up

EN MUSEO TUMBAS REALES DE SIPÁN: El fenómeno “El Niño” en exposición fotográfica

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1301

  comentarios   

Cerca de 30 imágenes de los fotoperiodistas y hermanos Teófilo y Humberto Quiroga Ramos, registradas en el libro “Alma lambayecana”, forman parte de la exposición fotográfica “Reflexionando sobre los impactos del Fenómeno El Niño en nuestra región», que se inauguró este miércoles en el Museo Tumbas Reales de Sipán, en Lambayeque, con fotografías de 1925-1926, 1982-1983 y 2017.

El evento se da en el marco del Día Internacional de los Museos, que se cumple este jueves 18. El arqueólogo Edgard Bracamonte Lévano, director del museo y gestor de la muestra, dijo que se busca generar en la población y las autoridades reflexiones sobre los impactos de El Niño, «pero sobre todo para mejorar nuestra convivencia con la naturaleza, aprender del pasado y aprovechar al máximo los efectos positivos de cada episodio de El Niño».

Bracamonte agradeció la colaboración de material fotográfico de la familia Alva Meneses, del archivo del Museo Tumbas Reales y de Nolberto Neciosup, de Eten; así como de los hermanos Quiroga, proporcionado por el periodista y escritor Larcery Díaz Suárez, a cargo de la colección “Alma lambayecana”.

“Para que ocurran los desastres deben existir eventos climáticos, pero también negligencia humana; ahí estamos apuntando”, dijo Bracamonte, recordando que estos fenómenos han ocurrido más allá del 4000, a.C. Y en la exposición se observan fotografías de El Niño del 550, de 100 años de duración. “Lo que hemos pasado en estos últimos meses y años es poco de lo que vivieron los mochicas, o en el 1100 los de la Cultura Lambayeque. “No debemos estar asustados, sino preparados e informados y por eso queremos brindar este mensaje sobre todo a los niños”, sentenció ante una delegación de escolares.

En el acto también habló Vania Távara, de la Comisión de apoyo al patrimonio cultural de Sipán. Recordó que como periodista cubrió información de El Niño en Lambayeque y Trujillo, recorriendo con Walter Alva los sitios arqueológicos afectados por el fenómeno.

Contó lo sucedido en 1991 cuando el expresidente Fujimori llegó a Trujillo para disponer obras de prevención. Entonces, el historiador Juan Castañeda encontró unas actas que señalaban que la quebrada Mampuesto, que siempre inquieta a Trujillo, podría ser afectada sino se seguían los consejos para que el agua no ingrese a la ciudad. No se atendió ello y el agua, con los ataúdes del cementerio que venían desde la quebrada inundó toda Trujillo; “lo que significó que son las personas y no los eventos climáticos, los que se equivocan”, dijo.

Leer más