTACIÓN DE LA FERIA APÍCOLA

Íllimo, más conocido como “Capital de la Miel de Abeja”, tiene como principal atractivo la producción de la miel. Alexander Yovera recoge esta característica para la empresa difundiéndola y forjando a que el público presencie una experiencia única del mundo apiario y la recuerde siempre.

La presentación de la Feria Apícola se realiza desde la década de los 50. Sin embargo, Alexander Yovera, para el 2020, pretende darle mayor realce a través de las capacitaciones en pro del desarrollo con un contenido salubre, en el que el público sienta que la feria se preocupa por el consumo de los alimentos en condiciones apropiadas, además, de otorgar un servicio adecuado.

“Las actividades que hemos realizado hasta el momento nos dan convencimiento de que sí es posible promover el turismo sostenible en los distritos”, manifiesta.

 

 

ALIANZAS

‘Ruta del Explorador’ posee un acuerdo interinstitucional con la Municipalidad Distrital de Íllimo, en la cual la empresa se compromete a apoyar de manera gratuita en lo que respecta a la organización para que la comuna se encargue solo del financiamiento.

Hace un mes, para el aniversario de Íllimo, se realizó un festival denominado ‘Multicultural’, en donde la municipalidad del distrito tuvo a cargo el presupuesto para los pasajes, el honorario de cada integrante, el alquiler de los stands y equipo de sonido. Sin embargo, la parte organizativa fue ejecutada por la agenda.

Alexander Yovera espera contribuir al desarrollo del distrito de Íllimo y de la región. De tal manera, que las personas se sientan identificadas con su ciudad, aumentar la economía local y que la cultura se haga conocida para toda la sociedad.

Leer más


LULA BOTEY ACUÑA: “EL LÍMITE EN LAS VENTAS ES EL CIELO”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1145

  comentarios   

  • La empresaria del rubro inmobiliario heredó de su familia la vena para los negocios.

 

De vender chupetines a vender casas. Miryam Botey Acuña nació en Chiclayo hace 40 años, fruto del matrimonio entre Gladys Acuña Zamora y Narciso Botey Salvador, aunque son pocos los que saben que en realidad ese es su nombre, pues la conocen como Lula, apelativo ganado debido a que a su hermana Maricarmen, dos años mayor, tenía una muñeca de ‘La pequeña Lulú’ y la llamaba así, pues era muy pequeña aún para pronunciar su nombre real.

 

“En el colegio cuando llamaban por lista y mencionaban Miryam no solía hacer caso porque no estaba familiarizada con ese nombre. Amo Lula, Lula es mi marca, mi sello personal”, explica.

 

INFANCIA

Señala que desde pequeña tuvo claro que quería ser una empresaria independiente dedicada a las ventas. Apenas cursaba los primeros grados de la primaria y ya se había hecho conocida por vender chupetines y papeles para cartas en el colegio religioso donde estudiaba.

“Las monjas me llamaban la atención, pero yo estaba más desesperada por cobrar lo de mis ventas a la hora del recreo”, cuenta Lula Botey, quien conforme fue creciendo empezó a vender otras cosas como productos de belleza. “Mi mamá era la que estaba inscrita, porque yo no podía por la edad. Sin embargo, me encargaba de venderlos”, recuerda.

No obstante, este ímpetu por los negocios fue algo que heredó de su familia. La empresaria recuerda que junto a su hermana jugaban a las muñecas en el restaurante que sus papás tenían en el Pasaje Woyke, pero tras caer su papá enfermo empezó a asumir responsabilidades en la empresa familiar.

“Mientras mi mamá cuidaba a mi papá, nosotras teníamos que ayudarle en el negocio. Mi hermana era muy vergonzosa, no le gustaba mucho atender a los clientes, entonces prefería irse a la cocina, en cambio a mí sí me gustaba. Estaba en caja haciendo las sumas y restas, las boletas, atendía a la gente y cuando era verano me encargaba de repartir los refrigerios al personal de los bancos aledaños”, evoca.

Apunta que los negocios que su familia tuvo en general fueron: una renovadora (propiedad de sus abuelos), una distribuidora de productos de algodón Pima para bebés, trabajos extras en costura que hacía su mamá (todo lo relacionado a vestidos de primera comunión y confirmación) y el restaurante ‘Una hora contigo’, que luego pasaría a ser ‘Restaurante pizzería Ciso’, en honor a su papá.

 

GOLPES

La empresaria señala que en 1989, cuando ella tenía 10 años, falleció su padre a la edad de 39 y en 1990 sucedió lo mismo con su hermana menor, Rossana Paola. Aquellos episodios marcaron su vida e hicieron que sus ya adquiridas responsabilidades se hiciesen mayores.

“Hubo una época en la que Chiclayo estuvo muy sucio por una huelga de los trabajadores municipales, lo cual hizo que un virus ataque a tres niños, dentro de los cuales estaba mi hermana, quien tenía nueve meses y estaba en pleno proceso de gatear, pero debido a esa enfermedad quedó prácticamente paralítica. Mediante la rehabilitación pudo recuperar un poco la psicomotricidad, pero quedó como una niña de cristal, teníamos que cuidarla de todos los ambientes. Falleció a los tres años y medio”, recuerda.

A partir de allí la figura de su tía, Miriam Acuña Zamora, tomó un papel más preponderante en su vida, al punto de considerarla como una segunda mamá. Hace cuatro meses que falleció y Lula Botey recuerda así un episodio de su vida: “Cuando estaba en el colegio quería ser actriz y junto a mi tía estábamos viendo escuelas de actuación en México, pero mi mamá consideraba que aún era muy chiquita para irme y no me dejó. Era natural que sea sobreprotectora, pues había perdido a su esposo y a una hija”, rememora.

 

INMOBILIARIA

Botey Acuña relata que, a la par de estudiar Administración, trabajaba vendiendo acciones de las empresas Luz del Sur y Telefónica. Tras salir de las aulas, empezó su trayectoria laboral cerrando afiliaciones en una administradora de fondos de pensiones, para luego pasar a una conocida entidad bancaria de la cual guarda gratos recuerdos, pues sus compañeros y el jefe de operaciones eran las mismas personas a las cuales ella les llevaba el refrigerio cuando era niña.

“Me decían que no podían creer como esa niña chiquita que llegaba a dejarles los refrigerios ahora trabajaba con ellos. Luego pasé al rubro financiero y terminé en el sector telecomunicaciones, hasta que viajé a España por dos años donde llevé unos cursos complementarios de Administración Financiera y Marketing”, apunta.

La empresaria relata que tras aquellas experiencias recaló en el mundo inmobiliario, aunque su llegada fue “como jugando”, pues se debió a que una amiga le comentó que quería comprar un departamento y al cabo de unos días otra amiga le dijo que estaba vendiendo uno.

“Hice la intermediación para la venta del departamento y me gustó. Así empezó todo hace cinco años. Luego conformamos junto a mi novio, quien hoy es mi esposo, la empresa que lleva mi nombre y se dedica a brindar servicios inmobiliarios. Somos un complemento, él es mucho de procesos y yo me encargo del lado comercial. A la fecha ya contamos con un equipo que trabaja a nuestro alrededor”, explica.

Con la experiencia de vida a cuestas, Botey Acuña aconseja a los jóvenes que cuiden siempre su nombre y la palabra empeñada, pues considera que esta vale “más que mil papeles firmados”, pues es un capital invaluable.

“Les diría a los jóvenes que la mejor universidad es la vida, las experiencias que uno adquiere día a día. Les exhorto a que hablen siempre con la verdad y le pongan pasión a lo que hagan, porque al menos en las ventas el límite es el cielo. Uno puede alcanzar lo que quiera en la vida. Luchen manteniendo siempre una actitud positiva”, resalta.

Leer más


LUIS MECHÁN RUÍZ: “LA ODONTOLOGÍA ME ABRIÓ CAMINO A UN CERTAMEN DE BELLEZA”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1145

  comentarios   

  • Odontólogo de profesión, se involucró con certámenes de belleza realizando su trabajo como jurado del Miss Sonrisa en el certamen de belleza Miss Perú Lambayeque.
  • Su profesión lo ayudó a obtener las experiencias más gratas en su vida.

 

La odontología le permitió a Luis Mechán Ruíz involucrase en certámenes de belleza. Hoy en día ocupa el cargo de director regional del Miss Perú Lambayeque, concurso que le permitió iniciarse como auspiciador y jurado para elegir a la mejor sonrisa lambayecana, cargo desde el que aprecia la esencia personal de cada candidata y el reflejo de su belleza.

 

Laborando en el certamen Miss Perú Lambayeque, Luis Mechán Ruiz, ya tiene muchos años. Recibió la invitación formal por parte de Jessica Newton, directora del Miss Perú en Lima y ex-reina de belleza, para después pasar por la entrevista, llegar a un acuerdo con los representantes y concretar con el cargo de director regional del certamen.

 

VIDA

Luis Mechán nació en Chiclayo en 1984. Estudió en el Colegio Manuel Pardo y realizó sus estudios superiores en Lima. Ha realizado distintas actividades en el deporte, pudiendo representar a su colegio, universidad y algunos clubes de Chiclayo en campeonatos de básquet. Además, de realizar su maestría, doctorado y ejercer la carrera de Odontología por 10 años.

Consolidó su propia empresa: “Santa Lucía Centro odontológico”, que ya tiene cuatro años y medio. Jamás pensó que su carrera como odontólogo lo llevaría a participar de certámenes de belleza a nivel local y nacional, tampoco a representar a la región con el cargo de director del Miss Perú Lambayeque, pero se siente agradecido.

“La odontología me abrió camino a un certamen de belleza”, señala.

 

RETO

Para Luis Mechán, ser el director regional del certamen es un reto. Previo a su función hubo conversaciones, no solo con Jessica Newton, con quien se encontró en la primera reunión, sino también con otros directores a nivel nacional, debido a que el concurso se realiza en diferentes ciudades del país.

La experiencia que compartió con otros directivos de nivel internacional, por las franquicias del certamen, creó un sentimiento de gratitud en Luis Mechán. Para él, la planificación de este concurso vinculó a los organizadores constituyendo una familia alegre y unida con la que mantiene conversaciones diarias.

“La organización del certamen ha mejorado en su totalidad hasta tener un equipo involucrado a contribuir con la belleza lambayecana. He creado lazos con todo el personal organizativo, desde la presidenta Jessica Newton hasta los integrantes que trabajan con las mises, además de los que tratan el rubro legal, administrativo, de marketing, entre otros”, comenta.

 

ACTIVIDADES A REALIZAR

Como director del Miss Perú Lambayeque, Luis Mechán posee actividades pauteadas a realizarse para el 2020, entre ellas se encuentran: una pasarela de modas pro beneficio de una casa de refugio, en la cual la planificación está casi culminada y un concurso de trajes alegóricos, que promoverá la cultura.

Además, invitó a Alessander Valero, coach de pasarela a nivel internacional, quien compartió su experiencia con las mises mejorando su capacidad de desenvolvimiento. Luis Mechán pretende volver a invitarlo en enero o febrero del 2020 con la finalidad de fortalecer en las candidatas su expresión corporal. Hoy en día ejecuta el trabajo con relación al Miss Teen Lambayeque y planifica otro certamen que se desarrollará en agosto o septiembre del 2020.

“En el ámbito profesional busco consolidar mi empresa, que con el tiempo Santa Lucía Centro Odontológico se vuelva reconocida por su buen trabajo. Cumplir con sus títulos profesionales a través del desempeño que se le ofrecemos a los pacientes”, indica.

Asimismo, respecto al certamen, desea que Lambayeque aumente su representación a nivel nacional y una de las candidatas traiga una corona para la satisfacción de todos los lambayecanos.

Leer más


JOSÉ DONGO ÁVALO: “APRENDÍ A CONVERTIR MI PEOR DESGRACIA EN UNA FORTALEZA”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1145

  comentarios   

  • El empresario chiclayano hoy desarrolla, en paralelo a sus negocios, el proyecto de un hospital pediátrico para niños con cáncer.

 

A José Dongo Ávalo la vida le cambio de un momento a otro. El exitoso empresario de la marca ‘Marakos’, hoy 490, conoció a Celeste Alcántara Bay cuando este tenía 23 años y ella 18. Por aquel entonces trabajaba como visitador médico e iba con frecuencia a una entidad bancaria en la cual ella laboraba como anfitriona. “No fue difícil enamorarse, era una mujer encantadora y físicamente muy hermosa”, revela el empresario, quien tras cinco años como enamorados, se casó con ella.

 

Dongo Ávalo, es el mayor de cuatro hermanos, cuenta que su vida no fue fácil. Hijo de un funcionario público y una asistente social, revela que su infancia fue austera, lo cual le dio el ímpetu de cambiar el horizonte de su vida que entonces no parecía favorable. Fue así que ya casado con Celeste, una mujer muy competitiva, ambos decidieron emprender un negocio propio. Siendo la gastronomía uno de sus pasatiempos, sacaron una pequeña parrilla a la calle y empezaron con el negocio de las carnes. De eso hace ya 25 años.  

 

ENFERMEDAD

A la par de los negocios, el matrimonio Dongo Alcántara fue consolidando su amor, fruto del cual nacieron José Mariano y María Celeste. Sin embargo, la noche del 17 de marzo del 2018 la vida del próspero empresario empezaría a dar un giro de 180 grados.

Cuenta que aquel día su esposa tuvo un pequeño cólico, lo cual motivó que a la mañana siguiente fuesen a una consulta médica en la que el galeno les informó que podría tratarse de un posible cáncer.

Fue así que Dongo Ávalo y su esposa viajaron a Lima para que le realizasen una gastrectomía, procedimiento mediante el cual le detectaron un cáncer en cuarto grado que - “salvo un milagro”, como le dijeron los médicos, era poco posible de curar. A partir de ese momento pasaron siete meses hasta el día en que Celeste Alcántara dejó de existir terrenalmente el 17 de diciembre de ese año.

“Celeste nunca tuvo nada, era muy deportista y cuidadosa con sus alimentos. Llevaba un régimen de vida muy correcto, pues sabía que tenía cierta tendencia genética por parte de sus padres a tener ese tipo de enfermedades. Estas son las cosas que a uno le hacen preguntarse cómo es que hay gente que lleva una vida muy desordenada y no les pasa nada. Sin embargo, el cáncer de mi esposa fue muy difícil de detectar”, menciona.

 

LECCIONES

Dongo Ávalo recuerda que durante esos siete meses Celeste Alcántara se encargó de prepararlos tanto a él como a sus hijos para cuando llegase el momento de partir. “Decía que esas eran decisiones de Dios que debían respetarse, que la vida no le pertenece a uno, que aquí estamos solo de tránsito y su misión habían culminado”, rememora.

Señala que tan solo una vez vio a su esposa derramar una lágrima durante los siete meses que batalló contra la enfermedad, la misma que - afirma - libró dignamente.

“Tuve un choque muy fuerte con la realidad cuando se hizo una junta médica en Lima y me aconsejaron que no gaste más dinero porque el cáncer de mi mujer era terminal. Uno de los presidentes de la clínica me advirtió que si hubiese alguna parte en el mundo donde pudiesen curar a Celeste, me lo diría, pero no la había”, apunta.

 

‘VIDAWASI’ 

Fue a partir de esa experiencia que José Dongo decidió darle un nuevo su vida y se sumó a la iniciativa de su hermano Jesús: ‘Vidawasi’, proyecto que ya inició y busca construir una miniciudad de 12 hectáreas donde tendrá lugar el primer hospital de cáncer infantil en el Perú, ubicado en Urubamba – Cusco, destinado a atender a niños de poblaciones vulnerables y escasos recursos.

“Hay mucha gente que no muere precisamente por el mismo cáncer, sino por la indiferencia de los demás. El que haya vivido una experiencia tan de cerca me hizo conocer la realidad de muchos niños enfermos de cáncer. Si ya de por sí es triste que muera una persona de 40 o 50 años, lo es mucho más cuando se trata de un niño que puede ser la esperanza de una familia, de una comunidad y en general de todo un país”, resalta.

El empresario explica que actualmente la salud pública se encuentra venida a menos, sobre todo para enfermedades que suponen un costo alto de tratamiento como es el cáncer. Apunta que, por ejemplo, en el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas apenas hay un pequeño pabellón pediátrico, por lo que ‘Vidawasi’ surge para llenar ese vacío.

“Me llamó la atención el enterarme que la hija de uno de los especialistas en cáncer del Hospital Almanzor Aguinaga falleció siendo niña justamente de esa enfermedad. Son ironías de la vida. Uno nunca sabe lo que le va a tocar. El tener que vestir a mi esposa y ponerla en un cajón me hizo darme cuenta que uno se va de la vida sin nada. De todo lo que acumulas en bienes no te llevas nada, por eso yo quiero irme sabiendo que estoy dejando algo para los demás”, enfatiza.

 

NEGOCIOS

Por otro lado, el empresario señala que tiene como unidades de negocio los dos locales de 490, Lumbra y Casa Sipán, los cuales busca consolidar, pero siempre priorizando a su familia por encima de todo, pues su forma de ver la vida ha cambiado.

“Si de algo debo estar seguro es que nunca debo estar seguro de nada. Aprendí a convertir mi peor desgracia en una fortaleza. Celeste me enseñó muchas cosas y dejó dos hijos fabulosos a quienes siempre les digo que el dinero es importante en la medida en que los ayude a desarrollarse, pero si les sirve para comprarse carros, licores exquisitos y en general llevar una vida superflua, entonces no sirve de nada”, finaliza.

Leer más


ANDY ARRASCO ALVA: “NO ME LIMITO A REALIZAR LO QUE ME APASIONA”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1145

  comentarios   

  • Andy Arrasco pretende conformar su propio estudio audiovisual en el que pueda desarrollar la edición de contenido.
  • Además de fotógrafo es tuno y ejecutante de música afroperuana.

 

Trabajar en el extranjero le permitió a Andy Arrasco Alva cumplir con una de las metas trazadas al iniciar su carrera como comunicador. Actualmente se dedica al ámbito audiovisual con la producción de fotografía, video y publicidad, preferencia que nació desde muy pequeño al visualizar documentales que su padre grababa para él en formato VHS.

Andy Arrasco Alva se dedica al rubro audiovisual desde el 2010, año en el que se independizó creando la empresa denominada “Andy Arrasco”, la cual se dedica a realizar fotografías y videos de bodas, además de producir piezas publicitarias para empresas que solicitan desarrollar e impulsar su marca.

 

AMOR POR EL AUDIOVISUAL

Recuerda que cuando era niño su padre grababa y almacenaba en VHS los documentales que Panamericana Televisión transmitía, debido a que en los años noventa los programas de dicho canal se transmitían en vivo y no se repetían usualmente. Admiraba los planos abiertos de cada imagen, los cuales mostraban paisajes, montañas y la naturaleza en sí.

Creció y sintió amor por la música conformando la Tuna de la Universidad Nacional Pedro Ruíz Gallo, de la cual es egresado. Asimismo, hace 10 años se desarrolla con el rol de percusionista tocando las panderetas, castañuelas y el cajón peruano.

Al cursar el quinto ciclo de la universidad fue videoreportero de diferentes medios de comunicación local, labor en la que aprendió a amar la cámara para después involucrarse con el audiovisual y la publicidad, desarrollando su trabajo a nivel nacional e internacional.

 

RUBROS

Andy Arrasco se desempeña como fotógrafo y videografo de bodas, en las que plasma la importancia de un matrimonio y el amor capturado en una pieza audiovisual realizada de manera externa (en campo), o en algún estudio fotográfico. Se independizó con la finalidad de hacerse conocido con su mismo nombre y formalizarse como empresa, la que actualmente posee los equipos adecuados de producción y edición.

Además, con la experiencia obtenida a lo largo de su vida, hace cuatro años labora como publicista de diferentes marcas locales y nacionales plasmando la creatividad de una idea a través del trabajo técnico audiovisual, la edición y la entrega del producto final que la empresa solicitó para publicitarse.

 

EXPERIENCIA

En el 2018 el buen trabajo de Andy Arrasco dio pase a una oportunidad de trabajo en Ecuador. Fue contratado para cubrir una boda por ecuatorianos, trabajo que tuvo participación conjunta de profesionales dedicados a diferentes ramas del audiovisual. Sin embargo, considera que las personas con las que trabaja deben poseer su confianza en lo que concierne al desempeño, buen trabajo, eficiencia y criterio para realizar sus funciones.

El equipo realizó una labor que duró tres días, por lo que las familias de los casados se sintieron complacidas. La experiencia ganada para Andy Arrasco fue satisfactoria, debido a la oportunidad de salir del país a representarlo, hacer lo que ama y, a la vez, mostrar su trabajo profesionalmente.

Ha participado en conferencias y eventos de empresas importantes en el país. Una de ellas es Backus, en la cual laboró para una actividad navideña con sus trabajadores, logrando, gracias a su esfuerzo, un producto de altísima calidad. Además, tuvo participación en actividades políticas con cierres de campañas de diferentes candidatos.

 

ORGANIZACIÓN

Andy Arrasco considera que la organización es la clave para la obtención de un buen producto, lo que implica tener tiempo para explotar su creatividad, debido a que los rubros a los que se dedica son muy distintos. Dividió su trabajo en dos partes: de lunes a viernes realiza publicidad para las marcas y los fines de semana labora en bodas.

Para él un producto audiovisual de una pareja implica tener claro y específico lo que ellos desean que se plasme, además de las personalidades de cada uno y las limitaciones que se den por preferencia. Por otro lado, considera que la publicidad le permite realizar de todo un poco, en donde sus ideas suelen tener más relevancia y menos limitaciones.

 

PROPÓSITOS

Cuenta que tiene como meta seguir especializándose en el rubro audiovisual; poseer equipos, que es todo lo que un realizador necesita para su trabajo; pulirse en la entrega de productos a las personas que soliciten y confíen en su trabajo y no conformarse con lo que llegaría a hacer, sino intentar alcanzar más de lo que ya tiene.

Pretende mejorar en el aspecto técnico, de conocimientos y acaparar con su trabajo en las marcas un lugar en el mercado chiclayano y en el nacional abrir una pequeña red. Para Andy Arrasco Chiclayo es una buena plaza de desarrollo para temas audiovisuales, pero necesita acrecentar el mercado, lo que logrará a través de su futura especialización.

Asimismo, desea implementar su propio estudio, donde maneje el contenido audiovisual a través de la edición de videos, que es lo que más le apasiona.

Leer más


CÉSAR ‘FILITO’ MIRANDA: “EL SEGURO SOCIAL SERÍA DISTINTO SI SE HUMANIZARA EL TRATO A LOS PACIENTES”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1145

  comentarios   

  • Responsable de Prensa de EsSalud en Lambayeque se despide de la institución después de 35 años de servicio.

 

Hace 35 años la vida de César Miranda Lucero dio un giro de 180 grados. De agente publicitario se convirtió en trabajador de la Red Asistencial Lambayeque – RAL, y con el tiempo en uno de los servidores con mayor llegada a los asegurados, caracterizado por su trato cordial y disponibilidad para ayudar. ‘Filito’, como es conocido por médicos, trabajadores y pacientes, se despide convencido en que solo el trato humanizado puede ayudar a revertir la crisis por la que atraviesa el seguro social.

 

“Nací en un corralón que había en la esquina de 7 de Enero y Manuel María Ízaga, donde ahora funciona el ICPNA”, cuenta Miranda Lucero, quien cesa en sus labores como Responsable de Prensa de la Oficina de Relaciones Institucionales – ORI, de la RAL ‘Juan Aita Valle’.

Si ese viejo corralón aún existiera sería insuficiente para albergar a todas las personas a las que ha ayudado como trabajador de EsSalud.

 

INICIOS COMO COMUNICADOR

Miranda Lucero ingresó a la seguridad social en 1988 como trabajador administrativo del Policlínico de La Victoria y luego fue destacado a la gerencia de la red que se ubicaba donde ahora está el Hospital Naymlap. Antes de eso había trabajado en la Dirección General de Comercio y en la Prefectura Departamental, al lado de Max Plaza Quevedo.

Su formación como periodista se concretó en la Escuela Jaime Bausate y Meza, a la que llegó con experiencia adquirida en diarios locales y codeándose con conocidos periodistas del medio, como José Ramírez Ruiz, ex director de La Industria, y Ricardo Cervera, fundador del diario El Ciclón. Fue precisamente Cervera quien lo bautizó como ‘Filito’.

“Erasmo Rojas y yo íbamos en un operativo de la Prefectura camino a Monsefú y escuchamos que a una mujer la llamaban: ‘Filo’, por Filomena. Erasmo se quedó con eso y se lo contó a don Ricardo Cervera, y este, en son de broma, me dijo: ‘Filomena, Filo… tú te vas a quedar como Filito. Ese será tu seudónimo’. Y así me quedé”, rememora.

En el periodismo, Miranda Lucero tuvo trato muy cercano con otros destacados hombres de la prensa como Claudio Baquedano, Freddy Medianero y Hubert Limo. Trabajó en radios como Star, Frecuencia 2000, JHC y Santa Victoria.

“Mi mayor satisfacción en este tiempo es haber ayudado a mucha gente. Nunca me imaginé trabajar en un hospital. Yo doy gracias a mi institución que me cambió la vida estructuralmente, porque una cosa es la publicidad, el periodismo de calle y otra la comunicación institucional, y más aún lidiar con médicos, enfermeras o ver a pacientes en estado crítico. Cualquier persona no lo resiste, porque se carga de una fuerza de dolor al escuchar los problemas o quejas. Es una carga emocional muy fuerte”, refiere.

Pese a su voluntad de ayuda, reconoce haber sentido en algún momento la impotencia de no poder hacer más por quienes recurrían a él.

“Muchas veces sentí dolor al no poder servir a mucha gente que ha venido mal, de otros lugares, con un dolor predeterminado. Simplemente no se ha podido atenderlos porque no hay ni la forma ni cómo hacerlo porque todo está copado. Eso llega a lo más profundo de tu ser si eres humano, una persona de bien social”, afirma.

 

CALIDEZ EN LA ATENCIÓN

César Miranda, quien trabó amistad con el organizador de la seguridad social en Lambayeque, el médico Juan Aita Valle, cuando este ya había dejado la gerencia de la red, asegura que distinta sería la realidad de la institución si es que se preparara a personal dedicado exclusivamente para ofrecer apoyo emocional y en la tramitación a los pacientes que acuden a los centros hospitalarios, en especial al Almanzor Aguinaga Asenjo, donde se concentra la mayor cantidad de pacientes referidos de la macroregión.

“Hay voluntarios que lo dan todo a cambio de nada, pero sería bueno que quienes ingresan a la seguridad social lo hagan con el don de servir a las personas. La persona que llega a un hospital lo hace enferma, no por diversión. El paciente no puede recibir como respuesta: ‘¡Forme su cola!’, ¡Vaya por allá!’, ¡Aquí no le toca!’ o ‘¡No le puedo atender!’. Si el paciente es hipertenso, eso puede ser muy perjudicial”, afirma.

Luego de 35 años de servicio en la seguridad social, César Miranda afirma que en Lambayeque no ha existido otro mejor funcionario que el recordado médico Juan Aita Valle, que EsSalud podría mejorar si los políticos no se inmiscuyeran en las dediciones técnicas necesarias para la gestión transparente y eficiente de los recursos, y que es urgente que se construya nueva y moderna infraestructura para la atención a los pacientes.

“Me voy con la satisfacción de haber ayudado a muchas personas, de haber cumplido con mi rol de bien social y queriendo a mis compañeros de trabajo. La brújula de mi vida cambió, cumplo 70 años y he dado lo mejor de mí por la institución. Ojalá que los políticos dejen de meterse en el seguro social, porque lamentablemente cuando se toman decisiones técnicas no se pueden aplicar porque se condicionan a los negocios y arreglos políticos”, menciona.

Miranda Lucero estudió la primaria en la escuela Nicolás La Torre y la secundaria en el Colegio Federico Villarreal, de donde egresó con la certificación de Contador Mercantil, esto último le permitió trabajar con estudios contables y auditores, en algún momento de su vida.

Leer más


VLADIMIR VILLÓN ANDÍA: “YO POSICIONÉ AL COLEGIO DE PERIODISTAS EN LAMBAYEQUE”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1145

  comentarios   

  • El decano de la institución y próximo segundo vicepresidente del Colegio de Periodistas del Perú cuenta su trayectoria y los retos que tuvo que asumir a lo largo de su carrera.

 

Vladimir Villón Andía ha defendido toda su vida los intereses de los lambayecanos, primero como policía y luego como periodista. Este año, después de 34 años de servicio, decidió renunciar a la institución tutelar para dedicarse enteramente a su segunda profesión.

 

Nació en Chimbote, pero debido al terremoto del 70 su familia emigró a Chiclayo, donde estudió toda su etapa escolar. A los 17 años y tres meses fue a Lima para postular a la Policía Nacional.  Ingresó y ocho meses después ya estaba graduado y trabajando. “Yo cumplí la mayoría de edad en las calles siendo policía”, afirma. 

 

EXPERIENCIA POLICIAL

Así, Villón Andía empezó joven y fue llenando su vida de experiencias policiales. “Fui seguridad del Estado, me he enfrentado con delincuentes, incluso he recibido una bala en el dedo y es por eso que no puedo hacer puño con una de mis manos”, cuenta.

Sin embargo, lo que más le marcó fue la época del terrorismo. “Vi coches bomba explotar en mi cara, a personas mutiladas y he perdido a varios integrantes de mi promoción. Por eso, siempre agradezco a Dios el estar con vida y que no me haya pasado nada grave”, comenta.

Pese a ello, revela que siempre tuvo ansias de estudiar. Por eso, cuando estuvo en Lima se preparó para postular a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y a la Universidad Nacional Federico Villareal, siempre aspirando a la carrera de Derecho, ya que quería seguir los pasos de su familia.

“Compré mis prospectos, me preparé, incluso estaba matriculado, pero por motivos laborales nunca pude presentarme y rendir el examen. Siempre me dijeron que primero era el servicio y ya luego los estudios”, dice.

Debido a ello, cuando se presentó la oportunidad de hacer su cambio a Lambayeque, tomó la opción sin dudarlo, pues sabía que en este departamento sus labores serían más tranquilas y podría estudiar una profesión.

“En Chiclayo empecé a trabajar en la Comisaría del Norte y sin dejar pasar mucho tiempo fui a buscar una universidad donde pudiera estudiar Derecho”, sostiene.

Fue así como llegó a la Universidad Cesar Vallejo, cuya filial estaba ubicada, en ese tiempo, en el sexto piso de la Universidad Señor de Sipán, y averiguó todo sobre la carrera que tanto le apasionaba.

 

PERIODISMO

Sin embargo, su destino no era ser abogado, pues tras inscribirse en Derecho, una profesora de la Facultad de Ciencias de Comunicación lo invitó a conocer sobre la carrera y le pareció tan interesante que decidió inscribirse y estudiar esa profesión.

“Era el mayor de toda mi promoción, pero eso nunca me afectó. Afortunadamente, pude organizar muy bien mi trabajo y los estudios. Siempre estuve en los primeros puestos de mi promoción y mi tesis ganó un concurso de proyectos de investigación”, comenta.

Manifiesta que dicha investigación giró en torno a la reputación e imagen de la Policía Nacional, tema que eligió porque cuando estaba en Lima era el encargado de ver todas las cuestiones de protocolo, así como de desarrollar campañas de comunicación en favor de la institución.

Sumado al reconocimiento obtenido por su tesis, puso en marcha un programa televisivo llamado “Prevenidos”, que consiste en orientar y aconsejar a las personas para que puedan prevenir accidentes cotidianos, todo por medio de entrevistas a expertos de diferentes especialidades.

“Conversamos con bomberos sobre cómo actuar frente a un caso de atragantamiento o con doctores para que informen sobre cómo evitar la anemia, y demás temas que ayuden a la sociedad. Yo mismo conduzco el programa que primero se transmitía por USS Satelital, luego en el canal de la Universidad César Vallejo, después en Tv Cosmos y, actualmente por Facebook Live. Este 2019 se cumplen ocho años de “Prevenidos”, cuenta.

Dado el compromiso con su profesión, ni bien culminó sus estudios Villón Andía se colegió en el Colegio de Periodistas de Lambayeque.

“En un inicio todos me decían que no me colegie porque la sede de Chiclayo estaba muerta, nunca hacían nada y que mejor fuera a Trujillo, pero como soy un hombre de retos no hice caso a esas palabras”, recuerda.

Tras dos años en la institución, asumió el cargo de director secretario del Consejo Directivo del Colegio de Periodistas y tres años después sus colegas lo animaron a postular al decanato. “Me parecía un puesto bastante grande, pero lo asumí como un reto y me presenté. Tuve bastantes opositores porque decían que cómo un policía iba a ser decano, que seguro iba a sacar información y cosas por el estilo. A pesar de eso, logré ganar y actualmente ya tengo tres años como decano”, cuenta.

Villón Andía afirma que su gestión mejoró notablemente a la institución, pues se encargó de presentarse ante las autoridades, crear alianzas con ellas y brindar capacitaciones para sus miembros y externos. “En mi humilde opinión considero que posicioné al Colegio de Periodistas en Lambayeque. Ahora, estamos en todo, pertenecemos a la Comisión Nacional Anticorrupción, a la Cámara de Comercio, al Consejo Nacional de Decanos de los Colegios Profesionales del Perú, además de firmar diversos convenios que le han dado reconocimiento a nuestro colegio”, sostiene.

Justamente fue por esa razón que el Colegio de Periodistas del Perú lo invitó a ser el segundo vicedecano nacional y este 9 de enero del 2020 juramentará en el Teatro Municipal de Lima. “Es un gran cargo que acojo con mucha responsabilidad. Debo aceptar que cuando decidí estudiar Ciencias de la Comunicación nunca pensé que llegaría tan lejos, pero todo es gracias a que he sabido asumir los retos que se me han presentado”, afirma.

Leer más


DIONICIO QUISPE COTRADO: “YO CREÉ LA PRIMERA ESCUELA DE PANIFICACIÓN DE SUDAMÉRICA”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1145

  comentarios   

  • El especialista en panadería cuenta su trayectoria y todos los beneficios que ha dejado a la sociedad.

 

Escuchar la vida de Dionicio Quispe Cotrado es sorprendente. Tiene muchas profesiones, ha recorrido gran parte del Perú y ningún lugar quedó igual tras su paso. Por eso, cuenta su trayectoria hablando rápido y sin pausas. Hay mucho por escuchar y admirar… Fue uno de los primeros maestros de panetón a nivel nacional y es el responsable de que en Chiclayo exista la primera escuela de panificación de Sudamérica. ¿Sorprende? Sí, y bastante.

 

Este hombre moreno, de mediana estatura y de risa peculiar va mencionando todos sus logros con humildad ejemplar. Es puneño, inteligente y emprendedor.

Estudió Administración y, también, Contabilidad. Gracias a esas profesiones trabajó en el cuartel militar de Chamaya. Después de un tiempo estudió panadería en la Universidad Nacional Agraria La Molina.

“El gobierno del general Velasco Alvarado contrató a maestros de universidades extranjeras para dictar cursos en carreras técnicas. Inicialmente postulé a un curso de Procesamiento de Basura, que se iba a dictar en la Universidad Nacional de Ingeniería – UNI, pero cuando me enteré que se abriría otro de Panificación en La Molina, me cambié. Cuando se abre la especialidad de panificación solo hubo 15 matriculados y se necesitaban 20 para que habrán el curso. Por suerte, llegaron cinco personas más del extranjero: dos bolivianos, un ecuatoriano, un venezolano y un colombiano. Así pude estudiar la especialidad dos años”, menciona.

 

MAESTRO PRINCIPAL

Con esos conocimientos trabajó como maestro principal en D’Onofrio. Eran los años 70 y en el Perú solo cuatro empresas producían panetones, porque la mayoría de panaderos no sabía preparlos. “Los panetones salían por millones, por ejemplo, iban seis millones para Arequipa, cinco para Huancayo y así íbamos abasteciendo a todo el país”, afirma.

Cuenta que al terminar la campaña navideña de 1974 la empresa despidió a 200 trabajadores que habían laborado en la producción de panetones. Él, presentó su renuncia y el gerente le ofreció el incremento de su sueldo en 300 soles más.

Luego, se presentó a un concurso del recientemente creado Ministerio de Alimentación, en el gobierno de Morales Bermúdez, que buscaba a instructores de productos andinos que sepan gastronomía serrana y hablasen aymara o quechua. Quispe Cotrado dominaba la primera de esas lenguas, postuló y ocupó el primer puesto.

“Me mandaron a Cuzco a trabajar. Cuando llegué los habitantes solo sabían preparar cuatro platos a base de quinua, les enseñé a hacer 20 que hasta hoy sirven a los turistas. Es bonito saber que todo lo que aprendieron conmigo valió la pena", señala.

Asimismo, fue en esa tierra que nació su iniciativa de ser profesor de panificación. "Le preguntaba  a los panaderos si sabían hacer panetón y todos me decían que no, que eso solo lo hacían las grandes empresas. Esa realidad me indignó y decidí enseñarles para que obtuvieran dinero y no dejaran todo a las industrias”, comenta.

 

LA PRIMERA ESCUELA

Lleno de pasión y con metas claras, empezó a enseñar su labor a nivel nacional. Llegó a Chiclayo con el objetivo de formar una escuela de panificación. Fue Al Servicio Nacional de Adiestramiento en el Trabajo Industrial – SENATI, y presentó su proyecto a los directivos. Se lo aceptaron y construyeron un taller. Sin embargo, por falta de presupuesto no podían comprar las maquinarias necesarias.

Esa situación no fue impedimento para Dionicio Quispe, quien gracias a un contacto pudo conseguir lo que faltaba. “Mi paisano (Máximo San Román) era el dueño de maquinarias Nova, que eran las mejores para panadería. Fui a Lima a buscarlo y le expliqué que al brindar algunos de sus artefactos a la escuela su marca se haría más conocida. Le gustó la idea y mandó a que instalen todo lo que necesitabamos", afirma.

De ese modo, formó en el 95 la primera escuela de panificación en Chiclayo y la única en Sudamérica. "He tenido muchos alumnos. Ahora la mayoría está en el extranjero y, por medio de las redes sociales, me agradecen. Solo en Chile tengo 240 egresado de la escuela porque allá no hay escuela de panificación. Hemos logrado mucho", comenta.

La escuela fue un gran avance para el Perú, pues, como cuenta Dionicio Quispe, antes la mayoría de panaderos eran empíricos. “Era difícil encontrar a alguien que haya estudiado la especialidad. Ahora eso ha cambiado”, explica.

Sin embargo, sus lecciones no solo se limitaron al ámbito de la panadería, sino que también enseñó a un grupo de mujeres chiclayanas a fabricar yogurt natural. “Muchas madres solteras empezaron a vender estos productos que eran más saludables que los comerciales”, cuenta.

Así, Dionicio Quispe es mucho más que un maestro de la panificación. “Ver que las personas aplican todo lo que les enseñé me llena el corazón”, sostiene.

Leer más


AGRICULTURA HABRÍA ADJUDICADO IRREGULARMENTE MILLONARIA OBRA: INTEGRANTE DEL CONSORCIO GANADOR NO TENÍA VIGENTE SU REGISTRO COMO PROVEEDOR

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1145

  comentarios   

Una perla más. A finales de octubre de este año, la Gerencia Regional de Agricultura de Lambayeque convocó tres Procesos Especiales de Contratación – PEC, normados por la Ley de Reconstrucción con Cambios, cuyo objeto consiste en realizar los trabajos de protección y el control de inundaciones en algunos sectores del río La Leche, para lo cual el gobierno central asignó un presupuesto superior a los 23 millones de soles.

 

Los tres procedimientos de selección fueron adjudicados en días sucesivos, entre ellos el Proceso Especial de Contratación Pública Especial N° 03-2019, con el objeto de contratar el servicio de la consultoría para la elaboración del expediente técnico y ejecución de la obra: “Creación del Servicio de Protección y Control de Inundaciones en la Margen Izquierda del Río La Leche en el Sector Culpón, Distrito de Íllimo”, cuyo presupuesto estimado supera los nueve millones 200 mil soles.

La presentación de ofertas fue realizada el 18 de noviembre, adjudicándose la buena pro el día 20 del mismo mes al Consorcio Hidráulico Culpón, conformado por la Constructora y Servicios Rodema EIRL, Negocios y Representaciones Stiven EIRL, las personas Julio César Quiroz Ayasta, Galecio Bobadilla Casas y la empresa Constructora Convecal.

Sin embargo, esta última participó como integrante del consorcio ganador a pesar que su Registro Nacional de Proveedores – RNP, estaba afectado en su vigencia, por no haber actualizado su domicilio fiscal en el referido documento, concordante con lo consignado en el Registro Único de Contribuyentes - RUC, donde aparece como domicilio fiscal  BL. V Etapa Mza. A-5 Lote 17 Urb. Monterrico – Lambayeque - Chiclayo, mientras que en el RNP se consigna como domicilio la Calle Las Margaritas 351 Urb. Santa Victoria (2 piso) Lambayeque- Chiclayo, haciéndose referencia en el mismo registro que la dirección indicada es “según información declarada en la SUNAT”, información que no resulta ser real y, por ende, no concordante con la que obra en la ficha RUC de dicho integrante.

 

¿QUÉ DICE LA NORMA?

El Art. 11 del Reglamento de la Ley de Contrataciones del Estado respecto a la actualización de información en el RNP, establece con precisión en el numeral 11.1., la obligatoriedad por parte de los proveedores de tener actualizada la información registrada en el mencionado registro, fundamentalmente para su intervención en el proceso de contratación; es decir, desde su registro como participante hasta la presentación de ofertas y su posterior adjudicación, de ser el caso.

En este sentido, precisa el cuerpo normativo que: “La falta de actualización afecta la vigencia de la inscripción en el RNP”.

En esta misma línea, el numeral 11.2. hace referencia implícita entre otros aspectos que la información legal de proveedores comprende la actualización de su domicilio, condición que la Constructora Convecal a la fecha de la presentación de su oferta y la adjudicación de la buena pro al consorcio del cual es integrante, no cumplió, en cuanto el domicilio consignado en su RNP es sustancialmente diferente al obrante en su ficha RUC, confirmándose de esta manera que dicho registro, tanto a la presentación de la oferta por parte del Consorcio Hidráulico Culpon y su posterior adjudicación, estaba afectado en su vigencia, como así lo establece el artículo precitado, razón por la cual, la condición legal del adjudicatario en este extremo, no permitía su participación en el proceso y, por ende, que sea favorecido con la buena pro. 

Expresión,con la finalidad de mantener su línea de corroboración de los hechos que se cuestionan, oportunamente pudo imprimir con fecha 26 de noviembre – días después de la adjudicación (20.11.2019), incluso antes del consentimiento de la buena pro - tanto el formato de consulta RUC de la Constructora Convecal SRL y el respectivo RNP, los cuales ilustran la presente nota, donde se evidencia los domicilios disimiles en ambos documentos que demuestran la presunta vulneración al artículo precitado y confirman la irregular adjudicación al Consorcio Hidráulico Culpón.

 

OPINIÓN TÉCNICA

A modo de tener un sustento técnico legal del hecho, recurrimos al consultor en contrataciones del Estado Jorge Chávez Pita, quien manifiesta que efectivamente la adjudicación sería irregular e ineficaz, manifestando a la vez que este hecho adquiere mayor gravedad en cuanto el consorcio ganador presentó en su oferta información inexacta, incurriendo presuntamente en una infracción sancionable la cual debe ser puesta en conocimiento por parte del titular de la entidad al Tribunal de Contrataciones del Estado, con la finalidad de que se inicie el proceso correspondiente, todo ello en base a lo establecido en el Art. 259 del Reglamento de la Ley de Contrataciones del Estado.

De acuerdo al portal del Sistema Electrónico de Contrataciones del Estado – SEACE, se encuentra publicado el Contrato N° 0128-2019-GR.LAMB/GRA, celebrado el 5 de diciembre de este año entre el Gerente Regional de Agricultura, Juan José Chapoñan Sánchez, y la Representante Legal Común del Consorcio Hidráulico Culpón, Rosa Pérez Gutiérrez.        

Leer más